Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El general Sanjurjo, en el castillo de Santa Catalina. castillo de Santa Catalina, de Cádiz, fortaleza militar, adonde ha sido trasladado el insigne general Sanjurjo desde el penal del Jueso, y después de diecisiete meses de reclusión en éste. En Santa Catalina; son compañeros de prisión del margues! del Rif, los coroneles Cano Ortega, Gutierres de León, Martines Baños y otros jefes militares. (Foto Dttbois. 1 La escandalosa estafa de Bayona. ECOS C r i s i s de disciplina Til intenso y profundo desarme de nuestra zona de Protectorado ha permitido que, no obstante ios muchos errores cometíaos, hayamos hasta hoy disfrutado de la efectividad de nuestra paz y que, alegres y confiados, nos olvidemos de los pasados días, en que la atención nacional estaba pendiente de los telegramas de Marruecos; pero si el exterior es de calma material y efectiva, no puede decirse otro tanto de la parte moral e interna de las. cabilas. Nuevos fermentos de rebeldía se encubren bajo el soñoliento v i v i r de los poblados, y hoy es un enviado, y mañana un mokaden de las sectas bereberes, el que en sus propagandas visita a los aduares y reparte la siembra que en tiempos venideros espera recoger. M o t i v o de honda preocupación fué para nuestros mandos indígenas las propagandas de las aludidas sectas, y por centenares se encuentran en los grupos indígenas los hoy afiliados, en tan sospechosas y- peligrosas Cofradías. Aquellos soldados, antes tibios en materia de religión, despreocupados y viciosos, vuelven de sus permisos a los poblados taciturnos y silenciosos, y al declinar el día se le ve arrodillarse cara a Oriente, murmurando las plegarias antaño abando nadas. A la preocupación por descubrir los afiliados a las sectas Alauita y Darkaui sucedió un suicida fatalismo, a cuyo abrigo los jefes y oficiales van perdiendo el dominio sobre sus inferiores, hoy intervenidos y dirigidos por manos ocultas. 1 le ahí cómo fué hallado por la Policía, n el hotel que ocupaba en Chamonix, el uérpo de Stazñsky. El bello Alejandro e pegó un Uro en ta cabeza al sentir la El labiada- de los agentes a la puerta. Ahí, comisario Charpentier, qm iba a detener a Stavisky en el hotel de Chamonix l cuerpo daéia tiene vida. Stavisky Cttando éste se suicidó. Foto HenrVManurió unas horas más tarde en el hospi miel. tal (Foto Vidal: