Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 24 D E D I C I E M B R E D E 1933. NUMERO D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES í DIARIO I L U S T R A D O A ÑO VI GESIMÓN O VENO. NUMERO A N U N C I O S MUÑOZ O L I V E C E R C A N A A T E T U A N E X T R I Ó 20 CENTS REDACCIÓN; PRADO 9.552 SEVILLA 1 N F O RM A C I O N E S Y NOTICIAS P OLÍ TICAS E l presidente del Consejo desmiente los rumores de dificultades dentro del p a r t i d o radical E x a m e n de p r o b l e m a s U n sentido humano en la política Madrid. Visitamos ayer en su domicilio al presidente del Consejo. E l Sr. Lerroux se encontraba satisfecho y muy animoso, después de un día de intenso trabajo, en el que estudió y. resolvió diversos asuntos de Gobierno. Sostuvimos con él una brevísima conversación -L e suponen a usted- -le dijimos- -muy contrariado por ciertas dificultades surgidas en el partido radical. Se habla dé choque de tendencias entre sus amigos y se da mucho alcance a la comida que ayer tuvo usted con figuras radicales muy relevantes. -Sí; ya lo sé. Son fantasías, sin un asomo de. veracidad. A y e r en efecto, me reuní con el Sr. Martínez Barrios, con e l subsecretario de la Presidencia, Sr. Torres Campaña, y con el director general de Marruecos Sr. Alvarez Buylla. Deseaba yo conocer a fondo algunos problemas que están sn pie en las colonias y- otros que afectan a la Presidencia del Consejo, y es natural que quisiera conocer el dictamen de los técnicos, v especialmente del Sr. Martínez Barrios, que h a permanecido unos meses en la jefatura del Gobierno. Ese es todo el misterio de l a comida de ayer. E n el partido radical no. hay indisciplinas, n i disgustos. Puede haber, como los hay en todos los partidos, deseos, sugerencias, contrariedades circunstanciales, etc. pero todo ello sin l a menor trascendencia. L o que sucede- -dijo el señor Lerroux- -es que mis eternos adversarios, los socialistas, buscan por todos los medios posibles que e l p a r t i d o radical se deshaga. Sus campañas, cada vez se hacen más duras y más injustas. N o hay sino leer su órgano en la Prensa para comprender hasta qué extremo les lleva la pasión política. L o único que yo le pido a mi destino es que los eocialisjtas continúen el ataque, porque esa será m i suerte. Cada vez que la diatriba aumenta, aumentan mis adeptos y se me acerca más la opinión pública. Y o quisiera que las autoridades no persiguieran esas campañas, siempre que sea de índole personal y contra mí personalmente; lo que no puedo evitar n i evitaré, porque siento la dignidad del Poder público, es la sanción de ese ataque cuando se extienda a lo que yo represento en los momentos actuales. Claro es. que lo sucedido el viernes en el Parlamento les habrá hecho comprender que son inútiles las tentativas de. conseguir que el Gobierno se encuentre desasistido de una mayoría. ¿Qué impresión le han producido a usted estos primeros días de Gobierno? -Buena. H a y problemas de importancia, que es preciso solucionar; pero lo conseguiremos con voluntad y constancia en el trabajo. Tengo la convicción de que esta etapa de Gobierno ha de ser fecunda y se hará la labor reconstructiva que la situación de E s paña requiere. T ¿S i n que le apesadumbre el anuncio de una posible- revolución? -E s o por de contado. Y o creo que mi política está impregnada de un sentido humano y benévolo. Ciertas medidas que pronto se adoptarán han de revelarlo. Pero al mismo tiempo quiero advertir a todos que no consentiré el más pequeño, ataque a l orden y a la tranquilidad del país. Mientras yo esté en este sitio, el orden público será mantenido. S i n rigores innecesarios, pero con ia fortaleza precisa. para que todos sepan que hay autoridad y que hay que respetarla. E n Industria y C o m e r c i o R i g u r o s a inspección para los agrios que se e x p o r t e n Madrid. P o r el ministerio de Inndustriá se ha dictado la orden siguiente: Primero. A partir de lá publicación de la presente orden, y. con toda urgencia, se procederá por. las Jefaturas del Servicio Agronómico de Valencia, Castellón, A l i c a n te, Murcia, Almería, Málaga y Sevilla a l nombramiento y constitución de Juntas íns- pectóras, formadas en proporciones iguales por productores y- exportadores, cuya misión será la de efectuar una rigurosa inspección del fruto, tanto en los huertos y almacenes como en los puertos de embarque y: estaciones de expedición de la naranja. A este: efecto, y en consideración a lai urgencia del caso y a lo dispuesto en los artículos 18 y- 23 del decreto de i r de octubre de iQ 30 e instrucciones complementarias de 30 de dicho mes, se faculta