Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A! B C. M I É R C O L E S 10 D E E N E R O D E 1934. EDICIÓN D E A N D A L U C Í A P A G agú. gún se ha comprobado, a su muerte. Sujeto peligroso, reiteradamente condenado, fichado desde hacía tiempo por l a Policía, al decir de muchos, detenia el secreto de l a muertq de su jefe. i Abona, en cambio, 3 a presunción del suiciÉ l G o b i e r n o radical- socialista, en situación embarazosa. ¿Stavisky se dio el hallazgo de tres cartas- -para su mujerí y sus dos hijos- en. las que Stavisky escrisuicidó o fué asesinado? U n a colisión frente a ía Cámara. be sus últimas volutades. P o r el contrario, esj. singularmente desconcertante l a circunstanAgencia Radio, de Comunistas y realistas se mani- debate del jueves, que promete, a juicio de cia, que conviene l ano ingresara en el H que el presunto suicida oslos diputados, prolongar y superar el interés pital de Chamonix hasta transcurrida hora fiestan ante la Cámara y se p r o- político suscitado por l a estafa de Bayona. y media de producirse l a herida. E n todo caduce una colisión al intervenir la Ursa comisión de responsabilida- so, la muerte del estafador antes aviva que ¡adormece el interés dramático y la. sugestión des para esclarecer el escándalo política del espeluznante folletín. Policía. Detenciones E l diputado por los Bajos Pirineos señor París 10, 3 madrugada. Por l a mañana, Ibarnegaray propondrá el nombramiento de Comentarios y derivaciones l a Acción Francesa convocaba a sus afiliauna comisión de Responsabilidades, encardos. L Humanité coincidía en el llamamiengada de esclarecer los aspectos político, j u Mientras- -insistiremos- -en las acusacio- to. Todos a una, comunistas y realistas sin dicial y administrativo del escándalo. E l grunes producidas contra políticos franceses yi conexión n i inteligencia, pero con un mismo po parlamentario radical- socialista se reúne contra políticos españoles no partan de una! designio contra la Cámara de Diputados. bajo l a presidencia del S r Herriot para estribuna responsable y solvente, guardaremos U n a anécdota más en la topografía animacuchar las manifestaciones de les ex minissilencio. N o sería lícito, n i prudente, u n a da del Palacio de Borbóñ y como otras tros Durand y Iíeese y del diputado por P a actitud contraria. Sobre que tiene demasiaveces s i n caracteres verdaderamente drarís Bomiaure en orden a sus relaciones con das especias, deimasiado condimento en su máticos. Los camelots eran más, muchísiStavisky. A una pregunta pertinente el seaspecto estrictamente judicial l a estafa oe mos más que los manifestantes rojos. Más ñor Herriot niega que Stavisky haya auxiBayona, para que sea menester esbozarla! numerosos, más intrépidos y de más tradiliado a la caja electoral del partida E l acta con fantasías o supuestos más o menos yeción en l a insurgenoia y en el ataque hude la reunión consigna que el grupo está rosímiles. bieran cercado, la. Cámara s i un maravillodecidido, para no permitir- que se atente a sü Se publicó, por ejemplo, l a afirmación de so servicio de orden personalmente d i r i g i- honorabilidad, a no retroceder ante ninguna que Stavisky había colocado numerosos bó- do por el prefecto, M Chiappe, no se hubiemedida necesaria, incluso en el interior del nos en España, y los hechos demuestran hasra adelantado a tomar posiciones. A las dos grupo Se interpretan estas líneas como el ta ahora rigurosamente lo contrario. Carecen y diez, un destacamento de Guardia Repúanuncie; de que la personalidad nombrada pablica- ña se. alinea en l a plaza de l a Concorsará ante el Consejo de Disciplina del grupo. de autoridad los relatos y conjeturas sobreviajes y andanzas en España de aventuredia. L a s fuerzas de l a Policía jalonan el peros internacionales, en relación con éste y rímetro del edificio; patrullas a caballo d i U n a frase de C a i l l a u x ¿S e d i o otros asuntos de fraude y especulación. Sesuelven los grupos e impiden a los. curiosos que se detengan. L o s camolets aparecen Stavisky voluntariamente muerte? ría, sin embargo, pueril, negar enrareci- i miento de ¡a atmósfera pública en Francia. esta vez por el- río. L a s gabarras y. los vaSobre los restos del vertiginoso estafador porcitos anclados disimularon su presencia. se cierne sarcástica esta frase de Caillaux, Independiente de la campaña de L Sueña el Royale a guisa de desafío y más cuya- autenticidad sería difícil comprobar: berté, constelada de preguntas- -ya hemos allá un grupo de comunistas entona l a I n Procúrese identificar al muerto Verdad reproducido varias- 110 hay porqué insisternacional. Continúan engrosando los grumacabra. Como historieta macabra, otra vertir en ellas y reproducir otras que alcanzan pos. L a intención es apedrear la Cámara, sión; L a de que Alejandro Stavisky no se con pocas excepciones no sólo a la plana pero l a Policía, tras varias escaramuzas, dio voluntariamente la muerte. E s generalmayor del partido radical- socialista, sino a l ataca decididamente a los cmnelots. Se remente compartida. Órganos como Le PopuGobierno. Se registran anomalías que, con- hacen éstos; arrancan las verjas que protelaire, El Eco de París y La Liberté, de i m tribuyen a divorciar de los promotores y; portantes grupos políticos y periodistas tan gen a los árboles y colocándolas entre los ejecutores de la encuesta oficial a la opinión. documentados y serenos como León Balby, rieles consiguen detener la: circulación. Se V e r b i gracia, desde hace diez días declara- director de Le Jour, sugieren l a hipótesis de produce una violenta colisión. De una parte ba casi a diario ante la autoridad y ante losli un asesinato. E l autor material de la ejecuy de otra hay numerosos contusos. Los reperiodistas el director del Empira Hayqtte ción, según las gentes y según algún pe- principal ealoborador de Stavisky. Esta maV voltosos se repliegan en l a plaza de l a Conriódico, sería V o i x que acompañó a Stavisky cordia y en l a plaza de l a Concordia riñen nana, el juez decretó auto de detención conen sus últimos momentos, y que asistió, seuna última escaramuza. Los guardias a catra el mismo, pero éste ha desaparecido. ballo invaden para despejar las aceras. L a Consignemos, por último, la impresión de agitación en el barrio persiste hasta las que, bien el jueves en la Cámara, bien denocho de l a noche. Los agentes practican detro de escasísimas semnas, el asunto Statenciones, incluso entre los grupos. ¡refugiavisky alcanzará na vasta expresión polídos en los cafés; el número de detenidos astica en la continuidad del P o d e r -D A R A ciende aproximadamente a dos centenares, NAS. entre ellos un comisario de los camelots. c a r a SBBSCI B! MB S E L ESCÁNDALO D E I LA; POSICIÓN D E L G O B I E R N O FRANCÉS r 1 Elección de la M e s a de la Cámar a E l interés político del debate del jueves E n el recinto de la Cámara se. procede mientras a l a elección de l a Mesa. E l socialista Buisson, centra quien se ha emprendido una campaña sobre supuestas irregularidades administrativas ocurridas ec su distrito, obtiene para l a presidencia menos sufragios que otras veces. 332 spbre 517 votantes. Detalles significativos: renuncia la reelección para la vicepresidencia el ex mi lustro radical- socialista Ffcese, quien se confirma que era abogado de Stavisky, aunque no en los asuntos de Bayona, y es el moderado Monee! elegido primer vicepresidente, quien suma el mayor número de papeletas, 41 Ó votos sobre 517. Durante el escrutinio hubo en los pasillos extraordinaria anima- ción. Giran todos los comentarios acerca del ¿Se ha suicidado Stavisky? pueden dirigirse a nuestras efieinas m la calle iffiOZ OLIVE, c por teléfono a nuestra ataisiistagién, n. o 32689 de la suscripción; incluidas las cuatro números extraordinarios- de los domingos suyp precie es ds veinte- céntimos Chamonix 9, 11 mañana. Desde el momento en que fué operado Stavisky se colocaron al lado de l a cama que ocupaba eri el Hospital dos inspectores de Policía, guardándole. Habían recibido instrucciones para interrogarle en el caso de que recobrara el conocimiento, a fin de dejar completamente: aclarada la forma en que se desarrollaron los acontecimientos desde el momento en que, conocida por la Policía su actuación, los agentes penetraron en el cuarto del hotel, encontrándole atravesada la cabeza por. un balazo. Obedecía esta investigación al rumor acogido por algunos periódicos de que Stavisky no se suicidó. P e r o como ha sido i m posible sacar a Stavisky del coma en que quedó sumido después de l a trepanación, sólo la diligencia de autopsia podrá arrojar; luz sobre el suceso. H a llegado l a esposa de Stavisky, pero rid a tiempo de encontrarle aún con vida. ¡7 teé Press. i
 // Cambio Nodo4-Sevilla