Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTÍ S 2 DE ENERO DE 1934. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 23. F O RMAC IONES DE MADRID LOS CONCURSOS A N U A L E S D E A B C Convocatoria para los premios M a r i a n o E l premio M a r i a n o de, Cavia Las condiciones de adjudicación de este premio son las mismas de los años anteriores, excluyendo los trabajos anónimos, como ya se hizo saber al anunciar la creación del premio L u c a de Tena, destinado a los trabajos sin firma. H e aquí las bases: Primera. Pueden aspirar al premio M a riano de Cavia de 1933 ps artículos, crónicas y demás originales P U B L I C A D O S C O N F I R M A o S E U D Ó N I M O H A E I T U A L desde el i. de enero al 31 de diciembre de dicho año en idioma español, por autores españoles y en periódicos de cualquiera localidad española. Segunda. Los trabajos- -uno o dos por firma- -se enviarán al director de A B C desde el día í. hasta el 15 de enero de 1934, recortados y pegados ea hojas de papel tamaño comercial (27 centímetros de largo por 21 de ancho) y acompañados de otra hoja en que conste el domicilio del autor y el título y fecha del periódico en que hayan aparecido. Tercera. Dentro- del. más breve plazo posible procederá al examen y calificación de los trabajos remitidos un Jurado, constituido por personalidades autorizadas, cuyos nombres nó se harán públicos hasta después de la emisión del fallo. Según la idea que ha presidido a esta fundación, el Jurado debe adjudicar el premio, con cuidadosa preferencia, al mejor trabajo periodístico al que acredite las condiciones del buen escritor de periódico: perfección literaria, alta mentalidad y arraigada cultura, juntamente con la facilidad y prontitud de redacción que suelen acusar l a índole y el momento del asunto. Sólo a falta de trabajo periodístico interesante y perfecto, cuya elaboración improvisada realza la calidad, se adjudicará el premio al mejor de los otros originales presentados. Cuarta. E l premio, de 5.000 pesetas, no será dividido en ningún caso, n i el concurso: podrá declararse desierto. Quinta. Como requisito de la concesión del premio, el periódico A B C exige y se reserva el derecho de reproducir el trabajo premiado. E l autor a quien se adjudicase el premio justificará debidamente su personalidad, si el director de A B C lo considera necesario. S i el premio se adjudicase a un autor fallecido, el director de A B C entre- M a d r i d al día Nació el 1934, y Madrid le recib ó en la Puerta del Sol, con más frío que nunca, p: ero con el vesánico estrépito de. ñempre. Quiere decir que el rorro ha lucido el faldón que le impuso la moda francesa hace medio siglo él délas uvas. Antes, Zj Noche- Vieja era la noche íntima, familiar ahora, es callejera, es popular. En resumen, que, lo que antes era tradición es ahora juerga, y siempre se adelanta, aunque no ea más que en el léxico. Lo dominical se redujo a deportivo: partido balompédico, en que el Madrid venció al Español de Barcelona, y encuentros de basquet- ball, rugby y carreras motoristas, todo ad majoren termómetro glorian... Una verdadera manifestación de duelo, resultó el entierro del que fué insigne, arqueólogo Sr. M elida. De política, nada: un banquete de carácter socialista, en el que habló el consabidy enfant terrible Largo Caballero, con tas a: nenaza- s que son en él habituales: de Enano de la Venta. Si por ser cavernícola, se entiende todo fiel cristiano que cumple sus debet es religiosos, Madrid es una pura caverna, porque ayer llenó los temploá; Madrid no he dejado de ser católico, lo ha aplazado hasta el año que viene, por lo menos, Asaña mediante. España Femenina rindió legítimo Homenaje al doctor, Luque, en una comida mmy cordial, ¡de cuya sobremesa: fué. gala el Sobe- rano- de la charla castellana, Federico García Sanchis. También ayer hubo partido de balín, pera con espectáculo deplorable. Contendieron el Deportivo de Aviles y el Nacional de Madrid, que empataron, y no terminaron la contienda porque intervinieron el público y los agentes de la autoridad. Vamos que se remató de cabeza... Como lunes, fué día de estrenos en la L AT de Cavia y Luca de T e n a gará las 5.000 pesetas libremente, sin intervención alguna judicial, a las personas de la familia interesada a quienes considere con mejor derecho. E! premio Luca de T e n a Primera. Pueden aspirar al premio L u c a de Tena de 1933 los trabajos periodísticas de todo género, ¡publicados sin firma n i seudónimo desde el i. de enero al 31 de d i ciembre de dicho año, en idioma español y en periódicos de cualquiera localidad española. Segunda. Los trabajos- -uno o dos por autor- -se enviarán al director de A B C desde el día i. hasta el 15 de enero de 1934, recortados y pegados en hojas de papel tamaño comercial (27 