Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. M A R T E S g DE ENERO D E 1934. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 27. INFORMACIONES Y NOTICIAS VARIAS D E L A REGIÓN A N D A L U Z A ABC en H u e l v a E! señor M a l b o y s s o n es víctima de u n accidente automovilista. Las a u t o r i d a d e s A y a m o n t e también accidentadas. Á B C en Siuelvg f ciudad y abarcaran, de un lado, las grandeJ zas de la tierra y de la- Historia, y de otro, la emoción arrebatadora del cielo. La ciudad de los bellos paseos es una gran ciudad de turismo. Que no lo olviden sus hombres dirigentes, y tomen como norte de sus ideas el desarrollo de todos los focos de belleza de la- reina del Odiel. En el sentir moderno, la belleza es el corazón de la vida. Los pueblos que la tienen, y saben conservarla y crecerla, serán ricos. -M. SIUROT. Onuba, la de los hermosos paseos Tiene la capital onubense dos de los mejores paseos de España. El paseo del río, que va desde el puerto hasta el monumento a Colón, con ¡seis kilómetros de desarrollo, y el choquerísimo paseo de Conquero, que va desde el antiguo Poso de Regaza hasta la Cinta. Si Huelva no fuera digna de la atención del turismo, como lo es, desde, luego, por su magnífico puerto; por su preciosa plaza de las Monjas, por la estación de verano de Punta Umbría, que geográficamente corresponde a Cartaya, -pero que en reali dad es Huelva la que le da la animación y la vida, y por sus fiestas colombinas; si p or todo esto no fuera ya notable la capital, se ríalo de modo señaladísimo por estas dos avenidas, que dan carácter y prestigio a la simpática ciudad del Odiel. Desde que pasamos por el arco de hierro del muelle de Rio Tinto hasta la rotonda, frente a la Rábida, se desarrolla el primero de los paseos citados. Es la. visión de la marina, porque el, agua los bordea en toda su extensión. Sus árboles, sus edificaciones y su artístico trazado se embellecen por el Odiel, cuyas olas llegan en lo pleamar al paseíllo de peatones. En el verano, la avenida es fresca; en el invierno, soleada y siempre bella, porque los vapores y las velas surcan constantemente la incomparable ría, y este movimiento y el paisaje marismeño de Baenta y el risueño de Saltes, hacen un conjunto de maravillosa perspectiva. Cuando el paseo se va concluyendo, surge ante el espectador la santidad histórica y religiosa de la Rábida, más allá del Tinto, y del lado de acá el monumento a Colón, donación de un gran pueblo, que quiso poner en la confluencia de los dos ríos, mirando al Monasterio y al mar, esta señal de su genio, de su generosidad y de su gratitud. El otro paseo, el de Conquero (Conquero es degeneración de canchero, porque la masa roja de estos cabezos está llena de conchas marinas) tiene a ambos lados magníficos chalets y el grandioso Instituto Provincial. Cuando el paseo domina la cuesta de entrada y enseñorea la altura de los cabezos, se ofrece a la vista del visitante uno de los más bellos espectáculos de nuestra Andalucía, porque se divisan perfectatnente los dos. valles, el del Tinto y el del Odiel, con sus marismas, sus caseríos y sus lontananzas. Lo mismo el Tinto que el Odiel parecen desde arriba inmensos espejos, rotos en mil pedazos. En una cuenca se ven la capital. Corrales, Aljaraque y Gibraleón; en otra, la Rábida, Palos, Moguer y San Juan. En el fondo últvnyo del cuadro la traza azulada de la cordillera Mañanica. El paseo de Conquero llega hasta la ermita de té. patrono- de Huelva, la Santísima Virgen de la Cinta, cuyas paredes están perfumadas del espíritu marinero de. la vieja Onuba y de las oraciones de la ciudad de ahora, que tiev- e puesto su corazón en aquella Señara pintada en un muro, en plena Edad Media, por algún pintor de la escuela siewesa. Huelva tiene forzosamente que ser grande, porque tiene que ser muy espiritual. Un paseo íerr Ána en Colón y el. otro en la Cinta- i copio si abrieran los brazos de la Imposición de Ja M e d a l l a d e l Salvamento de Náufragos a u n policía Ayamonte 8, 6 tarde. E r i l a mañana Sé ayer, en el salón de actos de este Ayuntamiento, se impuso la medalla del Salvamento de Náufragos al agente de Vigilancia, destinado en l a frontera, D D a v i d Sánchez Sanz, que hace algún tiempo ayudó a salvar la vida a un niño de trece años, llamado Domingo Fernández, que había caído al río Guadiana. E n ausencia del gobernador, que por haber sufrido un accidente no pudo llegar a tiempo, hizo l a imposición de l a referida medalla el delegado marítimo D Ramón A l o n