Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La de f i e s t a y d pastel R e y e s peligrosos par. eí l i s t a d o V a y a n solamente una de Jas veces en que la celebración de la Epifanía fué dramáticamente peligrosa Dará el Estado, y otra en que cómicamente así se consideró al pastel de Reyes. Francisco I de Francia supo que en casa del conde de San P o l habían sorteado los Reyes o repartido las porciones del clásico pastel. Etivió en seguida un heraldo a caballo adesafiar a su rival el Rey de la féve. Fué un capítulo de libro je caballerías. E l castillo se aprestó a la defensa. De sus almenas llovían bolas de nieve, manzanas, -huevos duros y. c i a dos sobre los sitiadores. Pero en el alegre ardor del combate se escapó de manos torpes una antorcha encendida y fué a herir en la frente al Rey, que creyó liegada su última hora, y le dejo una imborrable cicatriz. Que se h u b i era considerado entonces peligrosa para el Estado la fiesta, parecería natural. S i n embargo, posteriormente, y. con menos motivo, en el siglo Regio, asalto de día de Reyes, para reír, que acabo casi para llox v i los doctores de la Sorbona rar el de Francisco I ée Francia, al caer herido en la frente por mía antorcha ardiendo... Dibujo de Vogel. 1 y buena parte, del Parlamento se coaligaron contra ella, calificándola: rie; resto jbomi: K. ¡e de las Saturnales romanas. Pero, quien intentó aniquilarla fué el revolucionario Scipión Duroure. P o r una moción suya, el Consejo general de la C o inmune en 30 de diciembre de 79 decretó que, a partir del 6 de enero de 1793, la fiesta dicha hasta entonces de Reyes se llamase Fiesta de ¡os Sans- Culottes. E l 4 Nivoso, año- III, el Comité revolucionario denunció al ciudadano alcalde, N colas C h a m b o n, que hay pas cleros con audacia. para fabricar y vender todavía pastales de Reyes Inmediatamente, el ciudadano alcalde, considerando que, esos pasteleros no pueden tener irás que intenciones liberticidas, i n vita a la Policía a cumplir con su deber Aquí vendría bien una glosa de ¡a. célebre frase: Libertad, libertad, cuántas estupideces se han cometido en tu nombre! S i i i o fuera porque en nuestra tierra- -y hace bien p e c ó las hemos padecido a calderadas. 1 2 1 ENRIQUE G O N Z Á L E Z FIOL- Una victoria de Ignacio Ara. El internacional Cilaurren. En Barcelona- ha reaparecido Ignacio Ara (i) contendiendo con el francés Max Freres (í y qtie. llegó al límite de los dies rounds La victoria de Ara, por puntos, fué acogida con manifestaciones contradictorias. (Foto Brangulí. Cilaurren (x) el medio ala internacional del Athletic bilbaíno, ha. entrado en filas y viste por ves primera el Uniforme de soldado, en la capital de Vizcaya. (Foto Espiga.
 // Cambio Nodo4-Sevilla