Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 7 DE E N E R O D E 1934, E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA P A G 39. LA ESCANDALOSA ESTAFA D E BAYONA T I E N E REPERCUSIÓN POLÍTICA L a Prensa anuncia la dimisión de) G a b i n e t e Chautemps. El p r o p i o Chautemps se presentará el martes al Parlamento c o n un nuevo G a binete. Se. espera la detención de Stavisky en plazo brevísimo. París 7, 3 madrugada. (Crónica telefónica de nuestro redactor. Cuanto más objetiva, más impersonal e indirecta la información sobre el asunto Stavisk, tanto más ganará en precisión y exaqtitud. Su radio de acción es no sólo tan vasto, sino tan v i drioso, tan sensible, que el informador debe parapetarse en el testimonio ajeno, revestido de formas legales. Nada, pues, que no haya sido publicado y controvertido figurará en estas sucintas referencias. N o se han confirmado los vaticinios relativos a la dimisión del ministro de Trabajo. L o s diarios la anunciaron y el público la esperó- -inútilmente- -durante el día de hoy. L o s siguientes comunicados sugieren con toda elocuencia los trashondos de la colosal estafa de Bayona. Dice la presidencia del Consejo M Camilo Chautemps ha decidido abrir una encuesta administrativa, confiada al inspector general Plytas, para indagar las negligencias o las faltas que, cometidas posiblemente por funcionarios de la Policía, hayan retardado o entorpecido la acción de l a Justicia, Dice ahora el ministerio de Just i c i a S e procede 3 una encuesta para fijar las razones que motivaron los aplazamientos sucesivos del asunto Stavisky. Desde, que se conozcan los resultados completos de esta indagatoria se promoverán todas las sanciones necesarias, si se comprueba la existencia de faltas o negligencia. Junto a la nota de la presidencia del Consejo reproduzcamos el siguiente suelto de La Libarte: E l comisario Henne ¡t y el inspector Boni eran de notoriedad pública familiares de Alejandro. E s a ellos a quienes se ha encargado de la encuesta. E l primero ha marchado, inclusive, a Bayona. ¿L l e v a orden de impedir al juez provincial que co- meta equivocaciones peligrosas? Cuanto al carnet de inspector, que tan bien servía a Síavisky, es el Sr. Baiard quien se lo entregó cuando el asunto de los estupefaeientes de que ya hemos hablado. E l señor Baiard, ¿actuó por su propia cuenta o por orden de o t r o? Por lo que respecta a las razones que doce veces consecutivas impidieron que se viera el proceso del bello Alejandro, no carecen ciertamente de humor. E l doctor Vachet, firmante de uno de los certificados que afirmaban la enfermedad de Stavisky, declara así: U n a inteligencia brillante en apariencia puede presentar un fondo de taras y aberraciones mentales. Este es el caso de Stavisky, el cual fué puesto en libertad provisional con fecha del año 1928, después de un reconocimiento oficial. E l médico forense, el mismísimo doctor Paul, comprobó anomalías cuyo tratamiento era incompatible con el régimen de prisión. Y comenta agudamente Le Journal: A través de estos testimonios, el estafador, no sólo se ha preparado una defensa, sino un internado, del que se sale más fácilmente que de la cárcel: el A s i l o Queremos- -dice La Liberté- -que todas las complicidades y todos los compromisos sean descubiertos y entregados a la Justicia. Y queremos al mismo tiempo que no se exima a los hombres políticos, beneficiarios y protectores del estafador. Inexorable, implacable, señala el mismo periódico a M G a i baud- Ribaud, publicista sovietófilo y abogado del Socorro Rojo, y subraya que los ex m i- nistros Renaud y Hesse, ambos pertenecientes al partido radical- socialista- se endosan recíprocamente, en sus respectivas declaraciones, i a responsabilidad de haber puesto, como abogados, en libertad provisional, hace varios años, a Stavisky. Pregunta también La Liberté: ¿Es cierto que M Marius Móutet, diputado socialista, recibió a fines de diciembre, en su domicilio, boulevard Males Herbes, 167, la visita de Stavisky? ¿Es cierto que León B l u m se negó a denunciar desde la tribuna de l a Cámara el negocio de los bonos húngaros, cuya documentación completa le había sido, hace SE T E M E LA REANUvarios meses, entregada? DACIÓN I N M E D I A T A L a emulación periodística se desata, sin embargo y dispara, a diestro y siniestro, soDE- LAS HOSTILIDAbre piezas imaginarias. N o es probable, por DES E N E L C H A C O ejemplo, que las visitas que el Sr. Chautemps ha girado hoy a los presidentes del Senado L o s trabajos de Ja comisión de y de la Cámara y al ministro de Negocios Extranjeros, se relacionen con las presuntas la S o c i e d a d de N a c i o n e s complicidades en este asunto, no ya de vaBuenos A i r e s 6, 2 tarde. L a comisión dé rios diputados y senadores, sino de hombres la Sociedad de Naciones, que preside el sepolíticos, que alternan- -Poinearé fué una ñor Alvarez del Bayo, continúa activamente excepción- -en el