Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
j í En la Olimpiada de Amberes (1920) los jugadores checos de fútbol se pusieron de moda. Indiscutiblemente eran los mejores entonces pero no pudieron terminar el torneo. Protestaban de todo y no estaban conformes con nada. Cuando, ellos perdía un partido era la catástrofe. v Por fin se retiraron. Entonces, o poco después vinieron a España, donde contrataron gran número de partidos amistosos. Apareció el S parta, de Praga, con todos sus internacionales: Kada, Jauda, Mazal, Kolinatty, etc. y causó una gran impresión. Su técnica fué una novedad, y su manera de perder, otra novedad. Seguían sin saber perder. Hasta el punto de que entonces se escribió con frecuencia el ¡checos, no! en una repulsa unánime. Desaparecieron de la- circulación hispana. Ahora vuelven los checos. Probablemente, los cjiecos de ahora son mus -modestos y han aprendido a no ganar- a fuerza de perder. A todos los equipos del mundo les conviene la derrota con alguna frecuencia para que su caballerosidad y su nobleza adquieran un tono conveniente. De cualquier manera, los checos no encuentran la. medida. Antes, porque no querían perder. Ahora, porque no saben ganar. Pero ahora son más simpáticos. Gaspar Rubio, que juega actualmente con el Deportivo Nacional, ha sido silbado por los partidarios del Nacional. Se le reprocha lar de siempre: que no qtáere jugar. Se habla de su indolencia... Una vez más repetiremos que esto es una injusticia. Fué una injusticia citando jugaba con el Madrid, y los secuaces del Madrtd se indignaban. Fué una injusticia cuando jugaba con el Athletic y se pedía su expulsión. El error consiste en suponer que un jugador no juega siempre todo lo que puede, que no tiene interés. Lo que sucede es que no juega más, porque no puede, sencillamente. El caso de Rubio es bien claro. Ha ido cayendo y nó puede enderezar su prestigio. Si él pudiera! Nuestra afirmación no le gustará a Rubio, porque no es comercial. Pero conviene decirlo así, porque es la verdad y porque conviene que no se pierda el tiempo inútilmente, en espera de que un jugador quiera jugar cuando no puede. 1 cinco partes del mundo, interpretando el juego en la forma más seductora, corrientemente llamada fantasía No hace falta conocer a fondo todas las sutilezas del billar para quedar estupefactos frente a los recorridos extraordinarios que la potencia, de su taco impone a las bolas. Isidro Ribas, pese a su fama, continúa siendo un hombre modesto, cuya deportividad iguala por lo menos a su virtuosismo. Como Isidro Ribas es el único español campeón del mundo de algo- -de adorno sobre el verde tapiz- -conviene que su nombre encuentre de ves en cuando un rincón cordial entre nosotros. -J. M Racing de Santander: Pedresa; Ceballos, Gurruchaga; Ibarra, Osear, García; Pombo, Loredo, Arteche, R u i z y Cisco. Hércules: Martín; García Va o, María Salvador, Simeón, Múgica; Mendizábal, E s crits, Sanz, Tatono y Roldan (segunda partCj Hernán) L o que dicen Jos p e r i ó d i c o s E l M a d r i d en O v i e d o E n un periódico del Norte ¡escribe! stt corresponsal en Oviedo: E n el M a d r i d destacó la labor de Quincoces, siguiéndole en méritos Olivares y Re- gueiro. Con un poco más de corazón es muy posible que los madrileños hubiesen podido ganar partido, pero tanto H i l a r i o en la 1 delantera como Zamora y Quesada en la defensa constituyeron un peligro constante en, cuanto a entusiasmo y de ello se aprovecha- ron los ovetenses para archivar una; victoria obtenida sobre los campeones. Valle; que reaparecía en este match después de una larga temporada de retjro o b l i- gado por motivo de una lesión, jugó cor más deseo que acierto. Nos gustó la línea media del Oviedo su meta hizo una gran actuación de alt e L pequeño Florenza, con lo que con borrar la mala impresión que tía dV antes dejó en el icampo de íbaiondo. E n general, un partido mediocre calor, de nerviosismo y de o t r a cOtiveniencias, por elr estilo, mf de: arbitrarlo el aragonés O plio bien con su cometu? E l Sevilla, invicto, y su próximo adversario el Sabadell E l próximo domingo culmina la competición liguista, y el Sevilla continúa invicto. Buena escalada realizaron los sevillistas, pero queda el repecho más duro para llegar a la cúspide. E l Sevilla, a tales efectos, ha de saltar por cima del Sabadell, su próximo contrincante, y esto tío es tan fácil como en pnincipio parece. L a hueste catalana- -revelación de la temporada en curso- -es una de las mejores formaciones de la segunda división, y como tal se ha producido ante los a d v e r s a r i o s m á s calificados, sin distinción de campos. P o r ello, los muchachos de las Blancas camisetas habrán de extremar las precaución nes, aplioándosé- desde el primer instante dé la pugna a la practica de su juego impetuoso. rápidó y bienvligadó, qué les ha permitido el lujo de mantener en cero la casilla correspondiente a partidos perdidos. Conviene advertir que el Sabadell: es equipo más peligroso eme el Athletic madri lefio, por lo menos sobre el papel. S i n embargo, creemos que el Sevilla sabrá. una ves más salvar la dificultad, para terminar la primera vuelta de l a competición sin que haya habido quien le destruya su título de Único invicto T I ÍUXJDJE U n aÚ Racing de Santander, 4; les, 3 Hérp El billar también tiepe sus cronistas... y sus lectores. Véase lo que en un periódico francés se escribe sobre Isidro Ribas: De todos los profesionales del billar, Isidro Ribas es el que ha ganado más dinero. A lo largo de una carrera, ya dilatada, el famoso campeón español ha recorrido ¡as Alicante 27, 10 mañana. A y e r jpudo templar la afición local, en partido ami al equipo santanderino, uno de los m equipos que han pasado por el estadio din. Gustó mucho su línea delantera, J destacado del conjunto, y de todos Loredo, que estuvo todo el partido juego a su línea. L o s goals lograd los montañeses fueron fruto de su clase y como remates. a rápidas comb nes, para las que la defensa local, re vacilante; en dos de ellos, el portero te del Hércules contribuyó con f a l lidas al éxito forastero. E l equipo local con una buena lkmedios, en la primera parte contuvo bien a los, contrarios. E n la segunda sustituyó al medio centro Cuenca, que de manifiesto l a superioridad del canario, actuó al pnincipio, y el Hércules, falte piedra angular en el equipo, fué a la der. haciendo que la defensa local. fuera ins, cíente. L a primera parte terminó con empate uno; en la segunda, el Racing llevó siemp la. delantera; pero el Hércules consiguió d goals: uno preparado por Roldan, y otro pe Hernán. T Los equipos se aHnearptí as