centímetros de largo por 21 de ancho) A la cabeza de cada pliego se escribirá un lema, que será el mismo para el envío de uno que de- dos originales. Bajo sobre cerrado, con el mismo lema del pliego o pliegos correspondientes, se enviará otra hoja con el nombre, y apellidos del autor, su domicülio y el título y fecha del periódico en que los trabajos hayan aparecido. Tercera. Dentro del más breve, plazo posible procederá al examén y calificación de los trabajos remitidos un Jurado constituido por personalidades autorizadas, cuyos nombres no se harán públicos hasta después de la emisión del fallo. E l Jurado debe adjudicar el premio a l a información o artículo que sobresalga por sus condiciones de interés, novedad, amenidad y estilo y por la resonancia que haya logrado. Cuarta. E l premio, de 5.000 pesetas, no será dividido en ningún caso, ni el concurso podrá declararse desierto. Quinta. Como requisito de la concesión del premio, el periódico A B C exige y se reserva el derecho de reproducir el trabajo premiado. E l autor a quien se, adjudicase el premio justificará debidamente su personalidad, si el director de A B C lo considera necesario. Si el premio se adjudicara a un autor fallecido, el director de A B C entregará las 5.000 pesetas libremente, sin intervención alguna judicial, a- las personas de la familia interesada a quienes considere con mejor derecho. Se bailó hasta de coronilla ep, muchos Centros regionales. La noche, no fría, friísima. ¡Vaya jtartazgo de frío... -AEMECE. Adjudicación M a d r i d 1. L a Academia de íencias Exactas, Físicas y Naturales, en se; ion retiente, acordó por unanimidad comeder ía medalla Echegaray a D Joaquín M a r ía Castellarnau inspector jubilado del Cuerpjo de Ing- enisros de Montes e individuo de número de dicha Academia. L a medalla. Echegara es la más alta distinción que concede ia A r a demia de Ciencias cada tres años, para premiar a sabios españoles y extranje ros. L a medalla anterior, correspondiente a 1) 30, fué adjudicada al profesor lord Ernesto Ruthsford, y en España poseen actualmente dicha medalla el doctor Cajal, T o r r ss- Queyedo y D Ignacio Bolívar. Medalla E c h e g a r a y a D J o a Castell arnau de ía Lecturas v confereru ias novelistas españoles en el Ateneo de M a d r i d M a d r i d 1. E n el Ateneo de M i d r i d y. ante tina selecta y numerosa concurrencia, dio su anunciada conferencia, acerca del tema Nuevos novelistas españoles, el notable poeta y escritor D. -Ramón Feria. Comenzó el conferenciante estudiando las características del grupo neorrealista dicien Nuevos do que éste no es el panorama completo de católicas; mercaderes modestos, familias colos nuevos novelistas, sino una parte míni- tidianas, con sus proles parias, rezumantes de conmiseración. Salazar y Chapela, con ma, a la que hay que añadir La novela poesus tipos burgueses que luchan en ascendenmática, Gómez de ka Sema y su agrupación cia en una vida mejor. Chápela construye y La novela biográfica, o biografía novelada, todo el esqueleto para levantar seres humaque comprende otros tantos nombres. nos seres que conviven con el lector asocianSe lamenta d que l a crítica española se ñale en decadentismo nuestra novela joven, do su corporeidad resoluta. Su diálogo, vivo y cortante, su tendencia integral de la novela, cuando es precisamente en estos días el rerevelan aptitudes indiscutible de novelista en surgir de la novela joven, con brío no exeneste autor. to, y en la que predominan las ramificacioU n a segunda parte de la conferencia la nes plásticas dentro del género. A l hablar del cinematógrafo y la novela, dedica al grupo de novelistas proletarios de realismo más crudo, señalando en Díaz de si el ¡primero pudiera dar a l traste con Fernádez su dinamismo y un sentido social l a novela, dice que ambos tienen sus límites propios, y que, todo lo más, el cinema de iniciación entre los nuevos novelistas. puede enseñar a la novela una mayor raE n Arconada, su racialismo de los campidez en la trasposición de los planes, en pesinos españoles: el pueblo contra la ciuuna palabra: la prisa. dad. E n Seder, una derivación de la libertad al nervio y la sangre de unos nuevos homA continuación se ocupa de la novela integral; entre otros nombres dice de Ledesma bres de la Humanidad. Frases de Arderíus. Miranda que es el novelista de la sociedad Y por último se ocupa de Julián Zugamadrileña, aristocraticismo de la primera épozagoitia; dice que sus hombres. se deben a ca, y en su obra posterior novelador de la clala comunidad, por la que se resuelven en se media. Humberto Pérez de la Osa, que no acción, en estatismo, perdiendo no sé qué le anima ningún ímpetu revolucionario; no- de eterno. vela; las. familias burguesas que son, además, A I terminar fué muy aplaudido,
 // Cambio Nodo4-Sevilla