Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. ¡VIERNES 5 DE ENERÓ DE 1934. EDICIÓN D E A N D A L U C Í A P A G j N las autoridades. (Gran escándalo. Protestes de los radicales. Los socialistas gritan mentira, mentira en diversas ocasiones. E l orador se vuelve hacia ellos y replica: Estos embusteros Con tal motivo se produce un formidable escándalo, pues los socialistas se arrojan a agredir al orador, que se ve amparado por los diputados próximos. D i s c u r s o s d e l o s r e p r e s e n t a n t e s d e las m i n o r í a s A! i n t e r v e n i r el Durante el escándalo el vocerío es ensordecedor. U n diputado socialista quiere repes e ñ o r A J b i ñ a n a y a l u d i r d e s p u é s d e salvar l o s resp; etob p e r s o n a l e s tidas veces llegar hasta el Sr. Albiñana, el cual se arroja también sobre él. Como los a l s e p a r a t i s m o tratan d e a g r e d i r l e v a r i o s socialistas. U n a actitud escaños del Sr. Albiñana y de la minoría socialista están inmediatos, el choque pareairada d e l ministro d e H a c i e n d a Escándalo inenarrable. A n t e u n ció inevitable en los primeros momentos. Los diputados pertenecientes a las dereviva a España d a d o p o r u n diputado de derechas, los republicanos y chas de l a Cámara permanecieren en general en sus escaños, limitándose algunos de l o s socialistas p r o r r u m p e n en vivas a la República. Intervención d e l ellos a defender al Sr. Albiñana del intento de agresión. s e ñ o r G i l R o b l e s L a d i s c u s i ó n d e las actas d e V a l e n c i a (p r o v i n c i a) E n un momento los diputados que rodean s u s p e n d i d a a última h o r a a r u e g o s d e la C o m i s i ó n al Sr. Albiñana lo ocultan completamente a los ojos de los demás y finalmente logran apartarle algo de su escaño. Durante el i n cidente, el presidente, puesto en pie, esperó dedica también elogios al finado, para cuya a que terminara el griterío para intervenir. memoria tiene una plegaria. E l P R E S I D E N T E E l Sr. Albiñana tie ¡A las cuatro y media abre l a sesión el seE l Sr. A L V A R E Z R O B L E S popular ne el derecho a exponer sus convicciones, ñor Alba, con poca concurrencia en los esagrario, dice que su minoría rio quiere que pero deberá hacerlo sin olvidar que no puepaños. se interprete su silencio equivocadamente de ofender, no sólo l a memoria del muerto, E n el banco, azul los ministros de Hacienpor unes y otros. Se asocia al. dolor de l a sino el sentimiento de las personas afectas da, Guerra e Industria y Comercio. Cámara por un sentimiento de humanidad, en razón al dolor por la muerte del presiden- de la Cámara. E n este momento un diputado lanza un Sesión necrológica te de l a Generalidad. ¡V i v a España! y se produce una gran agiPero no prede asociarse al homenaje, a Eí P R E S I D E N T E notifica oficialmente a Ja Cámara el fallecimiento del presidente de los principios y a las actuaciones políticas, tación en la Cámara, pues los diputados republicanos y socialistas prorrumpen en esque constituyen lo esencial de la vida políl a Generalidad de Cataluña. tentóreos gritos d e V i v a la República! tica del Sr. Maciá. (Aplausos de la Ceda. Hace historia de su actuación política a en medio del silencio de gran número de d i E l Sr. B I L B A O invoca, con motivo del ¡partir de 1907, fecha de su aparición en el putados, y de, las tribunas, con excepción de mismo tema, la voluntad del Sr. Maciá de Parlamento, y recuerda l a renuncia del acta la Prensa, de la que salen grandes gritos de expresar en sus últimos momentos su conijde diputado por Borjas Blancas y su reelec V i v a la República! que acompañan a los ciencia católica, no importando que las autoción, ocasión en que sus electores vinieron diputados en sus voces. ridades laicas y sus correligionarios impien número de un millar para entregar el acE s tal la agitación con motivo de. ¡los redieran que el signo de la Cruz figurase en i a en el Congreso. petidos vivas a l a República de, radicales y su entierro, pues lo esencial fué aquella exAñade que l a Historia ha recogido y a la socialistas, que hasta el ministro de Hacienpresión, clara y firme d e j a conciencia catófigura del Sr. Maciá, a l a cual dedica eloda abandona el banco azul y se dirige al helica del finado. Termina pidiendo una plegagios, exaltándole como modelo de