Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRADO. AÑ 0 TRÍGE g, SIMO. 10 C E N T S m V DIARIO M 1 0 ILUSTRAC E N T S yC- J m j jl D O A Ñ O TRIGÉ NUMERO g g NUMERO M- dP F U N D A D O E L i D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C I J A T O L U C A D E T E N A EN L A H O R A DEF 3 N 1 TI VA Y a rae dan la razón quienes, desde hace catorce años, j oyeron mis advertencias y las leyeron en estas columnas. M i humilde voz no era el desvarío profético; yo no soñaba con asechanzas terribles para E s paña; yo sabía. ¿Qué importa lo que dije y lo que. callé? L a lógica de l a vida es l a encargada de despertar a los adormilados en. la hamaca de la siesta apacible, y las consecuencias de nuestras acciones, de cada utio de nuestros actos, son las flechas de la realidad, que se clavan en nuestro entendimiento. Bajo. España- -que ha demostrado ser. quien es y su: abolengo espiritual en las elecciones- -se extendían, en encrucijadas tenebrosas, las catacumbas del terrorismo. Estos días son la revelación de un estado pasional en las masas, que puede diagnosticarse de neurosis colectiva furiosa, siendo los f oco s donde estalla l a rebelión manicomios sin puertas. L a organización facciosa, que 1 repartido! sus tropas de uno a otro extremo de la Península, poniendo, ¡hasta en un glorioso y apacible Santiago de, Com- postela! insurrectos, sanguinarios, y esa organización, ¿cómo 119 ha sido, conocida por ilos GobierHos. dé; la República? A l alista- A N T E S Q U E N A D A L A Imiento dé müe de- Sombres en l a conspiración, el: ácjimulamiento de materiales, de A M N I S T Í A armas, y la construcción de tantos. y t a n f o r midabíes aparatos mortíferos, ¿en qué i g E l nombramiento del nuevo Gobierno, y l a notas regiones se han hecho, sin que una constitución definitiva de las Cortes inausospecha de la vigilancia gubernamental peguran una etapa de normalidad política y netrara el misterio? E l emplazamiento, el marcan la hora de comenzar la obra parlaataque el método de los revolucionarios, pa- mentaria. Mucho es lo que hay que hacer, tentizan una jefatura aguerrida en l a estra- -ó hablando con más propiedad, que destegia terrorista, y en, posesión de los agenhacer- -para corregir los yerros funestos del tes más eficaces, operando en los sectores odiosp bienio. Pero entre todas las cuestiode l a ignorancia pueblerina y r u r a l la prones que reclaman la atención del Gobierno y del Parlamento hay una que exige prioripaganda sugestionadora y exacerbante de esa ignorancia. A l grito del comunismo l i- dad y reviste caracteres de urgencia iri- aplazable: la concesión de la amnistía. bertario se han echado al campo muchos hombres: han quemado conventos, puentes; P a r a los, que han entrado, en el palacio del querían incendiar la Inclusa, de M a d r i d Congreso por votos, derechistas es u n deber ÍY en el comunismo libertario nadie cree en imperioso; tramitar y resolver rápidamente Moscú, ni aun los padrinos que fueron de la este asunto: amnistía amplia y pronta era enclenque utopia. Hasta en tesis revoluciouno de los puntos capitales de su programa naria andamos retrasados, y no faltan seelectoral. L a amnistía es una de sus promeñoritos de... buena carrera, con benefisas magnas. Olvidarla o descuidarla equiciosos cargos burocráticos, que adoran el valdría a defraudar gravemente, a sus elec bolcheviquismo, creyendo neciamente que setores, faltando al compromiso contraído. guirían siendo lo que son socialmente- -ahilos A l Gobierno l a concesión de la amnistía burgueses- -al instituirse en España el régile está exigida por razón de su propia namen- marxista. turaleza política. E l Gobierno que preside A ningún español se oculta que nos hael Sr. L e r r o u x es, en su esencia, un Gollamos en. una época grave y que urge dar bierno sedante conciliador. Pacificar, tranEspaña normalidad. Cómo? j quilizar, devolver al país l a calma qué le E l sacrificio dé tantos guardias civiles y quitaron los cultivadores de l a política hepáde asalto- nos hace llorar. Tantos cadáveres tica, que durante más de dos años se dedide locos criminales en los campos de toda caron, cqn toda la. irritación de su hígado España nos conmueven. ¡Son españoles tolenfermo, a la perversa labor dé envenenar, dos. E l Gobierno, emocionado al unísono del país y dando pruebas de firmeza y serenidad laudables, tiene que aplicar las primeras E l público debe leer diariamente sanciones: el que lo substituya k ¿continuará... Habrá que edificar cárceles para nuestra sección de anuncios por que quepan en ellas tantos delincuentes; se deberán f o r r a a r colonias penitenciarias palabras clasificados en secciones. agrícolas- -acaso fuera de la Península- -y los envenenadores de las masas continuarán En ellos encontrará constantemencon perseverancia diabólica su obra en las tinieblas de los espíritus y en las regiones jáesamparadas. Hombres tiene España que te asuntos que pueden interesarle. 