Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
gue y el del bólido p a r a no citar más. Muy apurados nos veríamos para calificar el que ahora expira, porque se le podrían adjudicar diferentes nombres; pero entre éstos hay dos más apropiados que los restantes, uno de ellos el del tubo de la risa y el otro el del Retiro seco Téngase en cuenta que, a pesar de la regocijada apariencia del primero de ellos, existe en él un motivo igual de amargura y desilusión que el producido al contemplar las praderas agostadas, los jardines amarillentos y los árboles abrasados por la sequía. ¡No ha sido, ciertamente, un buen and para Madrid! A. R A M Í R E Z T O M E ASPECTO Q U E O F R E C E N LAS OBRAS, P A R A L I Z A DAS, DE L A CATEDRAL D E L A A L M U D E N A indebidamente la propiedad privada, con motivo de la ampliación del puente de las Ventas. También se deshicieron unas piscinas, recién construidas, para dedicar su espacio a otros usos. ¡Y viva el inquilinato! Fero no ¿s minucia precisamente el gasto de gasolina, de que se hizo eco la Prensa. Los automóviles municipales, tantos, y no puestos siempre al servicio de los que se convino en que fueran sus usufructuarios, rodaron y siguen rodando kilómetros y kilómetros, dentro y fuera del perímetro urbano, con actividad m á s intensa en los días de domingo y fiestas, que ya no son de guardar, y en sus vísperas correspondientes. Resultaría curiosa, junto con el numero y la raplicación de los vehículos, una estadística del consumo de gasolina que Madrid sufraga, mientras que los desventurados sordomudos y ciegos se ven desahuciados del edificio que antes ocupaban al final de la Castellana. Se habrá de intentar. El trotón caballo de bronce, ya restaurado, sigue sin llegar a su pedestal de la plaza Mayor, aunque le espera en vano el andamiaje que se colocó hace unos meses, y para agregar otro detalle de ornamentación habrá que añadir que otro andamiaje, el de la que iba a ser Catedral de la A l mudena, continúa en pie, ennegrecido por las lluvias y por el sol de muchos meses, como si fuera un símbolo de otros edificios de igual índole destruidos hace unos días por las llamas en diversos puntos de España. La. Feria del Libro, admirablemente organizada, comunicó vida nueva y prestó animación al Paseo de Recoletos en el mes de abril La denominación del año. Hubo diferentes años en la historia de Madrid que merecieron particulares denominaciones en virtud de sucesos ocurridos en su transcurso. Se recuerda, entre otros, el año del hambre del cólera del ciclón de! den- EDIFICIO TERMINO R E C I E N T E M E N T E INAUGURADO E N E l T E R C E R TROZO D E LA GRAN VIA. E N PRIMER SE V E U N AUTOBÚS DE DOS PISOS. P E LOS QUE ESTRENO MADRID H A C E UNOS M E SES. (FOTOS DUQUE)
 // Cambio Nodo4-Sevilla