Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 28 D E DICIEMBRE D E 1933. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A PAG. 24, mayoria absoluta, el acuerdo que l a Esquerrá adopte puede darse y a por hecho. E n estas reuniones de que hablamos, según parece, se han puesto de acuerdo para que el designado sea el S r Companys, y al efecto de dar carácter oficial a l a propuesta, mañana celebrará una reunión, según nuestras noticias, l a mayoría de Esquerra del Parlamento. gran relieve, que ha pasado ahora al ilomi nio de l a Historia, que se encargará de señalar sus defectos y sus cualidades extra ordinarias. comiáa oficial fueron también obsequiados con una comida por l a Generalidad de C a taluña, que ha considerado huéspedes oficiales a cuantos han venido de M a d r i d para asistir al entierro, a los señores Prieto, D o mingo, Fernando de los Ríos, Moraita, Bar- nés, Salmerón, Muñoz, Ruiz Lecina y C a- sares Quiroga. A l a comida asistieron los señores L l u y Amuella, Girau Palau y Hurtado. Después de l a comida, los citados señores se trasladaron al cementerio para visitar l a tumba del Sr. Maciá. Comentarios de Ja muerte del s e ñor M a c i á E l periódico Las Noticias ha preguntado a significadas personalidades políticas catalanas su opinión sobre l a personalidad política del Sr. Maciá y las consecuencias que supondrá su desaparición de l a escena política de Cataluña. E l S r Nicolau D Olwer, jefe del partido de Acción Catalana Republicana, ha dicho que Maciá era, n o sólo el presidente, sino el aglutinante de l a Esquerra. S u muerte i m pondrá u n cambio en l a organización del partido, que y a se había dibujado en las últimas semanas. Hasta tal punto, que las fuerzas aglutinadas en torno a Maciá y a se han convertido en una fuerza verdadera por l a conveniencia de los últimos años, es lo que se verá en un futuro inmediato. L o evidente es que l a Esquerra de ahora y a no tendrá caudillo en adelante, pues Maciá en este sentido era insustituible. Respecto a quién podría sustituirle en la presidencia de l a Generalidad, ha opinado que, pues l a mayoría del Parlamento pertenece a l a Esquerra Republicana de Cataluña, ella habrá de ser el arbitro, sin que esto suponga necesariamente que haya de imperar un criterio absolutamente partidista. E l señor Nicolau cree que un buen presidente, por estar alejado de las luchas políticas de estos tiempos, sería Salvador Albert, embajador de l a República en Bruselas. V u e l a n varios aviones durante el entierro. U n o cae al mar Durante el entierro de los restos del señor Maciá volaron sobre el cortejo fúnebre a l gunos aviones. U n o de ellos, pilotado por el jefe de l a Escuela de Aviación de l a Generalidad, S r Canudas. Este aparato ha estado a punto de ocasionar una catástrofe. Efectivamente, cuando volaba por encima de la plaza de Cataluña, advirtió el piloto que el motor no funcionaba normalmente, y ante el temor de caer sobre l a multitud, puso todo su esfuerzo en alcanzar el mar con el propósito de caer a l agua; así ocurrió, efectivamente, logrando caer cerca del muelle de Baleares. S i bien el S r Canudas se arrojó al agua antes de que llegara el aparato. Dicho aviador resultó con varias contusiones, de carácter leve. Se organizaron los servicios para el salvamento del aparato, que pudo ser salvado antes de que se hundiera. 61 señor Nicolau D 01 wer E l S r Maurín, jefe del Bloque Obrer y Campesino, ha dicho que Maciá ha tenido la suerte de desaparecer cuando había comenzado la decadencia de l a política que él representaba. E l hubiera podido retrasar algo la. descomposición de un sistema falso, pero de todos modos l a crisis se hubiera agudizado. L a Esquerra era el partido de un hombre, de Maciá, que ejercía una dictadura paternal, imponiendo sus. puntos de vista. L a Esquerra no es propiamente un partido, sino un conglomerado de pequeños burgueses, campesinos y trabajadores, masa heterogénea que gravitaba alrededor de M- aciá. A l desaparecer el eje, la Esquerra se desmoronará de una manera rápida. E n l a E s querra no existe una cohesión ideológica que le permita subsistir sin el eje. N o hay tampoco ningún hombre de prestigio que pueda sustituirá Maciá en l a jefatura. Maciá, aunque viejo, tenía una gran dosis de buen sentimiento, que le permitía i r navegando. Los que le rodeaban, personalmente, por su propio empuje, no hubieran pasado nunca de ser empleados municipales o abogados s i n pleitos. Ahora, sin Maciá, se devorarán a dentelladas. E l entierro de Maciá constituye para la Esquerra algo así como los funerales de Alejandro. El señor Maurín Regreso a M a d r i d del señor A l calá Z a m o r a Antes de marchar para M a d r i d el presidente de l a República estuvo en l a Casa de Cenónigos despidiéndose de l a viuda y de i a familia del finado Maciá. Desde allí se trasladó a l a estación; en ella rindieron honores a S. E una compañía de Infantería con bandera y música, que fué revistada por el Sr. Alcalá Zamora. Estuvo en l a estación para despedirle, el presidente accidental de l a Generalidad, con