Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 26 D E D I C I E M B R E D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A PAli. gara a volver al Congreso, una expedición; de electores fué a Madrid, en tren especial, para presentar el acta de diputado. Durante muchos años diputado por B o r jas Blancas, el Sr. Maciá pasaba por el político inhábil, el fanático defensor de unai cosa perdida Pero flotando en las aguas de Ja política resultaba ser un elemento pronto E l señor M a c i á es sometido a una nueva operación quirúrgica. L a a adquirir corporeidad y virulencia cada vez que por una ti otra causa se resquebrajaban! muerte. E i acta de defunción. E l miércoles se verificará el entierro. los fundamentos del régimen. Así, en 1919, cuando l a Asamblea de Parlamentarios- -eií E l señor M a c i á había r e c i b i d o los auxilios espirituales. O t r a s noticias. la que propuso, sin ser oído, que se convirtiera en Convención, llamando a l pueblo a! las a r m a s- asi, cuando el fracaso del E s E l señor M a c i á es sometido a una Humberto Torres, Ventos, José Font Pernat, tatuto de Autonomía, elaborado por l a Lligai Trahat, Nias, Cmiiüera, Escojet, Peres y Regionalista en 1919, después del cual conueva operación quirúrgica Saí is, Peres Farras y otros. menzó a germinar en su imaginación l a ideal Barcelona 24, 3 tarde. L a dolencia que de crear el Estat Cátala, y así también cuanaquejaba al presidente de l a Generalidad, do, implantada en España l a Dictadura m i Semblanza biográfica Sr. Maciá, ha tenido el triste desenlace que litar, se estableció el Sr. Maciá en Francia, se temió desde los primeros momentos. A n o mentando en París l a oficina, central de Estat D Francisco Maciá nació el año 1859 en che, en vista de que se habían acentuado duCátala. De l a escasa eficacia de la. labor reaVillanueva y Geltrú, hijo de una familia de rante el día los síntomas de oclusión intestilidada fueron vivas demostraciones el intenmodestos eomércianjtes. Bachiller en 1874, nal, se practicó al enfermo una nueva operato- -verdadera locura- -de P r a t de Molió, e l se preparó para el ingreso en l a Academia ción quirúrgica, que a su edad, y también relativo fracaso de la emisión de un emprésde Ingenieros Militares de Guadalajara, de teniendo en cuenta su estado delicado, no tito para Estat Cátala, l a mayor parte del cual! la que salió terminada l a carrera, seis años cejaba de ser una tentativa deseaperada. hubo de colocarse entre los catalanes de A m é más tarde. Inmediatamente solicitó ser desE l enfermo, que estaba en plena lucidez, rica y todas las andanzas de sus escasos; par- tinado al Ejército español de Cuba, lo que soportó l a operación con entereza; pero cotidarios en Cataluña, que, según nos cuenno le fué concedido. Capitán a los veintitrés mo su estado fuera siendo más grave, cuatro tan los Sres Casáis y Arrufat en su libro p u años, fué trasladado a Sevilla y después a horas más tarde, a las dos de la madrugada blicado recientemente, les llevaron al tristej Lérida. Allí se casó a los veintinueve años se le hizo una transfusión de sangre, escoconvencimiento de que Estat Cátala no erai con doña Eugenia Lamarca, hija de distingiendo los médicos, entre las varias personas más que un fantasma, c o n era otro fantasguida familia leridana, y ya no se. movió de que se ofrecieron, a José Sanz, chofer, de ma por aquellos tiempos l a C. N T. en que la capital catalana hasta el momento en que veinte años de edad, valenciano, y que desde abandonó su carrera militar. por entonces se apoyaban. N o era el senos hace muchos años viene residiendo en BarceMaciá el que trabajaba por l a autonomía y ¡Fué en 1905 cuando, a consecuencia del lona. por la República- -con sus viajes por A m é asalto a las imprentas del Cu- Cut y de La rica, con sus escritos y con sus discursos, en Durante todo el día, las emisoras de radio Ven de Catalunya, cuando en gestación el los que confusamente se atacaba al Estado fueron dando las noticias del curso de la movimiento de Solidaridad Catalana se proespañol; pero también, á lo que desde nuesenfermedad, y a l a Generalidad acudieron dujo l a primjra intervención del Sr. Maciá tro punto de vista, representaba el verdadenumerosísimas personas. en l a política; Condenable, como todo hecho ro espíritu de España- sino que por l a Re de fuerza, el asalto de que hablamos, enconel Sr. Maciá trabajaban el Reunión de personalidades en l a tró, sin embargo, un eco de simpatía entre pública y por muchos, todas la causas descontento de que; los militares de las guarniciones españolas residencia presidencial concurrieron a hacer posible y fácil lof en cuanto era l a respuesta a una cadena de acaecido el día 12 de abril del año 1931 E l Consejo de l a Generalidad, que estuvo agravios, entretejida por ese semanario y Resalta ello claro de testimonios tan ínreunido casi todo el tiempo en la residencia otros elementos catalanistas o separatistas, timos y poco sospechosos como el de los c i presidencial, en unión de los Sres. Compaal