Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 6 DE ENERO DE. 19 3 4 NUMERO J S U E L T O 10 C E N T S LA Y DIÁRÜO I L U S T R A DO A Ñ O T R I CE SIMO ERO VA U 9.563 SEVILLA l i E B A C C I O N P U A D O J E- S A N S E B A S T I A N S U S C R I P C I O N E S Y ANUNCIOS, MUÑOZ O M V E C E R C A N A A T E T U A N SITUACIÓN P OLIT 1 CA PARLAMENTARIA En el Consejo de ministros de ayer se trataron importantes asuntos M a d r i d 6. A l a reunión ministerial. de ayer, de l a cual nos ocupamos en otro l u gar de este n ú m e r o se le d i o entre los comentaristas políticos extraordinaria importancia. Se dijo que el Gobierno había examinado atentamente l a situación de orden público en toda E s p a ñ a y asimismo l a situación política ante l a proximidad de una crisis parcial. N o es de extrañar por tanto que el interés dentro de l a C á m a r a se desplazara del salón de sesiones hacia fuera; es decir, hacia los asuntos estudiados por los ministros. están ya. plenamente identificados, deseen continuar en esta íntima relación, respecto a los problemas que han de examinarse y resolverse en las negociaciones. L a crisis parcial cuado surja se reducirá, pues, a l a cartera de Gobernación, y es cierto que n i el Sr. L e r r o u x n i el Gobierno han pensado todavía en l a persona que pueda desempeñar ese cargo; es decir, que hasta que la crisis tenga estado oficial no se conocerá el sustituto del Sr. Ü i c o Avello. El proyecto de Jey de regulación de haberes del Clero Seguramente en el Consejo del p r ó x i m o martes quedará aprobado el proyecto de ley de regulación de haberes del Clero. E s t á ya casi terminado por el ministro de Justicia, y en sus líneas generales lo conoció el Consejo de ayer. E l proyecto no atiende sino al Clero rural, al Clero de pueblos o aldeas inferiores a tres mil almas. Esto se razona diciendo que los sacerdotes de parroquias de pueblos importantes y ciudades tienen suficientes medios de vida con las aportaciones de los fieles. E l proyecto c ta una escala, que va del ochenta por ciento de los haberes que los sacerdotes percibían si eran menores a m i l pesetas, hasta él cincuenta por ciento para aquellos que percibían dos mil. Estas pensiones se conceden a los sacerdotes que estuvieran prestando servicio, el día 14 de abril de 1931 en, pueblos o aldeas menores de tres m i l almas, lo que quiere decir que si esos sacerdotes días, meses o años antes de esa fecha prestaban sus servicios en pueblos de su categoría y luego fueron trasladados a otros de mayor importancia, no t e n d r á n derecho al devengo. Las pensiones serán vitalicias, y se Cargar á n a l capítulo Obligaciones a extinguir de los presupuestos generales del Estado. ticiones elevadas por todas las Compañías! al Gobierno. Juzga el ministro de Obras Públicas que esta elevación de tarifas es necesaria para salir de l a situación actual, pero entienda que ha de, ir rodeada de garantías y en determinadas condiciones. Considera el ministro que si bien es cierto que los ferrocarriles. españoles no han elevado sus tarifas en la proporción de los ferrocarriles extranjeros, no lo es menos que los aumentos que se concedieron no respondieron exactamente a la realidad de la situación económica en las distintas Compañías. Esos aumentos se hicieron globalmente, y no con arreglo a las particularidades de cada línea. Otro de los temas que han de ser tratados por l a asamblea es el de l a regulación j u r í dica de las relaciones dé las Compañías con el Estado, para dar a esta importantísima cuestión una solución definitiva. 1 La interpelación del señor Badía E l debate planteado elí el Congreso por. el diputado catalán señor Badía sobre aspectos comerciales de l a economía española, y singularmente sobre los que afectan a la ba- j lanza de, importaciones y exportaciones, ha sido oportuno y es trascendental. P o r enteá- derlo así, han intervenido y van a intervenir otros diputados competentes, que pueden llevar la voz de importantes sectores o l a autoridad de su experiencia y sus es- I tudios; pero es el caso que en esa discusión i ha ocurrido algo insólito, que si no la malo- j gra, por lo menos la trunca, privándola de efectividad. Ocurre que el Sr. Badía, después ¡de iniciar el asunto y de explanarlo para ex- poner sus opiniones respecto a lo que debe hacerse en lá relación mercantil con varios; países, se ausenta de Madrid, y nada menos í que para presidir la comisión técnica que v a ¡a tratar con el Gobierno de F r a n c i a l a n e- í gociación sobre los contingentes. Y a es sor- j préndente, por no calificarlo de un modo gráfico, el procedimiento del señor Badía, j tan falto de elemental cautela, puesto que ¡días antes de enfrentarse