Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 12 D E E N E R O D E ig 34. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 24. UN O V E N E S T U D I A N TE. A L E V O S A M E N T E ASESINADO EN MADRID E N L A C A L L E D E ALCALÁ Cómo se cometió el salvaje atentado M a d r i d 12. Anoche, minutos antes de las ocho, se desarrolló en l a calle de Alcalá, frente al teatro Alcázar, un sangriento suceso, del que resultó bárbaramente asesinado un joven estudiante, que, a l a sazón, venía por l a acera de l a mencionada v í a con dirección a l a calle de Sevilla. Según las primeras versiones que se pudieron recoger en el lugar del suceso, el i n dicado joven iba leyendo un periódico, que, al decir de algunos testigos presenciales, era un ejemplar del semanario Fe, qué edita l a Falange Española, cuando un grupo, compuesto por varios individuos, a l parecer obreros, comenzó a insultarle, llamándole señorita. E l joven se volvió entonces hacia los del grupo con ánimo de protestar de la inopinada agresión, recibiendo en ese momento un fuerte empujón, que le hizo ir contra uno de los coches taxímetros de i a parada que existe en aquel lugar. Con este motivo se o r i g i n ó un gran revuelo entre los del grupo y algunos transeúntes que protestaron del atropello al tiempo que el joven agredido t r a t ó de escapar a las iras, de sus perseguidores, refugiándose entre dos coches de l a referida parada. E n este instante, y sin que pudiera de momento precisarse quién fué el autor, sonó un disparo, cayendo al suelo el referido joven, al parecer mortalmente herido. L a impresión que produjo entre los tran- seúntes, que a la indicada hora eran muy numerosos, fué de verdadero horror. Muchas personas corrieron en distintas direcciones para ponerse a salvo de una posible agresión mientras otras se apresuraron a prestar. au xilio al herido, conduciéndole en los primeros momentos a lias escaleras del teatro A l cázar. casa de socorro un tío político del muerto, llamado D Aniceto Rodríguez Díaz, indús trial, con domicilio en la indicada casa de la calle de Sagasta, 34, piso segundo, i z quierda. L e acompañaba un hermano de l a víctima, llamado Miguel. A l entrar los familiares en l a casa de socorro y encontrarse con el cadáver de. F r a n cisco, se produjo una dolorosa escena. D o n Aniceto Rodríguez confirmó l a identificación que se había hecho del cadáver, añadiendo que su sobrino había regresado hacía dos meses de Melilla, donde fué a cumplir sus deberes militares. E l desgraciado Francisco de Paula, que contaba veintidós años de edad, era estudiante, pero por causa de su afición a l a mecánica había logrado que su tío gestionara para él un destino en l a Compañía Telefónica, donde según se asegura había de ingresar próximamente. Lo que dice un testigo del suceso E n j a Comisaría del Hospicio compareció! también el botones de una Compañía deí seguros, llamado Alfredo de Blas, que vive en la calle del Barco, y fué testigo presen cial del alevoso crimen. Manifestó el c h k d que cuando regresaba del Palacio de Cornual nicaciones, donde fué a depositar unas cartas que le había entregado su jefe, vio en frente! al teatro Alcázar un numeroso grupo quejí seguía a un muchacho, el cual iba t r a n q u i l íamente leyendo un periódico. Añadió que, después de haber sido insultado por los d e grupo, uno de ellos le dio un fuerte empujón, y. cuando el agredido trató de huir, le dis- i paró, casi a quemarropa, viéndole caer al: suelq, donde sus perseguidores trataron da agredirle nuevamente. E s t a declaración del: botones coincide, casi enteramente, con íasí demás versiones del suceso aportadas pon; otros testigos, que comparecieron asimismo) en l a Comisaría del Hospicio. 1 Dos detenidos. Uno de ellos, presunto autor del asesinato Cuándo se produjo el suceso y entre los que corrían en distintas direcciones figuraban dos jovenzuelos, que se internaron perla calle de Nicolás M a r í a Rivero hacia l a de Arlaban. A l llegar a este sitio un soldado del regimiento de Infantería n ú m e r o 1, que sospechó que pudieran estar ¡relaciona- dos con el suceso, procedió a detenerlos, en- fregándolos después a l a Policía, que los condujo a la Comisaría. Estos dos individuos resultaron ser Felipe Gómez Rey, de diecisiete años, soltero, empleado de la Cooperativa Electra Madrileña y con domicilio en A n d r é s Mellado, 78, principal, y M a- nuel Contreras Santos, de catorce años, natural de M a d r i d y con domicilio en l a plaza del P r o g r e s ó 6, tercero. A l primero se le ocupó un revólver con cuatro cápsulas sin descargar y una descargada. A preguntas del comisario manifestó que el arma la había encontrado debajo de un coche de donde l a recogió sin darle importancia al hecho. E n cambio, su acompañante, Manuel Coniferas, asegura que no le vio coger arma alguna. Ambos detenidos han incurrido en numerosas contradicciones, lo que hizo desde luego suponer que alguno de ellos había sido el autor del asesinato. Puesto entonces en una habitación iluminada, al tiempo que uno de los testigos del su ceso se hallaba en otra completamente a- obscuras, el Felipe Gómez Rey fué instantáneamente señalado como él autor del disparo que ocasionó ía muerte a Francisco de Paula Sampol. Las referencias de esta madrugada ¡en. los centros oficiales daban a entender qué aunque Felipe Gómez no estaba convicto y confeso se le puede desde luego considerar como el asesino de Sampol. Tanto e l inculpado como, su acompañante están afiliados a l a Juventud Socialista. 