1 enconar, encizañar, despertar odios, saciar rencores y alimentar pasiones, debe ser el ma. N o descuiden la magna función social propósito fundamental de los actuales goberde llevar el contraveneno de l a propagandanantes. P a r a esta obra pacificadora la am 3 los núcleos infestados del anarquismo. nistía es indispensable. Porque, ¿cómo se Nuestros santos misioneros pártense al Á f r i ganará crédito para l a sinceridad del proca, al A s i a convirtiendo a los indígenas. pósito- si previamente no se devuelve a lia Créense ahora misiones sociales, misioneros plenitud de sus derechos ciudadanos a. los de la propaganda antimarxista, que- lleven, que sufren las consecuencias de un fallo a rincones obscuros, con el pan, el abrigo que la opinión ha dado ya. por cancelado? para los desnudos, la pura palabra dé paciencia y de convicción que penetre el alma N o falta quien, enlazando cosas entre las de las madres y de los niños. que no hay posibilidad de conexión, diga que el reciente mov; niiento revolucionario aconHáy que convertir a Dios y a l a paz. de seja el aplazamiento de l a amnistía. L o s que la justicia y del trabajo regiones enteras. así discurren lo hacen bajo el dominio del Juventudes españolas, sin distinción jni miedo, si es que no les impulsa otro sentiseparación de clases: de vosotros depende miento menos corifesable. L a amnistía nó ha la magna obra de una propaganda sisterriáde comprender, naturalmente, a ios compli- tica competente, consciente, con alas de ideal cados en la última intentona, pero l a situay pies desnudos de humildad franciscana. S i n asco n i odio al contagiado, y sin rega- ción de los que padecen condena por hechos anteriores no puede estar á merced dé las teos en l a dádiva. -Las señorías del P a r agitaciones de l a calle. Bastaría provocar lamento no pueden ocuparse- de mucho más unos disturbios cada, vez qué estuviera a que de sus personalismos, y es a vosotros, punto de concederse una amnistía para que misioneros de la patria a quien ella delos partidarios de perpetuar rencores tuviemanda socorro. ran un, pretexto etique apoyar su oposición a l a medida generosa. SOFÍA C A S A N O V A han de i r cara a cara a resolver ese proble- Ño se dejen engañar los que han recibi. do en las urnas el mandato de una amnis- tía ni apele el Gobierno a fórmulas dilatorias que, no siendo nunca, recomendables, implicarían en este caso una inaudita crueldad. ¿Se han percatado bien todos de lo que la amnistía representa? N o es el trazado de. una carretera, ni l a mejora de. una industria, n i la concesión de unos derechos más o menos palpables: es la libertad de unos hombres, ¡de muchos, hombres! que están encerrados entre los muros y tras los hierros de cárceles y presidios después de ha. ber dicho la opinión con sus votos que ño sigan allí. Invito a los señores diputados y a los señores ministros a que, en el ambiente grato del salón de sesiones o al retirarse por la noche en el automóvil oficial, piensen: A estas horas varios hombres, ¡muchos hombres! van consumiendo; lentamente su vida en una celda estrecha, fría y destartalada. Son hombres como yo, ciudadanos como yo, luchadores como yo. Bastantes de ellos tienen una larga historia; de servicios excelsos a España. L a Patria, agradecida, hubo de recompensar sus altos fechos, otorgándoles los laureles que distinguen y definen al héroe. B l culto de u n ideal y la. desgracia les llevó a la- penosa situación de hoy. P a r a que salgan de, ella basta, que yo e n i t a mi voto conforme al claro deseo popular Seguro estoy de que ninguno de los señores ministros ni de, los señores diputr. dos permitirá, que sobre; su conciencia gravite la responsabilidad de que se prolongue una condena que, desde el momento en que se ha resuelto p o r e l país que debe ser extinguida, ha dejado de ser condena para convertirse en martirio. i Amnistía amplia y pror a! Las... Cortes actuales ponen todo su empeño en; no pa- recerse en nada a las anteriores. L o mejor que pueden hacer para lograr esa diferenciación, realmente apetecible, es comenzar sus tareas por un acuerdo que sea generosidad. Hasta el almanaque coadyuva a la petición e impone la urgencia. Son estos días días de paz y amor. L o s creyentes vemos en ellos la evocación de aquella noche felicísima en que el ángel anunció la buena nueva; los no creyentes, no se substraen aj
 // Cambio Nodo4-Sevilla