Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T I SS 2 DE ENERO DE 1934. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 17. tendea hacer de la República un fuero Dell RESTAURACIONES co para atacar y combatir sañudamente y A l Sr. Azaña le han preguntado qué essin cuartel a los disidentes. ¡A s i asjpiran a pera de 1934. L o que espera es la restauraque viva España! ción de la República. U n o de losi argumentos justificativos en Todo está intacto en la construcción reque se apoyan es una mentira, que por lo publicana: N o se ha tocado a ninguna de reiterada no hay que dejar en silencio. Puessus instituciones y leyes fundamentales, n i to que l a anuiistíai es demanda de hs dereparece que haya mucho ánimo de acometer chas y se apoya en la copiosa representaninguna eficaz reforma, n i de. provocar la ción parlamentaria de las derechas, dicen cólera y la excomunión de los fundadores. que ellos hablan en nombre de un g i a n seo L o que se dejó pasar en la hora más oportutor de opinión, que por las anómalas cir na, -de corregirlo cuándo se construía, se decunstancias en que se celebraron las elecciojará subsistir por el mismo temor a las desnes generales no tiene representado 1 en la calificaciones en las pujas de radicalismo. Cámara Esta paparrucha se está esgri N o hay de nuevo en el régimen más que miendo desde que las izquierdas vieron su la posesión E l cambio de manos, que proaplastante derrota en los escrutinios. Y ya mete un cambio de conducta, en lo que tiene es hora de rechazarla, aunque sea i o r una de personal el desempeño de las funciones vez. Las elecciones han sido las máü sinceoficiales, según la moral y la educación de ras de las generales que se h an efectuado las personas. Y sólo, por eso. el Sr. Azaña en España. Se ha visto en la discusión de considera desaparecida o eclipsada la Repúactas en el Congreso. T a n sólo m e r i i doceblica. P a r a el Sr. Azaña son atributos esenn a de expedientes han traído protest is graciales de, la República los que le dio su políyes. L o s socialistas que voceaban atropellos tica. N o e s esto. N o es esto dice a l ver ahora conatos- -y nada más que conatos- -de y amaños en numerosas provincias no han contemporización y de paz, buen deseo de probado n i aún sostenido las acusaciones. gobernar para todo el mundo, con amplitud L o que h a dolido a las extremas izquierdas es l a alianza entre los grupos de derechas y tolerancia, sin espíritu de secta o de ca: y republicanos radicales o conservadores y bila. L o mismo que dijeron otros republicanos muy respetables, pero sin l a ortodoxia en algunas pocas circunscripciones, en las cuales estas alianzas sobre sre perfectamen- izquierdista del Sr. Azaña, cuándo desde la instauración del régimen veían triturarse, te lícitas estuvieron siempre inspiradas en l a aplastar, incendiar, confiscar y revolverse al conveniencia táctica de unirse para derroPoder entre fango, sangre y lágrimas. Y es tar a los socialistas. A esto atribuyen el que tire por donde tire l a República, siguientriunfo de las derechas. Y es absolutamente do el espíritu; y l a tradición del republicafalso. nismo, o inclinándose a la tradición y al S i n esas alianzas, que se pactaron o la luz espíritu de España, siempre hallará l a misma del día, contra el marxismo, reconocemos que repulsa: N o es, esto. N o es esto. Y si hubieran venido unos cuantos socialisfes más; sólo por un cambio nada sorprendente de pero también hubiesen venido más diputados conducta, porque desaparece el pie de gueae derechas, porque no han sido éstas las r r a y se humanizan las funciones del Gofavorecidas con aquellas inteligencias. L a bierno, hablan así los guardadores de la orresta, en todo caso se hubiese dado en. las todoxia revolucionaria, ya se puede suponer filas republicanas. Contra la funesta x lítica lo que dirán y lo que harán si- se trata def del Gobierno de Casas Viejas se cifra en las responder a las exigencias del, sufragio, con candidaturas de derecha, y sólo accidentalrectificaciones de más trascendencia. L o que mente, y para redondear la votación ara la el ex presidente- del Consejo dice de sus esmayoría, se admitieron las alianzas en todas peranzas en 1934 no es un pronóstico y un partes, a beneficio de los ¡republicanos. deseo: E s un plan que acaso fracase, pero Desengáñense de una vez los derrotados: que no v a a quedar en palabras. Ahí está él país, en su inmensa mayoría, no es i z- bien explícito el último discurso del señor quierdista; n i con ésta n i con ninguna ley L a r g o Caballero, que, con su partido o con Electoral saldrá otra cosa en elecciones hon- la mayoría de su partido, es también de los radas y limpias. N o es izquierdista. N o lo que consideran eclipsada la República. N o fué tampoco antes. Sólo en la rebatiña de es esto. N o es esto. unas elecciones como las del 31, sin oposiA l g o de restauración y aun de restauraciones, sin intervención, sin libertad para ciones barrunta en la misma encuesta un que los