Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B G. J- U- E y ¡E S 4 D E E N E R O D E 19 34. EDICIÓN D E ANDALUCÍA P A G 29.1 1 Se comprueba que Stavisky había sido p r o cesado y condenado por repetidas estafas. Vale l a pena reproducir el retrato que p u blica La Liberté, casi adolescente, desaparece con: la caja del teatro Marigny. S u padre, para pagar a, las acreedores, se a r r u i na y se suicida. L a viuda sufre una enferBoletín del día. A B C en París. Es posible que se reanude la gue- medad cancerosa; ingresa en una casa dé salud, tmen el. Chaco. Lucha a escasa distancia de Pekin. Apertura del que se dirigida por religiosas. S u hijo hace convierta a l catolicismo, y él mismo abj ura de la fe israelita. Obtiene de l a supeParlamento norteamericano. Noticias breves. riora varios miles, de francos. Inhuma él cadáver de su madre en un cementerio católico. L o retira luego, para enterrarlo en bles es bien claro en, esto. N i siquiera, a l conla sección judía, de otro cementerio, con B O L E T Í N D E L D Í A jeturar l a posibilidad de que l a República forme al rito de Israel cierre a las derechas, el camino legal del P o El mensaje de Roosevelt E n t r a de llena e n lo que pudiéramos l l a der, ha dicho o insinuado que él (G i l R o Hace pocos días que Roosevelt pronunció mar su edad de oro, porque todas sus febles) lo tomará por 5 a fuerza. S i desgraciaun discurso, en el cual hubo sendas contrachorías tienden exclusivamente a l lucro con damente para los viejos republicanos y para dicciones. Por una parte, habló con sarcasel empresario del- conocido teatro Empire, las extremas derechas existe una posición mo, con verdadera, indignación, del Tratado que desapareció sin pagar a los artisgubernamental en el presente y en el porvede Versalles; pero por otra parte se opuso nir inmediato de l a política española- -no tas, en términos que el espectáculo fué susa, la revisión de dicho- Tratado, afirmando queremos precisar si desgraciadamente o no pendido indefinidamente. Perpetró otra- esque, el noventa por ciento de los pueblos es- para España- ella es l a que han adoptado tafa. P a r a eludir la. condena recurre a i n tdba. contento, del atatu quo. Su mensaje, el diputado por Salamanca y sus amigos. fluencias y á amistades, que positivamente las leído espité el Parlamento, no contiene con- Excusable es, decíamos, que de l a transcrip- tiene. ¡Doce veces se suspende l a vista de tradicciones, pero es incoloro. El pacifismo ción fragmentaria de. Le Temps, no se desla causa so pretexto de enfermedad del pro 4 el. presidente norteamericano será sinceró; prenda con claridad circunstancia tan intecesado! Mientras, es decir, durante las úlpero no va más allá de los lugares comunes, resante. E s en cambio, absolutamente retimas veces actúa simultáneamente en París, ni presenta ningún plan práctico. Persiste probable que el texto de las declaraciones Lyón, Orleáns, Bayona y en Budapest, donen el aislamiento espléndido de su país; del Sr. G i l Robles haya sido cambiado, manide planeaba durante los días. últimos una opepero dice que ello no excluye la colaborapulado, falseado en su versión francesa. Juzración de bonos húngaros par valor de 173 ción en el terreno de la reducción de los gúese por el siguiente párrafo: V e o el pormillones de francos. La Liberté añade texvenir muy claro: o bien una dictadura: semiarmamentos y- de las barreras aduaneras. tualmente E l sábado 16, víspera del descusoviética, que nos arruinaría, o bien una Este método, típicamente, norteamericano, brimiento de l a estafa, una llamada telefódictadura (subrayamos nosotros) de dereddmite la cooperación cuando le convenga nica del ministerio, del Interior hace que Stachas... L a inexactitud es de bulto. Donde a Washington, pero ski tomar las responvisky abandone l a alcoba qué ocupa, en el G i l Robles puso Gobierno, Le Temps pone sabilidades, sin. participar en los comprohotel Claridge. Minutos después se encuendictadura. Reiteramos, pues, una pregunta, misos. Es el método del observador Destra en la. calle donde está situado aquel deque y a se formuló, más de una vez J a o p i de su punto de vista, Washington tiene rapartamento: oficial. E l lunes 18 y el miérnión pública española, ¿Quién, que tan dessan, puesto que la Sociedad de Naciones coles 29, fecha de l a detención de su cómplicaradamente falta a l a verdad y a l a probiparece que reserva una situación excepcioce de Bayona- -Tissier- -se le ve en converdad periodística, informa al diario de París nalmente favorable a los países que no forsaciones con un comisario especial. E l viersobre l a política española? Sus servicios man, parte, de ella. nes 22 sale del hotel como de costumbre. V i exclusivos o especiales? ¿Las A gencias? En cuanto a la reanudación de la activigila su salida un funcionario que inmediaQue lo sepamos, al me os. dad económica, Roosevelt es, naturalmente, tamente telefonea al ministerio del Interior. optimista: se trata de su propia obra. Justo E l domingo, la señora Stavisky pide su cuen Trasciende- a todos los ¡diarios y rebota es reconocer. que la, situación que heredó del ta en el Claridge y con sus dos hijos abanen todas las conversaciones e l tema de las régimen de Hoover era desastrosa. Roosedona el hotel, anunciando que, va- a unirse andanzas de Alejandro Stavisky. E l asunto velt ha hecho por lo menos algo, mientras con su marido en Suiza, en una estación deha rebasado los caracteres, de un caso, de que su antecesor se había reconocido vencideportes de invierno. Otro inspector v i g i l a delito común, para convertirse en una cuesdo por la fuerza de los acontecimientos; su salida. ahora bien, la labor de Roosevelt da a veces tión de moralidad pública, cuyos términos E n Bayona el director del Crédito M u n i c i probablemente se plantearán en el Parlala impresión de un método experimental vapal, M Tissier, se defiende, alegando que mento. cilante y contradictorio. En cuanto a los reM Garat, alcalde y diputado perteneciente E l escándalo del crédito municipal de sultados, no los vemos con suficiente clarial grupo radical- socialista, conocía las opeBayona- -dice El Eco de París- -muestra que dad. Mientras que los optimistas afirman raciones. E l aludido hace protestas de su bueen nuestra República de camaradas existen gUé el número de los parados ha sido re- na fe. Y o no conocía, dice, sino l a existensujetos más que sospechosos que evolucioducido en nada menos que en nueve micia de bonos por valor de veinticuatro m i nan como el pez en el agua. Hombres que, llones, según las estadísticas de la. Confedepor las funciones que ocupan en el Estado) llones de francos. ración General del Trabajo, durante las úlU n francés de Bayona, supuesto cómplice timas cuatro semanas el triste ejército de los debieran ofrecer un mínimum de respetabilide Stavisky y Tissier, se ha refugiado, sedad, se dicen sus amigos. E l pasado turbio huelguistas forzosos aumentó en cerca de gún rumor público, en España. -D A R Á de aquellos caballeros d industria, parece e seincientos mil. También ha aumentado la NÍAS. recomendados a los políticos, los cuales los Deuda pública, en seis meses, en cerca de admiten a su mesa, se exhiben con ellos en diez mü millones de pesetas. El déficit será ALEMANIA los casinos, teatros, bares, de moda. En, ese menos elevado que el año pasado; pero no dejará de existir. La oposición no encontra- triste asunto se litiga l a moralidad misma Nuevo jefe de Ejército del régimen. rá dificultades para atacar en el ParlamenBerlín 3, g noche. E l presidente Hindemto a la nueva administración demócrata. Le Temps confiesa que por todas partes burg ha firmado hoy el nombramiento del se- pregunta qué altas, protecciones permiA B C E N PARÍS tieron a Stavisky proseguir impunemente sus general vori F r i s c h para el mando de l a Reichswehr en sustitución- de yon Hammershazañas ¿Quién informa a Le Temps tein, que dimitió hace unos días. -United E n fin, La Acción Francesa formaliza el rumor de que el actual ministro, de Colonias, Press. París 4, 2 madrugada. (Crónica telefóniSr. Dalimier (ministro de Trabajo y huésca de nuestro redactor. E n su número del ARGENTINA ped en España en 1932) otorgaba su amismartes- -página segunda, columna cuarta- tad y su confianza a l delincuente recalcitranpublica Le Temps una información, bajo el título L a situación política que no es, en te, hoy fugitivo. La Acción Francesa reproEl presidente de Ja Repúbiica viduce dos cartas del S r Dalimier (25 de verdad, un modelo de buena fe. E l resumen sita el buqüe- escuela e s p a ñ o l de las declaraciones hechas a la Hoja de los junio y 23 de septiembre de 1932) en funLunes por el S r G i l Robles, denuncia una ciones de aquel cargó, recomendando ia emi Juan Sebastián Elcano sión, de bonos lanzada bajo los auspicios dé intención manifiestamente tendenciosa. Pase, Síavisky, por el crédito municipal de BayoBuenos A i r e s 3, 11 mañana. E l presisin embargo, que el periódico omita l a rena. Como se recordará, l a fechoría consistió dente de l a República, Sr. Justo, h a visitaproducción íntegra y exacta, de los términos en lanzar una emisión de bonos por valor dé do el navio- escuela de guardias marinas es. en que. el jefe del grupo de Acción Popular más de trescientos millones de franco: sienpañol Juan Sebastián Elcano. A g r a r i a recusa, vengan de l a derecha o de do así que l a emisión legal, y nominal sio E l barco ha zarpado seguidamente con la izquierda, las soluciones de tipo dictatorial. Porque el pensamiento del Sr. g i l R o- debía pasar, de vemtidneo millones rumbo a l Estrecha: ele Magallanes. 1 ÍNP 0 RMAC 1O NES Y NOT 1 C! AS D E L EXTRANJERO