Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A; B C, M A R T E S 9 DE ENERO DE 1934. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A C E 5 6 la prontittud de siempre, extinguió el fuego, pero 3 a inquilina del cuarto, A l e j a H e rrera Félix, murió asfixiada. Respecto al maestro Yagüe- -dice- -le considero como m i segundo padre. E l mío, ya octogenario, que vive en Santiago de Compostela, lo veo en estos momentos personificado en este ilustre hombre de ciencia, que tanto me ha ayudado en los comienzos de mi carrera. Tributa elogios al doctor P i g a y al maestro Guerrero. Y termina diciendo: E l secreto para llegar á M a d r i d y hacerce relaciones como yo, una inteligencia modesta es poseer un esfuerzo tenaz. L o s que llevamos dentro del alma la tradición cristiana y el arte de la Catedral de Compostela, no podemos olvidar aquella figura del maestro Mateo, al que la tradición atribuye la. v- ir, tud de que golpeándose en su estatua l a cabeza, brota 3 a inteligencia. A m i me brota l a voluntad y el sentimiento, y con ellos, desde lo m á s profundo de ini alma, os agradezco a todos el homenaje que me habéis tributado en esta noche. (Una gran ovación acoge las últimas palabras del orador, y todos los comensales desfilaron para felicitar al ilustre doctor Carro. Homenaje al subinspecíor general de Prisiones. Un banquete M a d r i d 8. Por el nuevo nombramiento de subinspector general de Prisiones, recaído en D José de las Heras García, se celebró ayer, en el Palace Hotel, un banquete en su honor. E l Sr. Navarro, de Paleneia, en sentidas frases, ofreció el homenaje, haciendo un caluroso elogio del festejado. D o n Basilio Alvarez, con verbo elocuente, tributó al S r Las Heras un cálido elogio, haciendo resaltar lo justo de su nuevo nombramiento. E l director de l a cárcel de mujeres de Madrid, Sr. Machado, dio lectura a una inspirada composición poética, y el Sr. Las Herías, al final, agradeció el homenaje de que era objeto. A l morir halló l a familia una carta en la que T r a g ó disponía que en. su esquela de defunción no figurasen ninguno de los títulos y honores que le habían sido conferidos en el transcurso de su vida. También disponía que no se admitiesen coronas ni otros homenajes que los del. respeto y el c a r i ñ o S i n duda alguna -terminp diciendo el Sr. Larregla- -renunciaba a coronas, porque su aspiración suprema era la de merecer la que la divina gracia de Dios le ha adjudicado. E l Sr. Salvador evocó los tiempos en que fué discípulo de T r a g ó y rindió al llorado maestro frases de admiración y afecto. También el Sr. A r b ó s dedicó muy sentidas palabras al que fué su paternal camarada en los comienzos de su carrera artística y elogió las cualidades admirables de músico concienzudo y de caballero del glorioso maestro. A propuesta del Sr. Garnelo, se acordó estudiar un proyecto de velada- artística en honor de los tres acadámieos recientemente fallecidos, señores Espina, Mélida y T r a g ó y se levantó la sesión en señal de duelo. ifim ti VuwimiJMB t Dos niños heridos por la explosión de un bote de carburo M a d r i d 9. Cuando se hallaban jugando con unos botes de carburo en la calle de Sol y Ortega (puente de Vallecas) varios niños de aquella barriada tuvieron la ocurrencia de prender fuego a uno de ellos, produciéndose una explosión, a consecuencia de la cual cayó al suelo bañado en sangre el niño Julián Alarcón Romero, de siete años, resultando también herido Juan González, de ocho. L a madre del niño Juan González, que presenciaba los juegos, empezó a dar gritos pidiendo socorro. Acudieron los vecinos, que trasladaron a los heridos iaíiá casa de socorro, en donde los médicos de guardia apreciaron a la. segunda criatura la probable fractura del occipital, como asimismo la rotura, de huesos, calificando su estado de grave, y al otro n i ñ o una herida en l a región frontal, de pronóstico reservado. E l pequeño Juan González fué trasladado al Hospital. Varios sucesos Dos personas muertas y una gravemente herida por atropello de automóvil M a d r i d 8. E n la calle de Claudio Moyano, el automóvil 46.045, que conducía su propietario, D Francisco García Moro, concejal del Ayuntamiento de Madrid, al evitar un choque con otro vehículo, realizó un viraje, que, por su violencia, le hizo perder la dirección. E l coche rebasó el encintado y se metió en la acera, atrepellando a un hombre y a una. mujer que transitaban por ella, los que quedaron muertos. También atropello a otra mujer llamada Milagros Alareós Torres, causándole lesiones muy graves. E l Sr. García M o r o y el chofer José Díaz Nieto, resultaron lesionados de pronóstico reservado. E l coche, como decimos antes, iba conducido por su propietario, y los cadáveres no han sido identificados todavía. Del hecho se ha dado cuenta al Juzgado de guardia, que ha comenzado a instruir las diligencias oportunas. A última hora de la tarde ha sido identificado uno de los muertos. Se llamaba M a r cos Ruiz Egea, de cuarenta y seis años. V i vía en la calle de A t o c h a número 147. L a mujer no ha sido identificada todavía. Representa unos treinta años de edad. También ha resultado herida en este accidente la niña de cuatro a ñ o s Julia Zamlorano Contreras, que vive en l a calle del Salvador número 29. L a madre sufre lesiones de pronóstico reservado. E n l a casa de socorro del distrito del H o s pital, a donde fueron, llevados los heridos y los muertos, se han desarrollado tristes escenas, y ante la puerta se aglomeró bastante público. A primera hora de la noche pudo ser identificado el cadáver de la mujer muerta en el accidente. Esta resultó ser Benita Contreras García, de veinticuatro años, vecina de Madridejos (Toledo) que había venido a pasar el día a Madrid. L a muerta era tíaele la niña Julia Zamorano Contreras, que también resultó lesionada en el suceso. U n automóvil choca con una camioneta. Dos heridos Madrid 8. Manuel N ú ñ e z Mena, de treinta y ocho años, que vive en la calle de Apo daca número 5 L u i s Pla a Huerte, de veinticinco, que- vive en Ruiz, 9 Francisco C i d González, de treinta, domiciliado en San Marcos, 17, y Victoriano Martínez F e r n á n dez, de veintidós, con domicilio en el P a seo de Extremadura, 11, fueron asistidos en la casa de socorro de Chamberí de lesionesde pronóstico reservado, los tres primeros, y leve, el último, producidas al chocar el automóvil 45.027, conducido por Manuel N ú ñez, con la camioneta 36.927, que conducía Manuel Fernández. E l choque ocurrió en l a calle de Fuencarral, esquina a la de J e r ó nimo de la Quintana. 1 Academia de Bellas Artes M a d r i d 9. L a sesión celebrada ayer por esta Academia la presidió su director, conde de Romanones, y por ser caso de urgencia se acordó designar como tesorero interino al conde de Casal, hasta que en sesión extraordinaria quede elegido el académico que haya de substituir en aquel cargo al finado S r Mélida. T a m b i é n se acordó que desempeñe intermaimente la secretaría el Sr. Sánchez Cantón, mientras se repone de su enfermedad el secretario, Sr. Zabala. E l resto de la sesión se consagró a la memoria del académico, últimamente fallecido, I X José Tragó. E l señor Larregla, en nombre de l a ¡Sección de Música, pronunció un elocuente discurso, verdadero panegírico del insigne finado. Con frases palpitantes de moción, trazó una semblanza moral de T r a g ó como gran. pianista, intérprete excepcional de los clásicos y románticos Basch, Beethoven, Schuman, Schubert, L i s z t y Chopin. Recordó sus triunfos pianísticos en E s p a ñ a y el extranjero, y de cuartetista con Monasterio y Arbós, entre otros, y sus trabajos incesantes y minuciosos como profesor del Conservatorio. A l hablar de lo que fué el ilustre T r a g ó como hombre, resumió en. tres admirables cualidades su manera de ser: humildad, sencillez y modestia, T r a g ó además de cultivar su cultura artística, inflamó su espíritu en la admiración hacía San Francisco de Asís, de cuya devoción puedg- ecir, fflue hizo amor de sus 1 U n muerto y un herido a consecuencia de un accidente de moto M a d r i d 8, 6 tarde. Ángel García F e r nández, de veinticuatro años de edad, salió! el domingo de M a d r i d con un amigo a dar un paseo en moto. De regreso en l a carretera, de l a C o r u ñ á encontraron un grupo de tres hombres: E m i lio Corral, de treinta y seis años, zapatero, domiciliado. en la calle de Francos R o d r í guez, 74; a un hijo de éste, llamado Ciernente. y a Ángel Codejón. L o s tres venían para Madrid, y al acercarse la motocicleta, dispersáronse gara dejarla paso, pero Ángel no pudo dominar 1 a máquina y ésta atropello y derribó a Emilio, que quedó en el suelo exánime. También Ángel resultó herido, y trasladados los dos al Equipo quirúrgico, Emilio falleció a consecuencia de la fractura del cráneo, con hundimiento del occipital y síndromes internos. E l estado de Ángel es gravísimo, pues que también sufrió iai. fractura del cráneo. Muerto por un automóvil Madrid 8, 6 tarde. U n individuo que víajaba en la tarde del domingo en un tranvía de la línea Sol- Ventas intentó apearse en marcha, en el momento en que se echaba encima un auto, que le atropello y derribó. Conducido al equipo q u i r ú r g i c o se le apreció la fractura de la base del cráneo, y poco después de su ingreso en el benéfico establecimiento dejaba de existir. L a víctima. de este suceso, no lia sido, iden ifkad: -v Una mujer asfixiada M a d r i d 8, 6 tarde. E n la noche del domingo se produjo un incendio en una de las buhardillas de una casa de la calle del Carnero. E l servicio de bomberas! que acudió con
 // Cambio Nodo4-Sevilla