Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Y era de ver con cuánto afán los jóvenes y niños acogidos al Asilo secundaban, no sólo las órdenes, sino la tarea manwl de su director v padre, iirmer obrero de la casa. (Foto S. Martines. wm E s t a r á prohibido alojar a seglares. E n cambio, con un designio piadoso de regeneración de almas extraviadas, se podrá acoger? los sacerdotes que se hallen en situación de suspensos, excomulgados y en entredicho, siempre que den muestras de arrepentimiento evidentes y deseos de volver al seno de j a Iglesia T e n d r á capacidad para cuarenta plazas por ahora, y la instalación ha de hacerse, aun dentro de normas de modestia, con garantía de que los usuarios han de disfrutar las ventajas de una instalación higiénica. Paredes estucadas, camas niqueladas, lavabos individuales con agua corriente, luz y sol. Hasta una terraza alta para que disfruten del aire libre los que no pueden salir. Y a goza un sacerdote del bienestar de aquella casa, aun antes de terminada la edificación: D Pedro Quirós y Rodenas, párroco de Alcadozo. Los trabajos están en marcha; se derribaron primeramente dos casas contiguas al Asilo, y era de ver con cuánto afán los jóvenes y niños allí acogidos secundaban, no sólo las órdenes, sino la tarea manual de su director y padre, primer obrero de la casa. E l transporte de los materiales, desecho del derribo; el acarreo de los nuevos; que algunos almacenes de la ciudad levantina facilitan en condiciones económicas. Aquellos muchachos, redimidos por la caridad sacerdotal, se esfuerzan en saldar la deuda, cooperando con el trabajo de sus manos para que el sacerdote tenga pronto un hogar donde sosiegue, plácido, las últimas jornadas de su vida. ¿Q u é límites y fronteras imponen y fijan sus iniciadores a l a empresa puesta en práctica? ¿E s solamente para la diócesis... ¿Comprende también las necesidades de la región murciana? ¿S e trata quizá de un ensayo de carácter local que pueda servir de base a los sanatorios y casas de retiro, que tan indispensables son en todas las comarcas de España? N o sé si la hora es adecuada al planteamiento y resolución de los graves problemas que suscitan las interrogantes. De momento, la urgencia del deber requiere, no más, cooperación y ayuda al edificio que va hacia arriba; cooperación de plegarias, a fin de que ia bendición de Dios lo haga prosperar; cooperación del dinero de iodos los católicos, para que los sacerdotes ancianos y enfermos tengan el consuelo de una asistencia amorosa e inteligente q u alivie su tribulación. J. P O L O B E N I T O El padre Antonio de Jo Concepción, fundador, v director del Asilo dr Lourdes.
 // Cambio Nodo4-Sevilla