con l a representación francesa anticipa desde el Parlamento! español sus puntos de vista. Pero es todavía i más e x t r a ñ o que luego de requerir con apremió al Gobierno para que le aceptase la i n- terpelación, apenas abierto el debate, prescinda de escuchar el contraste de otros pareceres e incluso de conocer las conclusiones del ministro, si es que éste las hace. 1 1 1 Sobre Ja crisis parcial y Ja designación de! señor Pita Romero para Ja embajada en es Vaticano Aunque es posible que el Gobierno en su. reunión de ayer no se ocupara de l a posible crisis n i aun siquiera para insistir cerca del Sr. Rico Avello con el fin, de. que continúe en su puesto, es lo Cierto que la inminencia de su dimisión está en l a conciencia de todos sus compañeros. E l propio S r R i c o A v e l l o en l a tarde de ayer hubo de manifestar a los periodistas que una vez levantado el estado de alarma en todo el p a í s él ocupará muy poco tiempo l a cartera de Gobernación porque este m i nisterio, entra en una etapa política, y no era él el hombre m á s indicado para desarrollarla. A g r e g ó que tampoco poseía grandes dotes policíacas, pese al mayor o menor acierto que hubiera acompañado a su gestión durante el pasado movimiento anarcosindicalista. Se enteró el S r L e r r o u x de estas manifestaciones delíministro, y dijo lo siguiente: -E l S r R i c o Avello es persona muy grata a todo el Gobierno. Todos creemos que lo ha hecho muy bien, y deseamos que continúe. E l efectivamente, quiere dimitir apenas las circunstancias lo aconsejen, ílo que no ocurre ahora, si no existen m á s razones que las que aduce. Claro es que si a pesar de todo se obstina... Nosotros. creemos que el Sr. R c o- A v e l l o ha de mantener su actitud, aunque continuar á algún tiempo en el desempeño de ía cartera. v Los problemas ferroviarios E n el Consejo de ayer habló extensamente el ministro de Obras Públicas sobre el problema ferroviario, que juzgó de importancia suma, y del- que dijo que se debía resolver de un modo urgente y total. A y e r mismo el Sr. Guerra del R í o firmó las órdenes, oportunas, convocando a la Asamblea de Transportes por Carretera para el día 15 del actual mes de enero. Esta Asamblea será de coordinación y enlace entre los transportes por carretera y los transportes por ferrocarril y a ella asistirán delegaciones obreras, patronales y del Estado. Será una asamblea parecida a l a que convocó el Sr. Prieto, y seguramente refrendará muchos de los acuerdos que en principio se adoptaron, entonces. E l problema de las Compañías será examinado en un Consejo de ministros especial, por la importancia del tema. Según nuestras noticias, será convocada una asamblea de grandes y pequeñas Compañías ferroviarias, divididas en tres grupos: Compañías liberadas de la tutela y protección del Estado, Compañías dependientes del Estado y Com ifiíús casi en poder del listado. A esta asam- blca asistirán personas técnicas y representantes de JOS Consejos de A d m i n i s t r a c i ó n y del personal ferroviario. E n esta magna reunión s e r á estudiado a fondo el problema de los ferrocarriles en España, y entre las cues- tiones que h ¡an de ventilarse figurará l a elevación de lú tarifas, que es una de las pe- J Nuestra información de ayer respecto a la designación del actual ministro de Estado para ocupar l a Embajada de E s p a ñ a cer; a de- l a Santa Sede, ha quedado plenamente confirmada. A y e r se solicitó el placet del V a ticano, y no creemos que haya dificultades para el nombramiento. Quienes creen que la salida del Gobierno del Sr. P i t a Romero puede dar lugar a una combinación ministerial se equivocan. De l a cartera de Estado se encargará, probablemente, el Sr. Lerroux. L a negociación con la Santa Sede ha de ser difícil, y, desde luego, de importancia suma, y es natural que tanto el nuevo embaJ M 2 S? S p presidente del Consejo, que or Con razón el Sr. Matesánz pidió ayer que la discusión se interrumpa hasta que pueda de nuevo comparecer el Sr. B a d í a no que se aplace sitie díe, ni menos que se dé por terminada, simplemente que se interrumpa, porque aunque el Sr. Badía ha dicho cosas interesantes, ni todas pueden merecer el asenso general, n i faltaría seguramente quienes expongan otros juicios y datos de no menor interés. E s éste un asunto en el que no sobran elementos de juicio. Bueno será que se conozcan todos. 1 La situación del orden público. Se levanta el estado de alarma E l Consejo acordó levantar el estado de alarma y dejar subsistente el de prevención. N o se hizo esto sin que se oyeran los informes del ministro de l a Gobernación, que, al su vez, recogía el espíritu de las comunicaciones enviadas por las autoridades de pro? C