Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
m P P M P 3 R C O L E S 3 D E E N E R O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 29, f RORMAC- lONES DEL Y NOTICIAS A B C EN LONDRES EXTRANJERO Boletín del día. A B G en París y L o n d r e s Manifiesto del canciller alemán al partido nacionalsocialista. Prisioneros políticos argentinos, confinados. S e descubre un c o m p l o t contra el G o b i e r n o chileno. DEL DÍA E l lunes se extendió sobre L o n dres y gran parte de Inglaterra fía espesa niebla que dificultó la circulación y produjo bastantes víctimas. L a economía inglesa en- i tra en el año bajo los mejores augurios Londres 2, 7 tarde. (Crónica telefónica del nuestro redactor. L a espesa niebJa que duw rante el día de ayer, se extendió sobre L o n dres y, gran parte de Inglaterra fué- causa ele numerosos accidentes, que costaron l a vida a 17 personas. Algunas murieron a, consecuencia de; choques de automóviles y otras perecieron ahogadas a l caer en ríos y cana- les que no lograron ver a tiempo. Esto ás idea de las proporciones del fenómeno, que. durante varias horas tuvo desorganizado el tráfico de Londres, paralizando l a circulación, en algunos distritos, obligando al público a utilizar los servicios subterráneos. E n algunos puntos; céntricos de l a capital fué pre- ciso encender antorchas de gasolina a escasa altura del suelo; pero aun así el paso de los coches por los ¡lugares más céntricos de Londres que, según una estadística, alcanza normalmente la cifra de, 82.000 vehículos en doce horas, quedó completamente paralizado. Fueron muchos- los- automóviles forzados! a ajusíar su marcha al lento caminar de las personas, que les precedían advirtiéndoles dé cualquier peligro e indicándoles una ruta; segura. E l servicio de trenes funcionó con grandes retrasos; les barcos tuvieron que permanecer en el Támesis; tan sólo dos aeroplanos de viajeros pudieron- emprender e l vuelo con dirección al Continente. D i g n o de señalarse es el aterrizaje en l a misma puerta de un gran hotel de Londres de un pato acompañado de una pata, que, desorientados por l a niebla, hubieron de interrumpir stt viaje. Los ánades fueron solícitamente atendidos por l a dirección del establecimiento, y hoy han, sido trasladados al estanque del P a r qué de San Jaime. E n otros aspectos, el año ha comenzado con más brillantez. E l total de parados, ha decrecido en 577.000 personas, comparada la cifra más reciente con l a del día primero de diciembre de 1933, y l a disminución sería todavía mayor de no haber, aumentado en 40.000 l a cifra de desocupados en l a industria de l a construcción cómo, consecuencia del mal tiempo qué, ha reinado durante las últimas semanas, L a mejoría es más pro nuriciada en el Nonte de Inglaterra, sobre todo en l a industria minera. Actualmente se construyen buques que desplazarán, en total 300.000 toneladas contra 240.000 toneladas en construcción en igual época d e l a ñ o pasado, y l a exportación de automóviles durante pnce meses del año 1933 aventaja en más de dos millones de libras esterlinas (un cuarenta por ciento aproximadamente) la cifra del anterior. Con una celeridad y exactitud que distingue a los trabajos estadísticos, en Iglaterra se acaba de saber que el movimiento financiero durante el año que terminó ha mostrado una tendencia al alza por primera vez después de tres años; H a alcanzado l a respetable cifra de 32.138 millones de libras esterlinas. Ese es el dinero que ha pasado por los grandes Bancos de, Londres en un período de doce meses. L a mejoría contrasta con los datos recibidos de Nueva Y o r k donde el último balance acusa notoria baja. L o más satisfactorio es que el aumento de actividades financieras ha sido en Inglaterra más, marcado en el campo y en la industria, regionaj, j coincide c o a una subida; gue Alejandro Staviski, cuya vida- -tiene ahora cuarenta. y tres años- -había sido ya fértil en concepciones y ¡aventuras financieras no E l fantasma del control menos ilícitas, aunque no tan provechosas. Últimamente actuaba a un tiempo en París, Dice L e M a t i n que después de haber perOrleáns, Lyón y Bayona, cerca del crédito seguido inúiihnente el fantasma de la seprivado. Su fantasía al discernir y proponer guridad, Francia está haciendo otro tanto negocios, en apariencia deslumbrantes, no tecon el fantasma del control. También este nía dique. Y sus medios de persuasión para empeño resultaría inútil, porque las grandes potencias anglosajonas se niegan a adherirse que el francés medio le confiara sus economías, en l a seguridad de que iban, no sólo a cualquier sistema que restrinja su libertad a rentar, sino a multiplicarse por l a unidad dé acción. Sin sanciones contra el agresor no seguida de ceros, revelan a un carácter dupuede