al ingeniero jefe del Servicio Agronómico dé cada una de las provincias indicadas para que proceda al nombramiento, de dichas Juntas inspectoras, logrando el mejor cumplimiento de esta disposición y, lá finalidad que con ella se- persigue de evitar la exportación de la. fruta dañada. L a designación de las personas que han de constituir dichas Juntas inspectoras sera hecha de entre las que propongan, las Cámaras Oficiales Agrícolas, donde susbsistan, Cooperativas, Sindicatos Agrícolas, Asociaciones de: Exportadores y preferentemente l a Ponencia Naranjera, creada en la asamblea que. se celebró en Valencia el 17 del. pasado septiembre, y en la que tiene su representación la mayoría de las entidades legalmente constituidas, de productores y exportadores de naranja de las provincias de Levante. E l número y radio de acción de estas Juntas se determinará por el Servicio A g r o nómico de cada provincia, procurando atender las indicaciones de la Ponencia N a r a n jera. Las Juntas inspectoras empezarán a actuar tan. pronto como queden constituidas por el Servicio Agronómico, sin perjuicio de que éste dé cuenta telegráficamente a la Dirección General de Comercio y Política Arancelaria de las designaciones hechas para su ratificación definitiva? Las expresadas Juntas inspectoras cesarán en su cometido una vez que se constituyan las establecidas por el artículo 18 del decreto de 11 de octubre de 1930. Segundo. Las Juntas inspectoras a que hace referencia el apartado anterior estarán facultadas para suspender el envío de todas las partidas que, a su juicio, y de acuerdo con la aplicación práctica de las normas establecidas en el decreto antes mencionado, no reúnan las condiciones necesa- rias para la exportación. E l Servicio Oficial de Inspección A g r o nómica podrá someter a nuevo reconocimiento aquellas partidas respecto de cuyas condiciones para la exportación se hayan producido discrepancias en el sena de las J u n tas ispectoras respectivas y tedas aquellas otras en que así lo considere conveniente d i cho servicio. Tercero. Siempre que las posibilidades de las Secciones Agronómicas lo permitan L a minoría popular agraria se p r o p o n e examinar Jos expedientes de importación de t r i g o al extranjero Madrid. E l diputado por Zamora señor Carrascal, previa absoluta y unánime aprobación de l a minoría, popular agraria a que pertenece, ha formulado por escrito a la Mesa de jas Cortes el siguientes ruego: Constituidas las Cortes se hace preciso, á juicio del firmante, examinar con toda urgencia los expedientes de importación de trigo, extranjero, acordados durante la permanencia de D Marcelino Domingo en el ministerio de Agricultura, Industria y Comercio. Está, tan íntimamente. ligado el aspecto económico de los referidos actos con los administrativos y fiscales que engendraron aquella política triguera, que constituye un deber primordial de estas nuevas Cortes examinar la gestión ministerial, que acordó las importaciones de trigo extranjero. P a r a enjuiciar, debidamente los antecedentes, modos y. formas circunstanciales y desarrollo de las introducciones de trigo exótico y poder determinar si en, las mismas pudo haber anormalidad censurable o existen condiciones racionales para que entiendan, otras jurisdicciones, procede que la Mesa de las Cortes se sirva reclamar urgentemente del ministerio- de A g r i c u l t u r a y en su caso del de Industria y Comercio cuantos documentos, justificantes e informaciones existan en dichos departamentos ministeriales, sin prescindir de ningún documento, bajo la responsabilidad de quien esté encargado del archivo de les mismos de cuantos, integran los expedientes respectivos dé las importaciones y distribución de trigos extranjeros realizados con posterioridad a la orden del ministro de Agricultura de 29 de enero de 1033. Igualmente interesan los expedientes de las importaciones acordadas en las fechas y por las cantidades que a; continuactón se detallan, acuerdo de 14 de abriLde 1932, por la cantidad, de 50.000 toneladas; de 30 de abril, 100.000; de 27 de abril, ioo.ooo; de junio, 25.000; de. 13 de julio por Barcelona, de 17 de julio del puerto franco, de 19 de julio y de 21 de julio. L a importancia, de anterior examen para estás; Oortesfcaraete- rizadamente agraristas es, excepcional por cuanto la población agraria ficticiamente amparada por una tasa nominal del trigo se encuentra desde hace años sufriendo los r i gores de una ley que ni se ha cumplido ni se cumplirá en tanto subsistan. Jas críticas determinaciones que consideraron su vita iidad. 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla