Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S i! DE E N E R O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA: PÁG. 17. diciones de vida de esta masa de la población se ajuste a estos principios de. razón. También los patronos han de cooperar por la repercusión que tiene sobre el paro la, r a cionalización de las industrias y l a política, industrial que desenvuelven (métodos de trabajo, fusión de Empresas, cartel de industrias, etc. etc. y es bien razona- ble que repartan las cargas aquéllos que pueden ser acusados de contribuir a la necesidad qua con el seguro tiende a remediarse. Resueltamente nos hemos decidido por el seguro obligatorio, con la aportación de los obreros, porque la experiencia de lo realizado en diversos países lleva a la conclusión! de que no satisface las realidades del momento actual el seguro facultativo. í Siendo la misión de todo seguro cubrir un riesgo normal posible, pero no cierto, hemos prescindido en lo que guarda relación con el riesgo normal (paro ordinario) del paro intermitente que constituye un riesgo conocido y del paro cíclico, que supone un riesgo anormal y, por lo tanto, escapan: uno y otro a l a técnica del seguro, la que desgraciadamente no es aplicable con rigor, matemático a ninguna clase de paro. Los remedios a esta grave crisis escapan por decirlo así, a las previsiones del seguro, para buscar solución en un régimen complementario de asistencia y en l a realiza- ción de trabajos públicos con arreglo a uní ritmo compensador del que siguen las fluctuaciones de la industria privada. í De desear sería que l a política del Go- bierno no se limitara a emplear únicamente! remedios, curativos cómo los contenidos en gran parte en esta proposición de ley, que tienen sobre todo un carácter social, sino que atendiera también a aquellos preventivos de carácter económico, entre los cualesT están preferentemente una política de pru- dente libertad comercial y de colaboraciÓ! Í económica entre los pueblos y l a organiza- i ción de, los movimientos de la mano de obra. E n todo ello fundamentamos las siguientes conseguido encauzar. Trátase solamente de una iniciación en el orden de las posibles prescripciones legales para que, posteriormente, se perfeccione, complete y culmine lo que ahora modestamente se empieza. Tampoco se pretende hacer obra de partido. P o r el contrario, sería la máxima satisfacción para la minoría popular agraria, aque pertenecen los firmantes, el ver que todos los sectores ele la Cámara contribuían La minoría popular agraria ha presentado a perfeccionar esta proposición, en términos ayer a las Cortes wim proposición de ley tales, que apenas nos quedase a nosotros más para remediar el paro obrero. Abarca laque el honor de haber promovido tan fecunproposición el conjunto del problema y tienda emulación. De esta manera nos hubiérade a la reorganización de servicios ya estamos sumado nosotros a cualquiera ajena i n i blecidos, a la creación de otros más amplios, ciativa que para resolver el problema del todos permanentes, y ala dotación de un preparo se hubiese suscitado en la Cámara. supuesto autónomo del paro normal y anorLos motivos que nos inspiran vienen de mal, con diversos recursos y recaudaciones más alto. Creemos que el paro involuntario que parecen practicables. El paro normal no se debe, en parte, a l a estructura actual de ha sido nunca un problema en España; nunla sociedad en general y a acciones u omisioca tutvo, afortunadamente, proporciones ni nes de l a gestión confiada al Estado. U n a c i gravedad. Lo importante y lo urgente es la vilización que se llama cristiana no puede, crisis de trabajo, duradera y abandonada, por otra parte, con sentir sin protesta, si es que afecta a seiscientos mil obreros, según que su cristianismo realmente le infiltra, que la estadística oficial, probablemente corta, perezcan o enfermen faltos del sustento i n en la investigación. Acaso hubiera convenidispensable, miles de trabajadores, sin que do anticipar, en la providencia legislativa les alcance culpa alguna. E s pues, esta proeste aspecto, el más apremiante del probleposición nuestra una reparación debida en ma, para resolver con mayor facilidad y justicia y en equidad. He mos escogido entre prontitud. El vasto alcance de la ley prolos remedios los que nos parecieron más puesta, la complejidad y la técnica de su acreditados por l a experiencia de otros puecontenido, las discusiones y modificaciones que suscite, y luego la implantación de los blos y más en armonía con las modalidades servicios que para todas las contingencias específicas del nuestro, procurando cuidadoestablece con amplitud y que no se improsamente huir, lo mismo del fácil remedio de visan, pueden retrasar la solución más necela construcción de obras públicas en m a s a- -saria, la que urge 1 pero la proposición cuenque retardan, pero que agravan después las ta con votos bastantes para imponer la acticrisis- que originan el paro- que de los sovidad parlamentaria y para que la iniciativa corros sin correspondencia de, trabajo, que no quede en mero alarde. revisten