Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C en Lisboa. Lo pa liieiros porluguesesde Miranda, en el Cert a m e n Inf emocion a l ele D a n zas. ele l n dres S -Se llaman pauiüteiros los intérpretes de la vieja danza porque cada uno maneja dos paulitos (palos pequeños) (Foto Días Casariego. sombrero ancho con flores de varios matices. Bailan- enlazándose, -entrelazándose, marcando el ritmo con sus palos, y a veces con castañuelas, -al son dedos tamboriles y de la gaita, bajo la mirada del jefe- -que viste un traje de paño que Trindade Coelho comparó a la capa de honor de un obispo medieval... Miranda- -que entró en decadencia debido, a la explosión que hubo cu su castillo y al cambio, de sede de la diócesis- -tiene un gran interés, no sólo filológico y artístico, sino arqueológico. Su período áureo fué el final del siglo xv. A Miranda se acogió, después de ver sus tropas derrotadas por las de Isabel la Católica, el Rey portugués D A l fonso V la; quien Dios quiso probar, como lo había demostrado a un Rey esnañoU en- Aljubarrota, que el destino de España y Portugal. es v i v i r dentro de la mayor fraternidad, pero también con la mayor independencia. Durante siglos, con las danzas de los paulitos se abrió la procesión, del Corpus Christi. Pero cu 1864 la autoridad eclesiástica prohibió que en las conmemoraciones religiorr- s se bailase. Las canciones que. acompañan a las danzas figuran, casi todas, en el Romancero de D. Runóñ Pida! E l Sr. -Rodncy Gallop, antiguo secretario de la Embajada inglesa en Portugal, que, fué quien prprno- vio la visita de los páiditeiros a Londres, es un apasionado, folklorista. l i a publicado un interesantísimo libro sobre la etnografía del pueblo vasco. Hubo quienes afirmaron que estas dan- zas de los paulitos no han pasado de ser una adaptación de la danza pírrica. Pero alabad de Bac al probó, con documentos, que su origen és nada, menos que sagrado. FÉLIX CORREIA La dama en todo su apogeo (Foto E l día de Reyes se verificó en el Albert H a l l de Londres, con éxito, magnífico, u n certamen organizado por la Sociedad Inglesa de Danzas y- Canciones Populares, en el que se exhibieron los páiditeiros de M i randa do Douro, vieja ciudad montañesa del Nordeste de Portugal. Se llaman así porque, en sus características danzas, lazos en número de 30, manejan siempre dos paulitos (pequeños palos) Estos hombres no habían salido jamás dé su- región. Y cuando se les invitó para- el viaje a Londres, preguntaron si era muy lejos. Les informaron de que el- trayecto tardaba en recorrerse tres días. Y contes 1 Correia. era nada para ellos... Por esto se ve, no. Isólo la- ignorancia, sino también, la v i r i l i dad y la energía de esos bailarines que en sus danzas visten trajes de mujer. Las danzas de. los paulitos -que datan- por lo menos, del siglo x i v- -ej ¿cútanse- dos veces a l año: en el día de Corpus Christi y en el de Santa Bárbara, en Miranda, que está muy cerca de España, motivo que exr pucará- su dialecto (el más cerrado de P o r tugal) que ni portugueses ni españoles entienden. Los pauliteiros. visten faldas! de encajes, multicolores; cubren el chaleco con. p a ñ u e l o de, campesina, y ornamentan el t a r o n que u n paseo de tres días a p i e no 4
 // Cambio Nodo4-Sevilla