Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
delantera es formidable y ha jugado extraordinariamente. L a línea media muy bien, destacando Sirio, especialmente en. la segunda mitad. L a defensa bien. Los donostiarras han jugado mucho menos que en partidos anteriores. E n la primera mitad han tenido buenos rasgos, destacando sobre todos Ortega. L o s demás delanteros cumplieron. Ayestarán en la primera mitad cumplió, pero en l a segunda mitad, mal. Marculeta en la segunda parte dio señales de mucha fatiga. Amadeo muy bien en todo el encuentro. Las defensas se limitaron a cumplir, y Beristain formidable. E l goal que le metieron fué más j debido al viento que a otra cosa. E l arbitro, Montero, bien. R a c i n g 3; A t h l e t i c 2 Santander i 10 mañana. U n a justa victoria se anotaron los santanderinos en su campo del Sardinero, frente a los campeones de España. Durante casi todo el encuentro el dominio correspondió al Racing, cuya delantera hizo gala de una gran rapidez y un formidable, acierto en los remates. E l guardameta bilbaíno, Blasco, tuvo una gran actuación, y, gracias a ella, el resultado favorable a los racingüistas no fué más amplio. U n solo tanto en el primer tiempo. L o marcó Arteche, en un lío ante la meta vasca, (producido al lanzar Cisco un comer. E n l a continuación, Pombo marcó el segundo, y después Arteche, en una indecisión de Blasco, el tercero. E n l a reacción vizcaína, Bata consiguió el primero, y poco después, Gorostíza, el segundo para los campeones. Arbitró bien Steimborn. A r e n a s 1; V a l e n c i a 2 Bilbao 1. E n tierra de ciegos, el tuerto es rey. E n este caso el tuerto es el Valencia, a quien el Arenas ha hecho bueno. Se puede jugar mal al fútbol. Peor que el Arenas, no. U n poco menos malo el V a lencia, se ha apuntado una victoria merecida. E l Arenas parece que no sabe jugar más que contra equipos como el Athleíic, como el Madrid, como el Barcelona, espe cialmente contra el primero. T a n mala impresión como el Arenas, me ha causado el Valencia, a pesar de su triunfo. N o vencer al Arenas en un partido como el del domingo, hubiera sido certificar la i n capacidad de un equipo. Afortunadamente para el Valencia ha logrado la victoria. Cuando el Arenas, se quiso dar cuenta de que irremediablemente perdía el match, ya estaba todo hecho. E l primer goal lo consiguió Yermo, rematando de cabeza un centro de Urquiza, terminando así el primer tiempo. Cervera logra el empate a los trece m i nutos del segundo tiempo, y Berrtolín, que se retiró con una lesión, al volver al campo obtiene el goal del triunfo. Egusquiza y Arrieta, por el Arenas, e Iturraspe y Torregaray, por el Valencia, son los únicos que merecen destacarse como buenos. Todos los demás, como malos. ¿Se ha dado cuenta el Arenas de que así no se puede i r a ninguna parte? Después de haber logrado puntos tan preciosos como los del Madrid, Barcelona y Athletic, resulta incomprensible perder los del Valencia. Escartín, muy bien en su arbitraje, que en ningún momento ha tenido dificultades. L o s equipos se alinearon así V a l e n c i a Cano; Torregaray, Villagrá; Bertolín, Iturraspe, Conde; Torredeflot, V i lanova, Cervera, Coste y Barcia. Arenas Egusquiza; Egusquiaguirre, Aurista; Calvo, Úrresti, Pérez; Felipes, R i yeeg, Yermo, Barrios y Urquiza, SEGUNDA DIVISIÓN E L A T H L E T I C D E M A D R I D Y E L ÜNION D E ÍRIÍN L O G R A R O N S E Ñ A L A D O S T R I U N F O S EN VITORIA Y GllON, RESPECTIVAMENTEL o s s e v i l l a n o s c o n t i n ú a n e n c a b e z a d e Ja clasificación, d e s p u é s d e la r o t u n d a v i c t o r i a s o b r e el S a b a d e l l que hemos visto, que no son pocos, en qué el shot se ha producido con más frecuencia. Sevilla- Sabadell S- i Todo por la admirable labor de la línea, Celta- Osasuna i 4- 1 eje andaluza, excelentísimamente dirigida Alavés- Athletic M 2- 5 por Segura, quien acusa de domingo a do- Sporting- Unión de Irún... 1- 2 mingo un perfeccionamiento. Claro es que Murcia- Coruña 2- 1 el notable medio centro tuvo una colaboración magnífica en Alcázar y en Fede, firmes Clasificación murallas ambos donde se estrellaban siempre j a. B P F V c. P los intentos de reacción adversaria. Para completar, la línea de asalto meSevilla 9 5 4 o 32 16 14 rengue, sin amilanarse por la fea oposición Athletic 9 6 1 2 28 15 13 de la zaga sabadellense, funcionaba perfecSporting 9 42 3 19 18 10 tamente articulada en Campanal, quien el- Celta 9 