ciudadanos votasen, con el mpele político muy sagaz. E l conde de Romanones, de toda suerte de coacciones y atre pellos, que debe creer que las izquierdas revoluciocon periódicos suspendidos, con Ayunta- narias no hablan por hablar, y doblando el mientos destituidos, bajo el imperio del te- pronóstico, dice: L o que yo espero de 1934 r r o r y de l a coalición, pudieron tener los no vendrá hasta 1935 puestos que detentaban los partidos que aho (Vi l ra! han salido triturados. (Alguna vez había de corresipoñderles a ellos el adjetivo. Y s i E N T I E R R O D E D JOSÉ entonces lograron aquellos puestos, tampoco fué por una expresión divisa y específica RAMÓN M E D D A de las urnas, sino mediante l a famosa, conM a d r i d 1. E l domingo, a las once de l a junción que arrambló desde los Gobiernos mañana, se verificó el entierro del. ilustre civiles y las Casas del Pueblo con mayorías arqueólogo D José Ramón Molida, que consy minorías, repartiéndolas con más o menos tituyó una imponente manifestación de duedisputas. E s o en cuanto a las elecciones. lo, en la que participaron las más destacaP o r lo que hace a la amnistía, podríamos das personalidades de las Ciencias y las recordar a esas izquierdas y a sus perióArtes españolas. Las Academias de la H i s dicos que en el. régimen de l a Monarquía toria y Bellas Artes, doctas Corporaciones n i los partidos n i los periódicos monárquia las que en vida prestó el insigne finado el cos pretendieron jamás, jamás, impedir las valioso concurso de su actividad y de su amnistías. Estas y los indultos fueron siemtalento, concurrieron en pleno a este último pre acogidos con adhesión, o por lo líenos, tributo a los restos mortales del sabio arcon respetuoso- acatamiento. E n esa materia queólogo, presididos por sus; directores, el quien ha de decidir e el Parlamento. Y en duque de A l b a y el conde de Romanones. un régimen democrático es doblementí obliE n representación de la Asociación de gado el observar y practicar esta doctrina, Escritores y Artistas asistieron al triste acto que siempre es ley... excepto para los falsos los Sres. Pérez Zúñiga, L a r r a Anasagasti demócratas, tan abundantes en estos días, y y Garnelo. tan propicios, a obrar antidemocráticamente Reiteramos a la familia del llorado finado cuando no son ellos l o s que ¿eciden. nuestro pésame senti simo. 1 1 1 1 LA C A N D I DEL DATURA VÁ- CORONEL RELA U n grupo de personas de significación y de arraigo en Cádiz gestionan del dos veces laureado coronel Várela que dé su nombre como candidato parai l a vacante de diputado que existe en aquella circunscripción y se ha de cubrir en este mes. Se espera que el coronel Várela acepte, y en este caso se comenzará- en seguida una intensa campaña. Aunque conveniente, acaso no sea necesaria, porque de antemano puede asegurarse el triunfo. Cádiz, de donde es hijo el Sr. Várela, debe gratitud a ese heroico jefe del Ejército que, ejerciendo mando en la plaza, contribuyó poderosamente con su prestigio y altas dotes a mantener el principio de autoridad y el orden, evitando días de luto a la ciudad, tanto en los días de la quema de conventos! como durante las huelgas revolucionarias. Será doblemente de celebrar el éxito, por- que ha de resultar conveniente ahora- la presencia, de. algunas personalidades militares en el Parlamento, para que empiece la reorganización del Ejército. INCENDIO EN UNOS ALMACENES DE MADERAS E N MADRID Las pérdidas ocasionadas son de bastante consideración Madrid 2, 4 madrugada. A las tres de l a madrugada se ha declarado un incendio en el número 152 de l a calle de Toledo, edificio en el que hay instaladas varias naves, dedicadas a diversas industrias, entre ellas una ert la que había almacenadas centenares de bobinas, propiedad de una Empresa editora de Madrid, y otras en la que estaba establecida el taller de carpintería mecánica, propiedad de los señores Herros y San M a r tín, nave de unos diez metros de larga, en la que se declaró el incendio. Este fué advertido por los guardas de la finca y algunos transeúntes, que dieron aviso a l tercer Parque de Bomberos, sito en el número 126 de la mencionada calle, y al Parque de l a Dirección, que acudió a las órdenes del jefe, Sr. Pingarrón. L o s bomberos tomaron inmediatamente medidas para aislar, el fuego y evitar que se propagase a las naves inmediatas, ya que el almacén de maderas de los Sres. Herros y San Martín era pasto de las llamas per la gran cantidad de madera allí almacenada. Este taller había sido arrendado por los Sres. Herros y San Martín en el pasa ¿o mes de junio. Las pérdidas son de bastante consideración. N o se sabe si el taller estaba asegurado. A las tres y media de la madrugada, el fuego quedó dominado. Algunos bomberos continuaban trabajando para apagar algunos focos que ofrecían escaso peligro. Inmediato al lugar del suceso tiene l a Compañía de Circunvalación ún, apartadero, en el qué no hubo que lamentar daño a l guna 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla