Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA VIDA DEL SPORT UN B A L A N C E DEL A Ñ O Vicente Truebo y el ciclismo. Á participación de Vicente Trueba en l a X X V I I Vu lta Ciclista a F r a n c i a y el extraordinario éxito que obtuvo como escalador es jquiaít l a nota de más relieve del deporte español en 1933. E l pequeño Trueba ganó en dicha carrera el premio de l a Montaña, con u n cociente excepcional de actuaciones en las cuestas más duras del recorrido. H e aquí sus posiciones de llegada a lo alto de los picos de l a V u e l t a que se habían señalado para optar a l premio a que nos referimos: Bailón d Alsace, p r i m e r o Faucille, tercer o A r r a v i s cuarto; L a f f r e y no se clasific ó V a r s p r i m e r o A l l o s Cuarto; Braus, primero: P u y m a r e n s cuarto; Port, primero; Portet d Aspet, segundo Peyresourde, p r i mero; A s p i n primer o Tourmalet, primer o Aubisque, primero. F u é el héroe de l a V u e l t a a F r a n c i a del año 33 y estableció un record de grimpeur que difícilmente será batido. L o s Alpes y los P i r i n e o s fueron dominados por el corredor montañés con una facilidad d e s c o n c e r tante, y l a crítica extranjera habló de nuestro compatriota como de u n caso excepcion a l E n l a clasificación g e n e r a l d e la. V u e l t a obtuvo el sexto puesto. D i c h a prueba fué ganada por el francés Speicher, corredor en el que nadie confiaba, c o n 147 horas, s i m i nutos y 37 segundos. Pese a la discreta calidad qué entonces se adjudicaba a l vencedor, éste batió el record de l a media horar i a en el total de l a carrera. Consiguió los 29 kilómetros 715 metros por hora. E l record anterior era de 20. kilómetros 216. Se disputaron en el extranjero l a mayoría de las pruebas cláV I C E N T E TRUEBAj E l sicas, con la particuKEY D E LA MONlaridad de que los oses, TAÑA los consagrados p o r la Prensa, no siempre vencieron, n i vencieron siempre las tácticas legendarias. Muchos desconocidos, o poco menos, se adjudicaron victorias por el sistema de correr sin r e s e r v a s decir, por el sistema de lanzarse a l a carrera con el mayor entusiasmo y de forzar sin medida desde el principio. Sería interminable hablar de todas estas carreras. E n l o que se refiere a España, el número de organizaciones fué más pobre que el de otros años. Decae el ciclismo entre nosotros, y los corredores que siguen destacándose son los que se destacaban antes: Cañardo, los Montero, Cardona, Vicente Trueba, Ezquerra, Escuriet, etc. L a prueba española más importante del año fué la V u e l t a a Cataluña, en la que 4 1933 L venció el italiano Bovet y en l a que el g r u po de corredores extranjeros, a pesar de ño ser muy escogido, se mostró netamente superior al de los nacionales. G a l i c i a organizó c o n no poco entusiasmo y dio, si se quiere, l a nota más destacada de actividad en las organizaciones nacionales del ano. Primo Carnero y el boxeo. H a sido el año de P r i m ó Carnera. E n febrero, Carnera venció a E r n i e Schaaf, y éste moría en u n hospital dos días después, a consecuencia de u n golpe de mala suerte recibido durante l a lucha Se habló mucho entonces de l a necesidad de clasificar al italiano en u n a categoría especial: en l a de los mastodontes. P e r o más tarde reconocióse que l a muerte de Schaaf era un accidente y a corriente en el boxeo. E s curioso recordar que cuando Scliáaf cayó a l suelo, y a herido de muerte, parte del público protestó de lo que suponía que era una farsa... Carnera g a n ó e l campeonato del mundo de todas las categorías por su victoria sobre el campeón J a c k S h a r key en el sexto asalto. E l campeón fué tumbado bonitamente en seis rounds. E s t a h a zaña elevó de improviso l a categoría de P r i mo Carnera, pero más tarde se v i o que J a c k Sharkey, en una decadencia rápida, podía ser noqueado por cualquiera. E l challenger actual del campeón del m u n do es M a x Baer, que batió a S c h m e l i n g por k. o. en diez asaltos. E s casi seguro que el combate Carnera- Baer se lleve a efecto durante el año de 1934, y las probabilidades de triunfo, según los expertos, son para, el americano. U n a nota destacada también es el regreso a España de P a u l i n o U z c u d u n N o t a destacada desde u n punto de vista nacional. Paulino ha disputado varios combates entre nosotros. Citemos el de Ruggirello, en M a drid (venció P a u l i n o por puntos) el de G u e h n n g en V a l e n c i a (venció P a u l i n o por k. o. en el segundo asalto) el de Schonrath, en Sevilla (venció P a u l i n o por puntos) el de M a c Corkindále, efi Barcelona (venció Paulino por puntos) y su- victoria en M a drid sobre P i e r r e Charles, que le d i o e l t í tulo de campeón de E u r o p a d e todas las categorías. v A los treinta y cuatro años XJzcudua ha mostrado una vitalidad, una energía Á, sobre todo, u n corazón que asombran. -fía perdido punch y alegría en los combates; pero su tenacidad y su valentía es siempre una sorpresa 5 su resistencia sigue siendo la misma. E n R o m a últimamente, realizó l a hazaña de resistir a P r i m o C a r n e r a durante, quince asaltos. C a m e r a venció por puntos; pero el vasco aguantó estoicamente todo cuanto le desembarcó el gigante, y conservó la vertical hasta el último segundo. D e mostró que C a m e r a no obstante su g i g a n tismo y su peso, no es capaz de abatir a hombres entusiastas tan fácilmente como se había supuesto a- raíz de su combate con Schaaf. Regresó también Isidoro Gastañaga, que en M a d r i d para su hueva presentación en España, batió netamente a Bertazzdlo. L a actual forma de este repatriado permite esperar que se le enfrentará a enemigos de más categoría si no vuelve pronto a N o r teamérica, desde donde se le reclama, por lo visto. Hemos contemplado a K i d Chocolate, en su paso meteórico por España. U n gran ins- 3 COMO TODOS LOS ANOS, L A V U E L T A C I C L I S T A A FRANCIA F U E L A P R U E B A t) E M A S INTERÉS MAS LARGA D E EUROPA Y
 // Cambio Nodo4-Sevilla