todos los ¡miembros del Gobierno; el gobernador general, el alcalde, con una comisión de concejales; el rector de l a universidad, presidente de l a Audiencia y otras autoridades; comisiones de jueces y magistrados, comisjones de jefes y oficiales de l a guarnición, a l frente de los cuales iba el general Batet; ex diputados y numerosas personas que también habían acudido a recibir al presidente de l a República. A l marchar el tren el presidente de l a República fué despedido con aplausos. Acompañaron hasta el Apeadero a l señor Alcalá Zamora, las autoridades locales y eí Consejo de l a Generalidad. E n el mismo tren regresaron a M a d r i d los ministros de Marina y Trabajo, señores Rocha y Estadella y todo el personal que forma el séquito del Presidente. Don Francisco Maspons E l señor C o m p a n y s p r o b a b l e mente, sucederá al señor M a c i á en la presidencia d e la G e n e r a lidad Barcelona 27, 12 noche. Tenemos noticias fidedignas de que se han celebrado y a algunos cambios de impresiones entre los grupos que forman el partido de Esquerra republicana de Cataluña para tomar una orientación respecto a la persona que habrá de sustituir definitivamente a l Sr. Maciá en l a presidencia de l a Generalidad. Como se sabe, en virtud de lo que dispone el Estatuto de Cataluña, el presidente lo nombra el P a r lamento; como en éste l a Esquerra tiene Por último, D Francisco Maspons, jefe del partido nacionalista catalán, opina que el Gobierno español sufriría una grave equivocación s i considerase que l a desaparición del primer presidente de l a Generalidad había de alterar l a manera de ser de los catalanes y de Cataluña, y se inclinase hacia una política que no fuese l a de dar l a debidaf satisfacción a los problemas que, por haber El señor Carrasco Formiguera sido durante tanto tiempo mal enfocados y E l S r Carrasco Formiguera, del partido mal solucionados, han originado una serie de de Unión Democrática de Cataluña, ha dicho: graves perjuicios, tanto en España como en L o s que hemos respirado el ambiente de Cataluña. Madrid, hostil en todo momento a las liberH a y sin embargo, algo indiscutible, y es) tades de Cataluña, hemos podido apreciar que existe una ley natural, en virtud de lá que l a figura del S r Maciá era respetada cual el usufructo del Gobierno gasta. y e l hasta por nuestros enemigos. N o conozco en partido de Esquerra, que desde l a proclamadetalle las interioridades del partido de l a ción de l a República h a podido ejercerlo Esquerra; pero, según l o mucho que a este como pocas veces, h a sufrido el desgaste respecto se ha hablado en los últimos tiempos, creo patente una honda crisis en el propio de ejercicio intenso del Poder. L a única posición eficaz, por l a cual un partido seno de dicho partido, debido, más que nada, a las divisiones existentes entre los diferen- puede rehacerse ordinariamente, es l a de tes grupos capitaneados por Companys, Den- situarse en l a oposición. Creo sinceramente que l a solución que más puede convenir a cás, Ayguadé y otros prohombres izquierla Esquerra y a Cataluña, es l a de que, desdistas, todos afiliados hasta ahora a l a pode el momento que ha desaparecido l a figulítica de l a Esquerrá. ra que representaba el cambio de régimen Estas divisiones han sido contenidas hasta operado en Cataluña y l a actuación que le la fecha por los ascendientes que indiscuti- hizo materialmente posible, gobierne en C a blemente ejercía l a figura de Maciá sobre taluña, no un partido, sino el esfuerzo conlos demás elementos del partido. Con l a junto de todas aquellas energías que, situamuerte del S r Maciá creo probable una das en diferentes campos, pueden unirse en agudización de dicha crisis, que puede re- el común de l a voluntad y reconstituir á portar el desmoronamiento total de l a fuerza Cataluña. Cuando el encauzamiento de lo política ejercida hasta ahora por l a Esquemucho que aún queda por hacer esté termirra en Cataluña. nado, se podrán pensar en Gobiernos de Respondiendo a otra pregunta, el S r C a- partidos, y por lo tanto, en uno netamente rrasco ha dicho que l a sustitución del señor de izquierda o de otras tendencias. Maciá en l a presidencia de l a Generalidad ha de tener un carácter de interinidad, porque el resultado de las elecciones pasadas Demostración de duelo puso de relieve una tendencia de reacción contra l a Esquerra, y, por tanto, cree que Tarragona 27, 12 mañana. Con motivó el resultado de las elecciones municipales del fallecimiento del presidente de la Genepuede provocar, en fecha relativamente pró- ralidad, ondea la bandera a media asta en xima, una disolución del Parlamento, y, como los edificios públicos, Sociedades políticas, consecuencia, l a elección de un tercer presiBancos y Consulados. dente de p Generalidad. E l Ayuntamiento, en corporación, se trasFinalmente ha dicho que no es el momen- ladó a Barcelona, para asistir al entierro. to oportuno para emitir juicios sobre l a perE l comercio cerró por dos horas, en seña sonalidad de Maciá, que considera de un. de duelo.
 // Cambio Nodo4-Sevilla