4 2 3 17 15 10 domingo fué verdadero director, que supo Osasuna 9 4 o 5 24 20 8 tirar y mejor aún ceder l a pelota a sus com- D Coruña 9 32 4 18 16 8 pañeros bien situados, sin el ansia de goal Murcia 9 4 o 5 16 20 8 de otras veces. í U Irún 9 3 2 4 16 24 8 Brillaron en el éxito con el asturiano Sabadell 9 3 2 4 16,24 7 los interiores Tache y Cortón, a pesar de D Alavés 9 12 6 14 32 4 que éste tuviese mala fortuna en ocho o diez remates anulados por muy buenas paradas de. Fournier, el héroe del Sabadell, que libró S e v i l l a 5; S a b a d e l l i a su equipo de un tanteo búlgaro. Asimismo! H a terminado la primera vuelta del cam- los extremos funcionaron con regularidad, peonato liguista, y el Sevilla se conserva mejor Caro que López, porque éste, acos- i invicto. Respiren fuerte los hinchas: el Sa- tumbrado al juego de interior, hubo de des- badell no era la piedra que había de atracolocarse a ratos en busca de su sitio. vesarse en el camino. de los merengues andaY eso fué en resumen, el tan temido en- luces para causarles el primer tropezón. L a cuentro: un par de amagos a l a puerta del preocupación de la hinchada tenía su fundaSevilla, en los breves momentos del tanteo, mento en l a lectura de cuanto se ha escrito de fuerzas; luego, una preciosa exhibición. en- torno- ¡a- los triunfos del Sabadell. sobre sevillísta, sin apenas reacción de los cata- clubs históricos de Iz. fama del Barcelona lañes, y tres tantos para el Sevilla, de Cam- o del Español. Pero aquello fué en el cam- panal, el primero, y de Tache, el bullidor; peonato regional, durante el que se juega incansable, los otros dos piara completar l a con más placidez y cuando aún los equipos primera parte, brillantísima, espectacular y no están acoplados. N o de otro modo se práctica a l propio tiempo, por. lo que se explica que este conjunto mediocre haya refiere al conjunto andaluz. triunfado frente a los teams que conservan A l comienzo del tiempo segundo, los sepor propio derecho la solera del fútbol ca- villistas consideraron asegurado el partido, talán y los muchachos del Sabadell aprovecharon! U n a razón más para proclamar que la la relativa inhibición de sus contrarios para L i g a es l a competición por excelencia para producir una ofensiva, que les facilitó l a el contraste de valores. Él entusiasmo, l a consecución de su único goal, logrado por, i furia, sirven para abrillantar un juego, pero Gual, el único hombre de la delantera cata- i se precisa! un mínimo de éste para- la efec- lana merecedor de elogios, y más, faltándole tividad dé las cualidades mencionadas. en absoluto la colaboración de sus compañeE n el Sabadell hemos visto eso: ganas de ros de línea hacer fútbol y decisión, pero sólo ha faltado E l Sevilla reaccionó al instante, y el en- para el cumplimiento del propósito un poco cuentro volvió a las características primi- de juego. Casi nada. -i ti vas, aumentando los ¡andaluces su haber con Por contra, el Sevilla, veterano ya en lides otros dos tantos, uno de Tache, remate f a n ligueras, ha hecho un magnífico partido, tástico de lejos, en jugada personal, y e l conforme convenía a su clase de primeríúltimo, de Campanal, al recoger el rechace, simo, en relación con la calidad del adversade palo producido por otro tiro bonísimo rio. H a n desarrollado los sevillistas, tras el de Cortón. tanteo inicial- -breve tiempo durante el cual Hacia el final, los catalanes dieron mueslos catalanes descubrieron su entusiasmo- tras de su mal perder, y, cuando no tenía una táctica puramente ofensiva, de asaltos remedio la derrota, recurrieron a suciedades reiterados, hasta el agobio, por rapidísimos y trucos de mal gusto deportivo. desplazamientos del quinteto hacia el goal E l arbitro, Sr. Sanchiz Orduña, bien. U n enemigo, que vulneraron por cinco veces, poquito más de energía en el breve período y aún pudieron ser más, si el guardameta de las violencias, provocadas por el Saba- catalán sé hubiese descuidado. Pero el mu- dell, y le hubiésemos dado. nota de sobresachacho realizó verdaderos prodigios, dete- liente. niendo tiros y más tiros dirigidos con exce- E l Sevilla termina el año con su título lente puntería a l a puerta del Sabadell. S i n de invicto. ¡S i así acabase el recién natemor a caer en lo hiperbólico, aseguramos cido! A nosotros no nos p e s a r í a -A N T O N I O que este ha sido el encuentro, de entre los O L M E D O R e s u l t a d o s d e la s e g u n d a d i v i s i ó n 1 1 r