1 Hablando con el tío de a víctima Los periodistas consiguieron entrevistarse anoche con el tío político del muerto, don Aniceto. Rodríguez Díaz, y su sobrino M i guel. Ambos, después de haber comparecido en l a casa de socorro acudieron al Juzgado de guardia, con objeto de prestar la oportuna! declaración. Manifiesta D Aniceto R o d r í guez que su sobrino Francisco no pertenecía a l a Falange Española n i a n i n g ú n partida político, pues era completamente ajeno al intervenir en las cuestiones que pudieran! motivar acaloramiento pasional. A g r e g ó que la víctima vivía con él en su domicilio, y ¡que era hijo de un catedrático del Instituto! de Palma de Mallorca, ya fallecido. E l Sr. Rodríguez no. se explica en ma ñ e r a alguna de qué ha sido víctima su sobria no, pues, conociéndole perfectamente, como le conocía, le juzga de todo punto incapaz de la menor provocación. D e todo esto de- duce que Francisco ha sido alevosamente ase sinado, sin. causa alguna que lo justifique. Lo que dice la pareja de Seguridad L a pareja de Seguridad que condujo al! Francisco de Paula hasta la casa de socorro, manifiesta que cuando lo colocaron eriii el automóvil, el herido hubo de decir: Cuan- do estaba hablando de política, me han pegado un tiro, sin saber quién, ni por q u é ¡Añaden los guardias que momentos des- de haber pronunciado estas palabras Francisco de Paula, apoyó l a cabeza en el hombro de uno de ellos, creyendo que en ese instante dejara de existir. En la casa de socorro. La identificación del cadáver Inmediatamente acudió al lugar del suceso una pareja de Seguridad, que, en unión de algunos transeúntes acomodó al herido en un taxis para trasladarlo a l a casa de socorro del Hospicio. U n a vez erí el benéfico establecimiento el médico de guardia, doctor Aguirre, no pudo hacer más que certificar su defunción. E l cadáver presentaba una herida de arma de fuego en l a región eseapular derecha mortal de necesidad, y otra herida contusa en la parte posterior de l a cabeza que, según se deduce de l a forma en que cayó al suelo, se l a produjo contra el adoquinado del pavimento. A l a casa de socorro acudió inmediatamente el Juzgado de guardia n ú m e r o 10, compuesto por el juez de Instrucción D M a r i a no Lujan y el oficial D José Goas, procediendo a practicar las oportunas diligencias y dando órdenes a l a Policía para que, sin pérdida de momento, realizara las pesquisas necesarias hasta descubrir al autor del alevoso crimen. E n las ropas de l a víctima fué hallado un documento extendido a nombre de Francisco de Paula Sampol Cortés, con domicilio en la calle de Santiago, 16, y una tarjeta de visita con el mismo nombre, pero con domicilio en Sagasta, 34. Poco después compareció también en la pe us Lo que manifiestan los detenidos Felipe Gómez Rey, presunto autor del c r i men, ha negado terminantemente su participación en el hecho. Asegura que ayer tarde, a última hora, acudió a Ta Casa del Pueblo, donde se proponía entrevistarse con el secretario de una de las secciones, para ha blar de asuntos relacionados con la organi zación de l a Juventud Socialista, y que a l no encontrarle en el local salió para dar un paseo, cuando al llegar a l a calle de Alcalá se vio sorprendido por el revuelo que se ha- bía originado con motivo del suceso. I Eí otro detenido, Manuel Contreras Santos, niega asimismo su intervención en l o ocurrido. S i n embargo, como antes decíamos, l a Policía cree tener fundados motivos! para suponer que Felipe Gómez sea el c r i minal. E l numeroso público que anoche fué testigo del bárbaro asesinato y que se congregó en el lugar del suceso y después frente a la! casa de socorro y a la Comisaria del H o s picio, condenaba, en términos de l a mayor; indignación, lo sucedido, que p r i v a r e l a v i da a un pacífico joven, al parecer ajeno a toda manifestación política, y en los momenta precisos en que iba a decidir su poryraiirs EMPRESA SAtt MIGUEIj SERVICIOS DIARIOS Salidas de Sevilla para Morón, Olvera. Alcalá del Valle, Setenil, Cuevas, Villahiai tín, Algodonales y Ronda, a las. siete de la mañana. Salidas de Ronda para Alcalá y Olvera, a las 2,15. í d e m para Algodonales, Villamartín y Sevilla, a las 3,30. Salidas de Olvera para Morón y Sevilla, a las 6,30 fie la mañana y a las 4,30 de la tarde. Salidas de Morón para Sevilla, a las 7,16 y 8,30 de la mañana y a las 6,30 de la tarde. Salidas de Sevilla para Morón y Olvera, a las cuatro de la tarde. Salidas de SevilU sólo para Morón, a las 5,30 de la tarde. Para más informes diríjase a las agencias de la Empresa: en Ronda, Pi y i í a r gall; en Olvera, calle Llana; en Morón, plaza de la Libertad; en Sevilla, Placeíitínes, 5.3, Teléfono 24736, SEV 1 L L A A RONDA
 // Cambio Nodo4-Sevilla