Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Después de los cuidados facultativos, Pedrín quedó más aliviado y en condiciones de marchar a Pamplona con el equipo. Coruña, i A t h l e t i c de M a d r i d 2 Coruna 8. Este encuentro fué el más. duro de la temporada. Ambos equipos apelaron a la violencia, llevando los colchone- ros todas las ventajas, a pesar de las injustas características de agresividad que se atribuyen a los coruñenes. E l primer tiempo fué de dominio alterno, sin cejar ningún bando en sus ataques entusiastas. La casa del tobillo se. hizo constante, saliendo los coruñenes peor parados, teniendo que retirarse varios jugadores 1 Gcales, aunque reaparecieron todos cojeando y, en inferioridad de condiciones. En una ocasión se produjo formidable lío entre los jugadores y el arbitro, Sr. Steirtibor, teniendo que intervenir el jefe de las fuerzas de Asalto, reanudándose el juego, a pesar de la excitación de todos. Casi al final del primer tiempo, Elícegui recibe un centro y deja correr la pelota hasta Amunárriz, quien marca el primer goal. E l Deportivo reacciona, y su esfuerzo es tan intenso, que al fin la defensa athlática, asfixiada, tiene que hacerse el goal en su propia meta, y con este empate a un goal termina el primer tiempo. E n Ja segunda- parte, el juego es tan violento como en la primera, y hay varios jugadores lesionados por uno y otro bando; el Coruña domina; pero el trío defensivo madrileño- se muestra segurísimo; en uno de los ataques se producen unas manos clarísimas en el área rojiblanco, y como el arbitro no castiga se produce un escándalo formidable. Faltando pocos minutos para concluir, Elícegui inicia una escapada decidida y logra marcar el goal de la victoria. Luego el juego se estaciona ante el marco athlético, cuyo equipo se sitúa a la defensiva. E l partido, en general, por sus violencias, no gustó a nadie, atribuyéndose a la parcialidad del arbitro la discutida victoria del Athletic. mer córner, y dos después Oyaneder estuvo a punto de vulnerar la puerta de Eizaguirre. Apreciamos en lo que va de partido, y aun en muchos momentos después, la facilidad de Gamborena por cubrir gran espacio del campo, siendo un maestro en distribuir el balón a sus delanteros. Seis minutos. Golpe franco contra el Deportivo, que sale muy bien de los pies de Gamborena. U n intento de remate fallado, y en un segundo ataque recoge Eizaguirre la pelota, salvando el apuro. Dos corners favorables al team guipuzcoano y uno en contra. En el segundo de aquéllos, a los veintidós minutos, se hizo el goal casi directo. E l portero tocó el balón con propósito de despejarlo, pero se fué al ángulo opuesto y se coló sin más preámbu los. A la media hora después de haber sacado otro castigo de la esquina, hacía el Irún el segundo tanto de un remate magnífico de Castillo, que estaba vigilante cerca del marco. Y con un comer dé parte del Alavés acaba el primer tiempo, que ha sido una cosa insípida y desesperante. E l segundo estuvo más movido, y hubo un goal del Alavés, anulado sin saber por qué motivo, y algunos remanes atinados, que en otra tarde hubieran sido más aplaudidos. A los veintiún minutos del segundo tiempo, después tíe, una intentona machacona del Alavés, sin éxito, escapan veloces los iruneses y su interior derecha aprovecha la ocasión burlando al portero al salir en busca de la bolita, que pasa a la red. Después de unas jugadas insulsas, vuelve el Deportivo al ataque. Fernández se encarga dé rematar un balón apuradamente, pero colocándolo en el mismo ángulo. Son tresuno, y el público aplaude la habilidad del jugador gazteíztarra. Aproximadamente a los treinta y cinco minutos, un buen servicio hecho al extremo derecha lo convierte en goal. A. punto de expirar el tiempo reglamentario, Fernández centra el balón e Irureta, de un certero cabezazo, lo manda a la red. F i n Cuatro- dos. Balaguer hizo un arbitraje de principiante. Murcia: Elzo; Garcerán, Sorribas; M u ñoz, Roig, Griera; Julio, Ferré, Garreta, García y Sornichero. Celta: Lilo; Ignacio, Valeáreel; Bulla Bega, Piñeiro; Machicha, Gonzalito, Nótete, Pítelo y Polo. E l Murcia dominó en la primera parte, gracias a sus medios; pero los delanteros se mostraron muy torpes, sobre todo el debutante Ferré, madrileño, al que el público protestó ruidosamente. E l primer, goal se marcó a los quince minutos. Fué un comer, lanzado por Julio, que devolvió flojo Lilo, y remató Ferré, aprovechándose de la indecisión de los defensas. E l Celta estuvo a punto de igualar eri una escapada de Machicha. A los veintitrés minutos, un centro de Julio fué empalmado a toda marcha, por García, que marco el segundo goal. En la segunda parte, el Murcia dominó mucho al principio; el centro Roig sirvió admirablemente a sus delanteros, y a íos. cin- co minutos, en un balón bombeado, falló el defensa Valcáreel, aprovechando Ferré para marcar cruzado el tercer goal local. Siguió la presión constante murciana, pero. la ineficacia de los delanteros evitó un resultado abrumador para los vigueses. Mediado el tiempo reaccionó el Celta, que! dominó un rato. Tiró a goal Machicha y la pelota dio en el poste, fusilando Polo, el único tanto de su equipo. Después volvió á dominar el Murcia: pero el encuentro con- cluyó con ese resultado. Sobre todos los jugadores desteó Roig, que superó a Vega. E l arbitraje de Vilalta fué acertado. i A l a v é s 2; Irún, 4 Vitoria 8. Por muchos esfuerzos que el cronista intente hacer para está información del match, tendremos que convencernos antes de empezar que todo ha dé ser baldío. Fué un partido malo, sobre todo para el Deportivo Alavés, que cada vez se muestra más apesadumbrado con sus constantes fracasas. Es un enfermo incurable, al que faltan ánimos y energías. E L Irún tuvo un partido fácil. Desde sus comienzos vimos a Gamborena en plan de capitán inteligente, al que dejaron desarrollar su juego pesado, pero matemático, y todos los resortes de que dispone este gran eqidpier fueron puestos en práctica, respondiendo a la perfección el ala derecha del equipo blanco, que se hartó de hacer jugadas bonitas y positivas. Equipos. Irún: Zugasti; Arza, Mancisidor; Lecuona, Gamborena, Sotes; Castillo, Echezarreta, Oyaneder, Cajo y Sánchez Arana. Alavés: Eizaguirre; Rana, Mardones; Urquiru, Zulaica, Albéniz; Errasti, Las Heras, Irureta, Fernández y Paco. Han sido bajas definitivas en el once local su portero Santamaría y el extremo izquierda Urretavizcaya, y suponemos que a estas ¿ajas seguirán otras. Todo el primer tiempo fué de constante dominio irunés. Casi podríamos asegurar que el meta fronterizo sólo una vez tocó la ¡pelota. ¡A! los tres minutos sacaba el Irm ¡el pri- M u r c i a 3; Celta de V i g o í Murcia 8. Estos equipos hicieron un buen partido, sin incidentes de ninguna clase. E l éxito local débese al buen juego de medios interiores, que aislaron a Garreta, y los extremos limitáronse a cumplir. Los equipos se alinearon así: La Junta Española de Peregrinaciones es immica a todos los católicos que en el corriente año orgaraizaB las siguientes peregrinaciones: 26 lebrero- 14 marzo. -A Roma, para asistir a la canonización de la madre Sacramento. Semana Santa en Roma. -Asistencia a la canonización de Dqm Bosco y cierre de la Puerta Santa. Semana Santa en Jernsalén. -En uno de los mejores transatlánticos del mundo, visitando Italia, Egipto, Palestina, Siria, Turquía y Francia. Precio, desde 1.375 ptas. Octubre. -Gran peregrinación a Buenos Aires, para asistir al Congreso Eucarlstico, en uno de los mejores vapores que actualmente hacen el servicio. Para informes, que se facilitarán gratuitamente, dirigirse a Junta Española de Peregrinaciones, Pi y Margal 12, Madrid. Teléfono 13398. ¡Cara tos, catarros, fatiga, gripe. 5 pesetas, frascos r ara niños, 1,50 utas, 1 Sporíing de Gijón, 4; Sabadell, 3 Gijón 8. E n el Molinón se alinearon es- tos equipos así: Sporting: Amadeo; Francos, Peña; Iglesias, Calleja, Reyes; Latorre, Muñiz, Herrera, Pin y Nani. Sabadell: Fourner; Morral, Liado; Colungo, Gracia, Mota; Crespo, Bertrarid, Gual, Calvet y Estévez. A los catorce minutos de empezar, Herrera logró el primer goal de un shot desde lejos. Empató el Sabadell a los diecisiete minutos por medio de un tiro de Gual. V o l vió a marcar el Sporting, por obra de Herrera, de un shot cruzado, después de magnífica jugada, y el Sabadell volvió a marcar de un buen tiro de Crespo, concluyendo el tiempo con empate a dos. E n la segunda parte, Herrera hizo un gran pase a Pin y éste logró el tercer goal a los veinte minutos. Poco después, el Sabadell volvió a empatar de un shot de Cal- vet, desde la derecha. Continuó el match muy reñido, y cuando faltaban ocho minutos se promovió un lió ante la. meta catalana. E l arbitro, Campos, castigó, con penalty, y los del Sabadell protestaron, llegando a za. randear al arbitro. Después de múltiples incidentes fueron expulsados del terreno Gual, Colungo y Mota, del Sabadell. Tiró el penalty Pin y marcó el cuarto goal para el Sporting. Después fué expulsado el medio centro García por propinar una patada a Pin cuando éste llevaba la pelota. E l partido terminó con el resultado de cuatro a tres. Durante los incidentes tuvie- ron que intervenir los guardias de Asalto, en vista de la negativa de los catalanes a abandonar el terreno. E l Sporting estuvo regular, pero jueandoi con poco aplomo. Del Sabadell, lo mejor, losa medios y el portero. E l arbitraje de Campos, discreto. Perdonó algunas violencias a ambos equipos y fué justo durante el incidente, porque la actitud de los catalanes Ití puso en el- trance- de expulsarlos 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla