Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
puedo jurar que siempre fui inSuigente... Mohamed Azerkane tiene un aspecto burgués v bonachón. Se cuentan de él cosas tan horribles, que uno piensa, viéndole y recordando historias, que no hay término medio. O este hombre trabaja mucho mejor que Ernesto Vilches, o todo lo que de él se dijo es una invención indigna. Primeramente se disculpó por recibirme en una casa modesta- -en realidad no es nada suntuosa- -y luego, su decir reposado, su rostro, su aspecto, sus- detalles, nada indica crueldad. -S í- -c o n c e d o- usted mismo se ocuparía de ellos, pero cuando. se hizo para la paz imprescindible la entrega... -Se entregaron- -me interrumpe sin vacilar. ¿Todos? -Absolutamente todos. ¿E s que podía haber quedado alguno... A b d- E l- K n m camino de L a Reunión; yo, residenciado en Ma z a g á n la disidencia, vencida; todas las católas del R i f y de Yebala, ocupadas por franceses y españoles... E l 28 de mayo, se rendía A b d- E l- K r i m A l día siguiente se entregaron los cautivos. ¿Como cuántos recuerda usted que se entregaron entonces? -Sobre poco m á s o menos 280. H a b í a i.o5 militares españoles, 19 paisanos, dos mujeres y creo que cuatro niños. H a y un silencio difícil. S i n poder evitarlo, me parece reconstituir en la imaginación el cortejo espectral. Quienes los vieron como el capitán Antonio Gqt, me han referido muchas veces la impresión que causaba aquel manojo de fantasmas que habían padecido hambre y humillaciones, y en los meses últimos del cautiverio una epidemia de tifus exantemático. Los que al ser conducidos por el R i f de un campó a otro, extenuados por la fiebre y los padecimientos físicos y morales, no podían seguir la marcha, eran rematados de un modo, brutal y quedaban con los ojos abiertos y los puños crispados en medio del campo africano... Sobreponiéndome a la visión horrible, digo a Azerkane, cuando me vuelve a repetir la fecha en que fueron, según él, entregados todos los cautivos: -Todas las fechas tienen vísperas, sin embargo... S i n elevar el tono de la voz, Pajarito responde ¡P a t r a ñ a s ¡P a t r a ñ a s Pero si a l guien se obstina en no. creer en la palabra de Mohamed Azerkane que piense sólo en l a imposibilidad geográfica, que mire simplemente un mapa de Marruecos. ¿Q u i é n podría pasar ayer, ni hoy, ni nunca un grupo de prisioneros desde el R i f hasta el Sahara sin ser descubierto? ¡N a d i e! -Parece, en efecto, imposible... Y sin embargo en E s p a ñ a zumba el rumor... -Contribuya usted a deshacerlo. Esté seguro: todos los prisioneros que teníamos fueron entregados en el momento de cimentar la paz. D i g a que así lo afirmo yo con mi palabra. Podría jurarlo. -E s difícil hablar de usted, Azerkane... Puede parecer que ni siquiera nos hemos visto. ¿Tan poco vale la palabra española? Sonrío ahora: ¡A y A z e r k a n e L a palabra de un periodista vale tanto, tanto, que valdría para responder de esta visita... sin que nos hubiéramos visto nunca. Por- gso quisiera llevarme una prueba. -I Cuál puede ser? -Que escriba usted, debajo de este retrato de sus días de caudillo, una dedicatoria. L a estilográfica y el retrato. Las cosas m á s difíciles- -como ai el amor también- -se consiguen de golre y sin dar tiempo a pensar sobre ellas. Mohamed Azerkane escribe, dibuja, mejor, unas líneas al íarso del retrato antiguo, hecho en los días- de su caudillaje. U n a hora más tarde me leían aquel texto, para mí indescifrable: 1 huecúes, su Pajarito (x) en los? días de caudillaje en el Rif E n recuerdo de la tarde que pasé con Me perdí por la antigua ciudad portuguelos Sres. César González- Ruano y Vega, en sa, dándole vueltas en la cabeza a las palaMazagán. el día cuatro de enero de 1934, bras del Pajarito. Casi me inclinaba ya a Asarken. creerle, cuando la duda me asaltó de nuevo llegando hasta mí con el ruido del mar. E l Estos fueron los puntos principales de la pájaro no es libre y la llave de su jaula no conversación que tuve con Pajarito. Solala tiene el español. ¡Quién pudiera ver si mente algo, por la extensión de este artículo son aguas claras o aguas turbias las que se escrito precipitadamente, me reservo para agitan detrás de los ojos de este cautivo que el p r ó x i m o lo que se refiere a otra novela puede tener el secreto de los cautivos espaenrevesada en sus últimos y trágicos capíñoles... tulos: lá novela del genera! Silvestre, presunto y nuevo difunto. Matías Pascal. CESAR G Q N 7 A L E Z- R U A N 0