espíritu castellano, incluso a las mujeres tados señores Casáis y A r r u f a t que en sil nys y Casanova, do cuenta, por teléfono, i de Castilla. citado libro explican, por ejemplo, los dos en las primeras horas de l a madrugada, del viajes que hizo el señor Maciá a Barcelo Solamente un militar- -escribe Rovira y gravísimo estado del S r Maciá al presidente na durante el Gobierno Berenguer. A u t t V i r g i l i en su libro El nacionalismo catalán de l a República y al jefe del Gobierno; al advertidos todos de su viaje- -escriben- -se negó a aprobar los hechos de referenmismo tiempo, convocó para que acudiepor el camino, desde l a frontera a Barcelona, c i a Francisco Maciá, y esta actitud suya le ran a l a residencia presidencial a los cola caravana de automóviles en que viajaban valió en seguida la ¡simpatía de los catalanes misarios de l a Generalidad en Gerona, T a el señor Maciá y sus partidarios encontró y l a animadversión del Ejército español. rragona y Lérida; al Sr. Irla, a los jefes en algunos pueblos animación y aun entuFué sin duda esa circunstancia l a que i n de las minorías del Parlamento de Catasiasmo, pero en otros no vimos a nadie, y así dujo a los directores del movimiento de Soluña, Sres. Abadal, Romera, L l u h i Ruiz llegamos a Barcelona, en medio de l a mayor; lidaridad Catalana a poner el nombre del sePonseti, Simó y Llorent. Todos ellos acuindiferencia. ñor Maciá en su candidatura; pero parece dieron rápidamente, y también se hallaban interesante hacer notar que si toda aquella en la residencia presidencial, a las tres de agitación, como dice el mismo citado autor, la madrugada, el jefe superior de Policía Fueron, pues, las circunstancias, favorahabía servido para producir en el ánimo de Barcelona y los Sres. Terradellas y V e n bles- -la agitación política que imperaba en del Sr. Maciá una revelación: l a de su catos, éste último gobernador civil de Lérida. España, la circunstancial captación de votalanidad integral, l a evolución de su espítos, la masa obrera, pronta a decantarse h a L a muerte. E l acta de defunción ritu no era todavía muy profunda, juzgando cia cualquier extremismo; el difuso desconpor sus propias palabras, al explicar su potento contra l a L l i g a entre los mismos c a A partir de la hora citada, se fué acensición política, en un discurso del Congretalanistas- las que produjeron el resultada tuando la postración del enfermo. A las once so. E l Sr. Maciá afirmaba, en efecto, haber de dar l a mayoría de las actas deconcejalesl menos cinco de l a mañana, dejó de existir. indicado a los que le ofrecieron el acta, que del Ayuntamiento de Barcelona- -de traer la Se hallaban en aquel momento en l a habihabían de tener siempre en cuenta que él República- -a los que en vísperas de las electación del enfermo toda su familia, los méhabía pertenecido treinta años al Ejército, ciones se conformaban con seis u ocho puesdicos que le han asistido, el Consejo de l a que le tenía un gran cariño y que al Ejértos, que les fueron negados o regateados en, Generalidad y algunas otras personas, y del cito habría de apoyar siempre con sus i n i la candidatura de Acción Catalana. L o defallecimiento levantó el consejero de justiciativas y refiriéndose al Rey, que él más, y aun mucho de lo que está expuesto, cia, Sr. Corominas, el siguiente acta: tenía una deuda de gratitud con D A l f o n es demasiado reciente, está demasiado vivo E l honorable presidente de la Generaliso X I I I y que esta gratitud le obligaría a en l a memoria de todos, para poder juzgarlo dad de Cataluña, D Francisco Maciá, acaba ser por toda su vida partidario suyo De con imparcialidad. de morir, ¡a las once de la mañana de hoy, uno ui otro modo, es lo cierto que al conocercomo han comprobado ante mí los doctores se l a inclusión del nombre de Maciá en la T e s t i m o n i o de duelo Manuel Corachan, Augusto P i y Suñer, L u i s candidatura de Solidaridad Catalana, moviInmediatamente se comunicó la- noticia del Salle y Jacinto Vilardell. Pedro Corominas, miento que era claramente antimilitarista, fallecimiento a todas las autoridades de C a consejero de Justicia y Derecho de la Genelos militares protestaron, y el entonces cotaluña y de l a República y en los edificios ralidad, constituido en la cámara mortuoria, ronel Maciá fué trasladado de Lérida a Sanoficiales, en muchas Sociedades y casas parlevantó acta de! fallecimiento en presencia toña, y luego de diversas incidencias sepaticulares se puso la bandera a media astai de los testimonios que firman conmigo. -rado del Ejército por un Tribunal de honor. Durante toda l a mañana ha habido frente a l Coraminas, Mestre, Ventosa y Roig, Barrera, Disuelta l a Solidaridad, el Sr. Maciá fué edificio de l a Generalidad y en l a Peña def Gassol, Dencás, Santaló, Pi y Suñer, Jaime, elegido diputado, de nuevo, y, comg él se ng- Aygmdé, ¿rrq, Hwnter, Nicolaii D Olwer ¿San Jairne- aumeroso 9 aa 9 ííX. at Partir, de AYER MAÑANA FALLECIÓ E N B A R C E L O N A EL PRESIDENTE DON D E LA GENERALIDAD, MAC 1 A FRANCISCO r