haber seguridad. Pero en 1919, Cuancho en el conocimiento dé l a mentalidad do se discutía acerca del Estatuto de la Liga contemporánea. Pero es indudable que Stade Naciones ésta entró en función al año siv i s k i no hubiera podido laborar con tanto guiente) tan sólo Checoeslovaquia votó con éxito sin la complicidad de influencias poFrancia en pro del establecimiento de sanderosas en los medios políticos. Durante sus ciones, Y desde entonces el problema no ha años de juventud sufrió tres veces condeadelantado. Dentro de poco, eñ Ginebra, se nas de prisión en las cárceles francesas. Posvolverá a reunir la Conferencia del Desarme teriormente, en 1926, fué detenido y proce el 2 de febrero hará dos años que se reunió, sado bajo l a acusación de estafa. Aquella vez por primera vez) y se hablará del control la depredación importaba tres millones. E l ie los armamentos, al que Hitler no se oporecluso logró su internamiento en una clínine, siempre que se trate de una medida gene. ral. Pues bien, Francia estima que- el fun- ca de enfermedades mentales, y cada vez que el Tribunal so constituía, tina comuniHonamiento más perfecto de control sería lecación del director, confirmando la dolencia tra muerta si. en caso de una violación no mirasen en juego las sanciones. Un control del. acusado, les inducía a los jueces a decretar el aplazamiento; pero Alejandro Stadesprovisto. de sanciones- -escribe Stephane v i s k i no sólo había salido ya de l a clínica, Lauzanne- -no sirve para nada. Pero los sino que se exhibía en teatros y hoteles y anglosajones opinan que la fuerza moral de. llevaba una existencia de máximo aparato, los pactos solemne. s basta para evitar futu ¿Cómo, pues, l a Policía no vigilaba la actiros conflictos; la reprobación del Universo vidad de un hombre cuyas reiteradas inclihará vacilar al presunto agresor. Wilson dinaciones a burlar l a ley constituían un sejo que la realización del proyecto francés creto a voces? ie sanciones sólo serviría para transformar d militarismo de nacional en internacional. Se duele La Liberteé de que varios parEste es el punto de vista de los ingleses, lo lamentarios pertenecientes al gruoo radicalmismo que de los norteamericanos, y no es socialista y determinadas autoridades de probable que este concepto de las relaciones Bayona nb vacilaran en otorgar al delininternacionales cambie. cuente su amistad y su confianza. E l mismo periódico pregunta por qué no han sido de Los Estados Unidos se colocarían moraltenidos madame Staviski, cómplice presunta mente contra los violadores del Pacto Kede sil marido, y varios consocios de esté. D e llog dijo el senador Borah. Pero lo que Francia pide es que se comprometan a. coló nuncia también que por no haberse instruído oportunamente i; na información j u d i c i a l carse materialmente con todas sus fuerzas, en París no ha sido posible sellar las oficieconómicas y armadas, al lado de los agredinas que a nombre de- diversas Sociedades dos. De todo esto se volverá a hablar por había instalado Staviski en la capital de. enésima ves en Ginebra. Resultará poco, Francia. Sus cómplices han retirado, pues, menos que imposible armonizar los puntos con toda tranquilidad, l a documentación, qué de vista tan divergentes. existía en dichos locales. E n L y o n fueron hoy presentadas diez denuncias contra e l SiA B C E N PARÍS mulador. Representan aproximadamente los perjuicios un millón de francos. Agentes de E l lado político del gigantesco Staviski colocaban títulos de una Sociedad de construcciones domiciliada en París, por fraude de B a y o n a valor de qir nientos francos, siendo así que París 3; 2 madrugada. (Crónica telefó- l a cotización real de los mismos no pasaba nica de nuestro redactor. Determinados de 17.5 francos. órganos de opinión- -La Acción Francesa, LaH a n transcurrido exactamente cinco años Liberté- -formulan, a propósito del gigantesdesde que se descubrió otro sensacional asunco fraude perpetrado en Bayona, acusacioto de estafa: el dé madame H a n a u L a nes de- carácter político. Digamos previacredulidad del rentista francés no tiene límente que se ignora todavía el paradero de mites. -D A R A N A S Alejandro Stavisky, ciudadano francés, bien que nacido en Rusia, a cuyas malas artes corresponde principalmente la iniciativa y la responsabilidad de esté monstruoso negocio. Numerosos rentistas de Bayona yacen en la PASTILLAS BONALD ruina, por haber invertido sus ahorros en GABGAKÍA una emisión de falsos bonos lanzados bajo, jAs M E J O R E S P A E A M los auspicios de este personaje alsaciano. E n ffpíe ana ¡M SEIFfESt S y el Feci; ercuatrocientos millones se cifra, según los últimos cálculos, el producto de las: estafas cometidas en aquel rincón de Francia por ¡jgiaragá elensamié. Vea JIUSVOS iicios. BOLETÍN 5