so Novoa. A l acto asistieron las autoridades civiles y militares, el cónsul de Portugal, representación de l a Policía del vecino pueblo fronterizo portugués, Prensa y fuerzas viváis de la población. Se pronunciaron varios discursos, y el cónsul de Portugal hizo saber que l a Institución Portuguesa de Salvamento de Náufragos instruye expediente para premiar l a actitud del referido agente Sr. Sánchez Sanz. También se hizo entrega a José Pérez (a) el Gitaiiillo de cincuenta pesetas en metálico con que l a Institución E s p a ñ o l a r e! Salvamento de Náufragos premia a l a valentía de dicho muchacho al arrojarse al agua para ayudar al Sr. Sánchez Sanz. Terminado el acto, las autoridades e i n vitados fueron obsequiados. -A y e r salimos el capitán de la compañía de Guardia de Asalto de esta capital, D M i guel Silvestre, y yo, invitados para asistir at acto de l a imposición de l a medalla de S a l vamento de Náufragos al agente de ¡Vigi lancia D D a v i d Sánchez, por el hecho ite- i roico de haber salvado la vida a dos subditos portugueses cuando éstos se encontraban eri trance de ahogarse. J A l salir de Gibraleón en dirección a Aya- monte, a unos tres- kilómetros de aquel pue- i blo, iba delaste de nuestro coche un camión por el centro de la carretera. Durante uií buen rata pedimos paso, sin que quisiera dari se el conductor por enterado. E l camión se desvió finalmente un poco hacia su derecha y entonces creímos que nosofrecía paso l i b r e pero a l intentar avanzas, con nuestro auto, el camión se dirigió hacia la izquierda del camino, y se predujo l a des- viación de nuestro coche, que cayó por u n terraplén, dando dos o tres vueltas de cam- pana, después de haber arrancado de cuajd una encina, lo que demuestra l a violencia del choque. L o s momentos después fueron verdaderamente angustiosos. Sobre el capitán y sobre mí cayó una l l u via de cristales y quedamos encajonados has- ta que se nos pudo extraer por una porte- zuela. E l accidente hubiera podido ser trágico si no se le ocurre al conductor de nuestro co ¡che cerrar el paso de l a gasolina pues entonJ ees hubiéramos perecido abrasados, ya que no había tiempo de sacarnos demuestro encierro. Dimos aviso seguidamente al doctor M i llares, de Gibraleón, quien se presentó en el lugar del suceso en su automóvil inmediatamente, conduciéndonos a su clínica. E l capitán fué curado de luxación en eí hombro izquierdo, contusiones en el pecho y ambos brazos. Pronóstico menos grave. ij E l conductor fué asistido de varias erosio- nes y yo de una erosión en la cabeza y m a J gullamiento general. E n Gibraleón, al enterarse de lo sucedido, estuvieron el teniente coronel de la Benemé- rita, D A r t u r o BlánecJ; alcalde de Huelva! y otras autoridades. Terminó diciéndonos el gobernador que elj juez de Gibraleón había decretado el encar- celamientó del conductor del camión, pero que a ruegos suyos había sido libertado. 5 Las autoridades de A y a m o n t e también accidentadas Ayamonte 8, 9 noche. Las autoridades locales que habían salido a esperar al gober- nador de la provincia, que se disponía a asís- tir al acto de imponer l a medalla de Salva- mentó de Náufragos al agente de V i g i l a n cia Sr. Sánchez Sanz, entre las que iban e l capitán de l a Guardia civil, el administradorde Correos, el cónsul de Portugal, el agenté de Vigilancia referido y otras personalida- i, des, sufrieron un accidente en el sitio cono- cido por la Cerquita, a unos cuatro kilómetros de está población. A l tratar de evitar e l atropello de un borrego, cayeron con el co- i che a la cuneta de la carretera, resultando; los ocupantes del vehículo con algunas con- tusiones, todas de carácter leve. Éi gobernador civil es víctima de un accidente automovilista. L o que nos dice dicha autoridad acerca del suceso Huelva 8, 4 tarde. E l gobernador civil nos ha hecho hoy las siguientes manifestaciones a u t o m ó v i l e s S E V I U J A- B A D A J O S por FRJfiG E N A 3 J D E I J A S I E R R A Salidas: De Sevilla, A d r i a n o 1 4 7 m a ñ a n a D e Badajoz, A r c o A g ü e r o 21, 7 m a ñ a n a T e l é f o n o 25520. Sevilla. P o r este motivo los accidentados regresad ron inmediatamente a l a población. Cádiz H u n d i m i e n t o de una grada d u r a n te una representación teatral Jerez de la Frontera 8, 1 0 noche. A l ce lebrar una función e! teatro ambulante A l e gría se hundió parte de una grada, resultando contusionadas levemente cinco mujeres MÍTY P R O N T O extraordinario estreno JL
 // Cambio Nodo4-Sevilla