desempeño de una cartera sus gestiones para tratar de llegar a una y en el ejercicio de la abogacía. Los periódisolución en el conflicto del Chaco. E l armiscos insisten éñ lo contrario. ticio entre paraguayos y bolivianos termina Otro ministró- -el de Educación Nacional, esta noche, a las doce, y se abrigan serios; M d e M o n z i e- -h a negado la especie de que- temores de que se reanuden las hostilidades, Etavisky fuera cliente suyo. Hasta tal punto se ha desatado la maledicencia, que esta tarO t r a protesta del G o b i e r n o b o de fueron cubiertos de firmas, en el Palacio liviano de Justicia, varios pliegos, en cabeza de los L a Paz ó, 4 ta; de. Se anuncia oficial- cuales los abogados de París piden l a incommente que el Gobierno boliviano ha protespatibilidad entre el ejercicio de su profesión tado ante la comisión de la Sociedad de Na- y el mandato parlamentario. ciones, que se ocupa de- la cuestión del ChaE n fin, el factor España ha intervenido, co, acusando al Paraguay de haber violadoi bien que pasajeramente, en el esclarecimiento por tercera vez el armisticio cuando a media de la intriga. U n empleado del fogitivo afirma haber visto a Stavisky subir en l a esta- noche del día 4. del corriente atacaron las tropas paraguayas y capturaron al fortín ción D Orsay el día 30 al rápido nocturno de Esteros, matando a un teniente boliviano y ¡i España. Durante el registro practicado hoy en una a cinco soldados. -United Press. de las sociedades iluso- rías del estafador, doLas tropas paraguayas, listas miciliada en la rué Saint Georgé, se enconAsunción 6, 7 tarde. P a r a media noche traron depositadas en una caja de caudales se espera la reanudación de la guerra con cutrocientas setenta acciones de los cemenBolivia, en vista de que no se ha recibido tos Portland de Sestao (Vizcaya) y ciento petición alguna sobre prórroga del armisticuarenta obligaciones de l a Sociedad Induscio existente. trial de Construcciones, domiciliada en Bous- E l general Estigarribia, comandante de las; cat, cerca de Burdeos. E l valor de estos fuerzas paraguayas, ha dado orden a las trotítulos no excede de veintitantos m i l franpas de estar dispuestas para media noche; cos Poca cosa, según se advierte. c pero no se cree haya inmediatas hostilidades Pero desde la iniciación del escándalo, un o choque? ya que las fuerzas bolivianas esrumor llegó a nuestros oídos de interés- para tán bastante alejadas de las líneas- paraguas España, tan extraordinario, que nos resisy as. -United Press. timos a la tentación de recogerlo, en tanto L a intervención de G i n e b r a v i r no lo revalide o formule un testimonió- formalísimo. Se refiere a las conexiones entre; tualmente ha terminado una de las personalidades aludidas en- el, L a Paz 6, o noche. Oficialmente se i n asunto Stavisky y cierta gestión administradica que en vista de violación, por Paraguay, tiva perpetrada por uno de los ministros del del armisticio, es inevitable Ja reanudación Gabinete Azaña. de la guerra en forma más cruenta, pues se L a jornada se cierra con varias noticias de escaso interés; un registro en el periódico; estima que puede considerarse terminada la intervención de la Sociedad de Naciones. -cartelista La Volonte, cuyo director, el y a famoso y reincidente Dubarry, fué mterro- United Press. gado por el juez; un careo que habrá mañaEl Paraguay se niega a p r o l o n g a r na en Bayona, entre el alcalde y diputado el armisticio radical- socialista, Garat, y el detenido T i s Asunción 6, 10 noche. E l ministro de N e sier; la dimisión de varios concejales del gocios Extranjeros ha declarado a la United Ayuntamiento de Bayona y el anuncio sensaPress que Paraguay ha rechazad la procional formulado por Le Joruml, Le Matin y Le, Petü Parisién, de qué la- Policía pro- puesta de la Sociedad de Naciones para que continúe, el arrnistkip. -United Press. cederá en plago brevísimo a la detención, del bello Alejandro. Le Matin afirma que, ea vista de la resistencia de Dalimier a renunciar a su cartera, el jefe del Gobierno se verá obligado a someter a l presidente de l ai República la dimisión total del Gabinete. E l Sr. Lebrtm reiterará su confianza al jefe d i misionario, y éste se presentará con nuevo Gobierno, el martes, a las Cámaras. Añade Le Matin que Chautemips ha rogado al señor Herriot su colaboración en l a lista de ¡sus nuevos ministros. E l comentario siguiente de Le Journal no es menos expresivo: L a solución del p- ro- blema de orden gubernamental que parecí haber planteado el desarrollo del asumo Stavisky se encuentra diferido. ¿Hasta cuándo? ¿El hecho decisivo se producirá mañana, por la noche, en el Consejo que se celebrar rá en el ministerio del Interior o ei marte. por la mañana en el Consejó de ministro. del Elíseo? ¿Y este hecho, del cual se habla! con tanta insistencia en los medios políticos, revestirá un carácter colectivo o simplemente individual? -D A R Á N A S
 // Cambio Nodo4-Sevilla