abnegaria para su alma. (Aplausos de los tradicio- miciclo con ademanes violentos. ción, persistencia y tenacidad. E n medio de un griterío inenarrable, miennal istas. Recuerda algunas anécdotas de su vida tras que algunos diputados socialistas quieE l conde de V A L L E L L A N O manifiesta durante su estancia en Bruselas y París, en ren agredir nuevamente al Sr. Albiñana y que no puede la, minoría de Renovación E s ocasión en que el Sr. Maciá no demostró son sujetados, se percibe la voz del señor pañola dejar de asociarse al duelo, pues esto entregarse a l a renuncia de sus ideales. Prieto, al que se oye decir que en el salón no representaría un acto de elegancia espi (Aplausos de l a mayoría. se habia gritado: ¡Muera Cataluña! ritual; pero sin renunciar por ello al ideal E l P R E S I D E N T E N o hace falta defenque representa, en el que le acompañan las D i s c u r s o s d e l o s representantes der aquí a ninguna región española ni se, masas que le siguen. P a r a su obra y para su d e las diversas minorías necesita gritar ¡V i v a España! porque E s figura todo el respeto. Y pide que l a divina paña no está en peligro n i tampoco la gloE l S r D E L O S R Í O S en nombre de la Misericordia perdone todos los errores y dariosa República española. minoría socialista, se adhiere al duelo de l a ños cometidos. (Aplausos y algunas proE l Sr. A L B I Ñ A N A Y o soy un hombre Cámara y dice que el S r Maciá llegó a autestas. amante de España. Y aprendí a amar a m i tosugestionarse con sus propios ideales. H a país en los mismos textos que el presidente. ce resaltar su lealtad y su gran areior a C a F o r m i d a b l e escándalo- L o s sociataluña. E l P R E S I D E N T E Procure no olvidarlistas t r a t a n d e a g r e d i r al s e ñ o r lo su señoría. Hace alusión a l a significación del señor E l Sr. A L B I Ñ A N A Yo termino dicienMaciá dentro de l a República. Recuerda su Albiñana. L o s radicales, unidos a do que para la memoria del Sr. Maciá toentrevista en 1931, en que, con los señores los socialistas, E s q u e r r a e i z dos mis homenajes, como cristiano y como Nicolau y Domingo, habló con el S r Maciá, quierda republicana prorrumpen católico; pero para su obra he de exclamar a fin de convencerle de que la constitución como réplica sólo lo siguiente: ¡V i v a E s de u n Estado Catalán acarrearía a España en g r a n d e s v í t o r e s a la R e p ú b l i c a paña y viva la Unidad Española! (Nuevo grandes peligros. Entonces- -dice- -sé operó E l Sr. A L B I Ñ A N A dice que el señor griterío. en el presidente de l a Generalidad un replieMaciá perteneció al separatismo catalán y él gue espiritual que allanó el camino para l a Los demócratas se adhieren también al al nacionalismo autoritario. Pero ofrecienconsolidación de l a República naciente. duelo. do en este momento el homenaje debido a la (Aplausos de los socialistas. memoria del finado, no, puede aceptar la h i E l S r B E L L O lee unas cuartillas, en las l i n a explicación aclaratoria d e l pocresía del ambiente parlamentario, y tiene que afirmó el que el Sr. Maciá fué un héroe que recordar que Maciá fué. quien enseñó, a S r G i l R o b l e s G r a n d e s a p l a u s o s popular. Se asocia al duelo, en nombre de parte de l a ciudadanía catalana a gritar Acción Republicana. d e Jas d e r e c h a s M u e r a España a ciencia y paciencia de E l S r V E N T O S A por l a L l i g a de CataE l Sr. G I L R O B L E S Brevísimas palaluña, da cuenta en un breve discurso de las bras con la máxima serenidad para puntuaaltas condiciones del Sr. Maciá para capIHtOWTO E N lizar la actitud de mi minoría con el, lamentarse l a voluntad del pueblo catalán. Recuertable incidente que aquí se ha producido. da los momentos de l a revolución, en los cuaQuisiera que esta actitud quedara circunsles l a prudencia de Maciá, apoyada en su crita a los verdaderos límites de una signifipopularidad y en su ascendiente sobre el cación que no se debe desvirtuar por ningún pueblo, supo evitar una situación caótica a concepto. su querida Cataluña. ¡El Sr. B R A V O F E R R E R conservador, H e podido contemplar el incidente en stt obra cumbre de i literatura V I O L E N T O S INCIDENTES E N L A CÁMARA DURANTE L A SESIÓN NECROLÓGICA E N MEMORIA D E L S E Ñ O R M A C JA La sesión de ayer tarde 1 TEATRO CERVANTES-
 // Cambio Nodo4-Sevilla