la forma de l a caridad, que debemos reservar para el cuidado y sostenimienLa crisis del trabajo en España es conto d elos parados a que l a Naturaleza 110 los secuencia de una situación revolucionaria, hizo aptos para los rigores del trabajo. ni más ni menos. Los parados saben perfectamente por qué y cerno ha ocurrido la quieHamos considerado que el Estado debe hra en cada producción y en cada zona. intervenir en primer término en l a rePero la responsabilidad más grave de la posolución del problema del paro, no sólo lítica revolucionaria ha sido, no la provocapor lo ya expuesto y porque así quedó estación de la crisis, sino el abandono cruel en blecido en l a Conferencia Internacional del que la han tenido. Han gobernado las iz Trabajo, celebrada en Washington, en 19,19, quierdas aduladoras y explotadoras de la sino porque es principio fundamental de nuesclase obrera con tres ministros socialistas en tro ideario político que el trabajo no es una el Poder, y, en más de dos años, no se ha mercancía, cuyo precio, como el de las cohecho nada para remediar la crisis, sino essas, pueda estar sujeto a las exigencias o trictamente lo indispensable, poco y mal, caprichos o vicisitudes de las necesidades para sostener el orden público o la tranquilieconómicas, sino que debe ser medio para sadad del Gobierno en los contados lugares tisfacer a ios trabajadores, seres humanos, donde el paro constituía, como en Madrid, asegurándoles en todas las circunstancias un peligro de monta. ¿Por falta de mediosf una existencia digna y conveniente. Y claro Una misión que no han cumplido todavía las es, que el Estado, guardián del bien, coderechas es la de fiscalizar, la Administramún, está llamado a vigilar por que las conción despilfarrada y ruinosa del bi nio. Con lo que se ha malgastado en algunos ministerios, en los de Trabajo e Instrucción Pública sobre todo, se hubiera podido mitigar el paro notablemente. AUTOCARS Y CAMIONES Tiene, pues, un valor político la iniciativa de las derechas y hay que hacerlo constar y ño dejarlo perder. Están obligadas a Representante: imponer el remedio del paro. Sus votos, que hasta hoy sólo sirven para sostener al GoARTURO OAMAS bierno, sirven también para amparar a los HUELVA seiscientos mil españoles lanzados por la revolución a la miseria y al abandono. UNA P R O P O S I C I Ó N D E L E Y PARA P R E V E N I R Y REMEDIAR EL PARO OBRERO La firman diputados de la minoría popular agraria e ROCBEI- SCHIEIDER M a d r i d 10. Se ha presentado a las Cortes l a siguiente interesante proposición: L o s diputados que suscriben presentan a l a Mesa de las Cortes l a siguiente proposición de ley, para prevenir y remediar el paro involuntario, con la petición de que se le dé l a tramitación procedente, con arreglo al Reglamento de la Cámara. N o es pretensión de los que suscriben formular una detallada disposición legal que aspire a, resolver definitivamente problema tan grave y extenso como el del paro, que la masaría cíe los países de Europa apenas han AUTO- SEVILLANA, S. L. S e r v i c i o d i a r i o d o ómnibus e n t r e SevilSa- Mérida- ViMaimeva d e l a S e r e n a y Trujlllo; Sevilla- Zafra y Yillanuava d e l Fresno; Sevilla- Azuaga y Granja. Salidas d e Sevilla: De la Avenida de la Libertad, 3 (teléfono 23.619) P a r a las líneas de. Trujlllo, Villanuova de la Sirena y del Fresno y Granja, u las ocho de a roaña. na. Servicio directo a Zafra, a las cinco de la tarde. Mensajerías: Se admjiten facturaciones para todos los servicios. Artículo i A los efectos de esta ley se entiende por paro forzoso la situación del trabajador que queriendo y pudiendo trabajar no encuentra empleo adecuado a sus aptitudes y conveniencias. Esta situación puede ser debida a causas! normales o frecuentes y. a causas anormales, al paro causado; por las primeras es ordinario y extraordinario o cíclico el debido a; las segundas. A r t 2 S i n perjuicio de las medidas i n directas que el Estado puede adoptar paral combatir el paro forzoso se dedica esta ley, especialmente a su previsión y reducción! por los siguientes medios: a) E l incremento de los seguros destronados a evitar y remediar el paro ordinario. b) Creación del fondo de crisis, para ampliar más allá de lo que correspondería en un sistema estrictamente científico las indemnizaciones por seguros. c) L a ordenación de obras públicas es pedales afectas inmediatamente a los serví- cios contra el paro extraordinario. d) Socorros por trabajos voluntarios á los trabajadores que no puedan ocuparse en las obras públicas especiales. A r t 3. De estos servicios sólo podrán; beneficiarse los parados aptos para el. t r a bajo de más de dieciséis y de menos de sesenta y cinco años que hayan recibido en su último empleo salarios inferiores a 6.000 pesetas y que acrediten haber acudido a las oficinas de colocación para ocuparse. E n ningún caso podrán preferirse los que profesen determinadas creencias religiosas u o p i niones políticas o estén afiliados a. determinadas prganizapiorj. es sindicales, 1 0 j Disposiciones generales
 // Cambio Nodo4-Sevilla