Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S I I DE E N E R O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 2 3 (E n los radicales: U n diputado había del traslado de un juez de Chantada durante ¡A Gobierno Berenguer. El Sr. R O Y O V I L L A N O V A inte- rrumpe. I El S r P É R E Z M A D R I G A L Su señoría es un republicano improvisado. E l Sr. R O Y O V I L L A N O V A Y o soy un liberal demócrata; eso es lo que soy. N i la República n i la Monarquía hicieron tales barbaridades. Las hizo el Gobierno del señor Azaña y de sus secuaces los socialistas. (Aprobación. E l Sr. T A B O A D A termina pidiendo a l Gobierno que vele ante todo si se ha de servir a España por la independencia del Poder; judicial. política, pero no aquellas otras de la imparcialidad y de la justicia que la opinión pública exige. (Rumores de aprobación. Sólo con perfecta independencia podrá la Justicia recuperar su prestigio. E n las actuales condiciones, sometidas a las variaciones de la política, no se explica el orador que haya persona que se resigne a pertenecer a ella. Ruega al ministro de Justicia que acepte feu interpelación encaminada a l a reposición de los funcionarios judiciales, que fueron víctimas de la arbitrariedad ministerial. Y esto lo pide. con la vista puesta en el interés de España. (Grandes aplausos. El ministro de Justicia anuncia q u e se revisarán t o d a s las s e p a r a ciones decretadas E l ministro de J U S T I C I A le contesta y dice que firmemente en interés de la P a tria y de l a República está el garantizar la completa libertad del Poder judicial para atenerse a! a expresión constitucional de la administración de Justicia. Agradece el anuncio de la interpelación en la forma hecha, o sea indicando dos puntos esenciales a que se h a de referir, entre los cuales destaca el referente a la revisión de los expedientes de los funcionarios de las carreras jtrdicial y fiscal, separados de pus cargas. Puede estar seguro su señoría- -dice- -que, el Gobierno marcha por el mismo caminó, pues se propone revisar todos los casos. N o quiere hacer una crítica de los actos realizados por Gobiernos anteriores, sino estudiarlos fuera ya del ambiente que pudo i m pulsar a su realización. A c l a r a que la ley de 1932 hacía referencia ja, todos los funcionarios del Estado y en ella se concretaban los casos en que se podía aplicar, que eran los de la extralimitaición del derecho de dichos funcionarios, garantía que deja aparte los actos de carácter político y religioso. Pero días después- -añade- -el 8 de septiembre se dictó una nueva ley especial, autorizando al Gobierno para jubilar a los funcionarios de las carreras judicial y fiscal, sin necesidad de acomodamiento a precepto reglado alguno. Dejaba las manos libres, al Poder ejecutivo en su función puramente discrecional. Esta ley no es. inconstitucional, sino que ampliaba los preceptos de l a Constitución. S i al aplicar la ley de septiembre se cometieron hechos contrarios al Código fundamental, la responsabilidad fué de la gestión personal del ministro. Entre los magistrados jubilados hay personas dignas, competentes, que deben volyer a sus cargos. Decretadas las jubilaciones y. separación estas alcanzaron a personas dignísimas, capaces de ocupar los primeros puestos de la Administración, de Justicia. Cree que el expediente de revisión deberá incoarse a solicitud del interesado, y en ese sentido será redactado el proyecto de ley. P o r consiguiente, me limito a decir que él Gobierno recoge con agrado las manifestaciones del Sr. Azpeitia y se reserva para continuar en el uso de la palabra para después que hayan intervenido otros diputados. 1 Alude a un pariente del Sr. Albornoz que, ingresado en 1926, pasó de teniente fiscal de entrada a magistrado del Tribunal Supremo. (Fuertes rumores. Añade que muchos de los jubilados lo fueron sin tener años de servicios suficientes para obtener el derecho a la jubilación. A otro funcionario, se le separó pon j u bilación, reingresó en la carrera, ascendió y volvió a ser jubilado con la categoría superior. (Risas y rumores. E n otro caso de jubilación, por incapacidad, ocurrió lo mismo; esto es, se concedió el reingreso y se decretó la nueva jubilación después de un ascenso. Entiende que si los funcionarios arbitrariamente separados no vuelven a sus cargos con la antigüedad que les corresponde, o sea computándose el tiempo de la separación, se comete una nueva arbitrariedad. Se funda para decir esto en que los reingresados no podrían en muchos casos alcanzar en su escalafón la categoría que les corresponde. Cita las anomalías que han producido en los escalafones aquellas medidas del Sr. A l bornoz, y la que se h a producido con la designación para presidentes de Sala de personas ajenas a la carrera judicial que hoy detentan reglamentariamente por imperio de la ley funciones inspectoras, para las cuales no cuentan con preparación. Y se refiere de nuevo al caso del Sr. Granados, magistrado del Supremo, ingresado en 1926. Alude al nombramiento de magistrado de término del Sr. Carmona, que fué ilegal, toda vez que fué provisto el cargo durante el período electoral sin existir vacante, pues el Tribunal Supremo declaró que el señor León, separado indebidamente del cargo, debía ocupar la primera que se produjera. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L Buena estáis poniendo a l a Justicia. Son los demagogos blancos. (Protestas. E l Sr. Taboada fué subsecretario. E l Sr. T A B O A D A Durante m i modesta gestión 110 se hizo un solo traslado. t Una aplaudida intervención del EMPRESA DE AUTOMÓVILES ItÁf A E L BÍA 1 PAZ Servicio diario de viajeros Desde Sevilla a A r a h a l Marchena, Puebla de C a z a l l a O s u n a A g u a d u l c e E s t e p a H e rrera, Puente Genil, L u c e n a y C a b r a con s a l i d a d e S e v i l l a a l a s 7,30 de l a m a ñ a n a Desde Sevilla a A r a h a l M a r c h e n a P u e b l a de C a z a l l a y O s u n a c o n s a l i d a d e S e v i l l a a las dos de l a t a r d e D e s d e S e v i l l a a A r a h a l P u e b l a de C a z a l l a O s u n a A g u a d u l c e y E s t e p a con s a l i d a de Sevilla a las c i n c o de l a tarde. Desde Sevilla a A r a h a l Paradas, M a r c h e n a y P u e b l a de C a z a l l a c o n s a l i d a de S e v i l l a a l a s 5,30 de l a t a r d e O f i c i n a y p a r a d a e n S e v i l l a A v e n i d a de l a L i b e r t a d 70 (P u e r t a de J e r e z) t e l é f o n o 25989. señor Saiazar A l o n s o E l Sr. S A L A Z A R A L O N S O interviene, obligado por una alusión del Sr. Azpeitia. Reconoce que presidía la comisión de Justicia cuando se presentó el proyecto a que aludió el Sr. Azpeitia y contra él formuló voto particular, guiado precisamente por su amor a la independencia del Poder judicial y a l a República. E n aquellos ¡momentos las circunstancias impusieron la retirada del voto particular, lo que significo con gran dolor. Se exigían por el Gobierno en circunstancias excepcionales medidas también excepcionales y hubo que otorgárselas, pero su deber exigía la mayor prudencia en la ejecución de aquel instrumento que le entregaban las Cortes. E l S r Albornoz no dio cuenta al Parlamento de su proceder y éste fué su mayor pecado. Esto lo tiene que subrayar, porque los hechos reprobables de un ministro no pueden confundirse con la justicia republicana. Y con todo dolor tiene que considerar que estos hechos puedan ser revisados algún día por el Tribunal que preside precisamente aquel ministro. (M u y b n. Aplausos. Estima como uno de los fundamentos esenciales de la República devolver a E s paña la independencia del Poder judicial. Recuerda que hasta el ministro de la G o bernación se atrevió a separar a aquel digno magistrado de Granada por un acto propio de su jurisdicción. (M u y bien. Termina depositando su confianza en el proceder del Gobierno. (Aplausos de los r a dicales, agrarios y todas las derechas. E l ministro de J U S T I C I A replica que! por parte del Gobierno no hay la menor d i ficultad para que todo se esclarezca. L a revisión se hará con completa imparcialidad y justicia y la decisión del Gobierno habrá de complacer a la Cámara. (Aplausos. Otras intervenciones E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L tras un diálogo con el presidente, Sr. -Rahola, interview ne para protestar de que se le haya imputado que no sabe nada de nada. Y cita a un juez de instrucción que se apoderó indebidamente de un billete de Banco, hecho conocido y que dio lugar a su separación ipor el Gobierno de l a República. Deduce que debió ser separado por l a Monarquía anteriormente. E l Sr. R O D R Í G U E Z J U R A D O interviene para decir que a l a Cámara se deben, traer temas políticos, porque los delitos de hurto tienen otro campo indicado, que es la acción de los Tribunales. (Aprobación. Declara que el proceder de aquel ministroí apasionado y sectario estaba liquidado esta tarde con las manifestaciones hechas en la Cámara; pero entiende que lo más grave fué constituir el Tribunal Supremo en la forma actual para entregarle el proceso de inspección y revisión y para hacer las pro; puestas de los fundonariosque han de cqns- E l jueves 1 1 estreno de l a c o m e d i a m o derna, de extraordinaria c o m i c i d a d La saliera, no quiere hijos por MARI GLORI U n magistrado del S u p r e m o c o n siete años d e carrera E l Sr. T A B O A D A C a g r a r i o) interviene fen la interpelación y cita otros casos de separación de funcionarios judiciales, uno de los cuales fué separado por ostentar un título nobiliario. Pero. se daba, el caso de que este pertenecía a su esposa y no a él, (Rumores y, risas. Servicio de a u t o m ó v i l e s de viajeros entre Sevilla, B u r g u ü l o s C a s í i i W a n c o y Almad é n de la P l a t a O f i c i n a y p a r a d a B E O Q Ü E X l N. 9 HORAKIO SJE VERANO: S a l i d a s d e S e v i l l a a l a s seis d e l a t a r d e y de A l m a d é n a l a s seis m a ñ a n a S e r v i c i o especial a C a s t i l b l a n c o saliendo de SeviKa a las o c l i o m a ñ a n a y d o C a s t i i l b l a i i c o a Jas c i n c o l a r d e E m p r e s a Maigáfui
 // Cambio Nodo4-Sevilla