Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
de botas y l a pasen la hucha, veinte veces al día. Pero así se han recaudado, s ó l o en estos días de. N a vidad, cien millo- nes de pesetas, y 1. a molestia del burgués vale menos que el consuelo. de los asistidos. Por o t r a parte, claro está que el fascismo no es una doctrina cómoda. E s una orden militar y monástica al servicio de la Patria, que es el camino que lleva Dios só- bre la. tierra. U n a orden en la que se entra haciendo votos, disciplinándose. para adelgazar el cuerpo, De su g r a n fundador, el cardenal C i s n e r os, cuentan que, alto, huesudo, traslúcido, se áde 1 g a z ó tanto, que parecía u n esqueleto. Pero a fuerza de asee- t ismo y rigor, de. virtus romana y donde han recogido estos JOS camisas pardas abren las días navideños cerca de cien millones de pesetas. moneda en los dedos, no se atrevió, por te- A s i hoy hay en el mor a engaño. Y a lejos, y con un cjastellamundo t r e s tipos de no puro, como de Santa Teresa, oyó que una hombre. E l español, de ellas le preguntaba a la vecina: que no da ni la bolsa- ¿L e han dado a usted algo, d o i a E r i tíi la vida. E l francés, gracia que dá la vida y guarda, el peto. E l a l e m á n E n los pueblos con obispo, Catedráles, reque da todo lo que tirados al sol y soportales, se consepva un haya que dar por la destello de la antigua hidalguía. E n ambio, en las ciudades, en Madrid, todo e banaPatria. L a vida, si se lidacl, egoísmo y roña. Gentes sin historia la piden, y, si se la p i y que no quieren que le vayan con historias; den, la bolsa: filisteos de todos los pelajes, que quiej en que Se la piden a todas les dejen en paz, cuando el mundo nve de horas, en todas las esarriba abajo en pie de guerra. a quinas, en la calle, en Pocas veces ha estado, como ah 3 ra, la los cafés, en la puerta civilización en. peligro. Pero mucho; tumde sus casas, los j ó bados en sus butacas, con el humo, de los venes hitlerianos, que habanos, én los, ojos, -no saben veri a. Son pasan sonando las. huesos que dicen, con optimismo pangl sssiano chas, acuciando a los y suficiencia estúpida, que en E s p a ñ a lo que remisos, pegando en hace falta es que haya mucha bur guesía, todos los cristales esos como en el resto de Europa Y es D, presellos que dicen; lacósencisamente cuanido la burguesía, nicos Contra el hamtido de la vida jy como actitud, ante 1 i e x i s- bre y el frío E n vez tencia, ha dejado de ser un hecho e tropeo, de imitar a los avanz a d o s españoles, a H o y el país m á s burgués del pl ilanela es el esos jovencitos de la nuestro. E l único en donde el tipo Habitual F U E estudiantil, no es capaz p o m a d a del menor sacri cío. E l que no saben inás que país de los que no fuimos, a la gue r r a y subir a los ministerios de los que sentimos demasiado el i idículo a demandar destinos, para ponernos un uniforme y desfilar en éstos. suben- a demancamisa dar dinero y víveres A l burgués francés, burgués a medias, le para la prole, en dessalvará siempre una cosa, aquella que ha gracia. P a r a que. tensalvado- a Francia. Eso, el ir a las incítegan comida y calor En todos los grandes almacenes se anuncia la ermada invernal ras, el jugarse la- vida. L a burguesía le i m los proletarios, ellas, contra el hambre y el frío (Fotos Presse- Bild- Zentrale. pide, al francés medio, darse cuenta 3 el p. elos camisas pardas, ligro hasta que se le echa encima. N o quiesufren el rigor de la re Estado fuerte, no quiere el fasci por que no quiere dar la bolsa. Pero gando helada; a 15 grados bajo ¿ero. ¿Q u e esto es chantas chñstiana, hizo que la España i m hay que dar la vida, la da, aunque luego perial entrase por la puerta estrecha. molesto? S i n duda, es molesto para el homvuelva á tumbarse en los divanes d 1 cafe bre adinerado que le pidan tres mil pesetas EUGENIO M O N T E S du Commerce a tejer su pequeña polít ica ra- -al mes, y es moleste para el pequeño rentisdical y a votar RepubUqae. ta que le pidan un gabán sado, y un par Berlín, Navidad de 1933.
 // Cambio Nodo4-Sevilla