Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
haciendo los vapores escalas en puertos i n termedios y dando rápido curso a los vago- nes de fruía, E n cuanto a los mercados extranjeros, nos; parece fácil que llegaran a absorber el so- E n las P á g i n a s a g r í c o l a s de A B C correspondientes a l número del 22 de di- -brante. de la producción- si. se hiciese un- adecuado reclamo en ellos. Inglaterra es capaz ciembre figura un artículo en el que, bajo aún de consumir una buena proporción; Bélel título Intereses agrícolas canarios. Ingica, Holanda, Dinamarca, Suecía y Norue- dustrias derivadas del plátano -hace su auga, Alemania, Polonia, Checoslovaquia, etcé- tor, B José, Mateo Díaz, algunas consideraciones sobre la crisis por que atraviesa- el. tera, etc. constituyen mercados m á s que suficientes para consumir el excedente- de núes- i cultivo del plátano- en las islas Canarias y tra producción, que, si bien parece exorbilas soluciones que, a su entender, podrían tante para nuestra economía insular, resulta- ponerse en práctica para conjurarla. insignificante si se tiene en cuenta lá capa- Mucho nos complace el interés, cada día ciclad de consumo de los países indicados. mayor, que en la Prensa madrileña se dedica L o que es indispensable para ello es que a los- problemas canarios y que ponen de manifiesto la atención creciente que aquellas- los exportadores canarios se. asocien, for- mando una potente y única entidad, que pue- dos alejadas provincias van despertando en da dedicar a la propaganda y busca de nue- i la opinión nacional. -M u y conveniente nos parece el preocupar- vos mercados l a atención que requieren. E n cuanto al segundo camino, aprove- se del porvenir del cultivo del plátano, r i chamiento industrial del plátano, por el que queza primordial del archipiélago de las c o n mayor interés ahoga el Sr. Mateo, Afortunadas, y que en realidad se, encuentra somos- un tanto escépticos, teniendo e n! gravemente amenazado por producciones r i cuenta que la producción- del plátano en vales, Konakry en primer término. Y a hace dos años, el que esto escribe, en Canarias- es cara por las peculiares con- diciones de su cultivo, situado- en el líaquel momento jefe accidental del Servicio mite de su- zona. E n Canarias es caro el i Agronómico de Tenerife, expuso a la D i escaso y accidentalísimo terreno, que ha sido rección general de Agricultura- la angustionecesario abancalar- para ponerlo en pro- sa perspectiva que se presentaba al cultivo ducción; es cara el agua, producto de millo- del plátano- en aquellas islas y la necesidad de, prevenirse, a fin de aminorar en lo posi- nes invertidos en galerías y obras hidráulicas de todas clases, y, por último, es cara ble sus desatrosos- efectos. la mano de obra si se compara con la dé los Como consecuencia de- dicha! exposición países competidores. L a única ventaja que sé dispuso que efectuáramos un! viaje por a su favor tienen las provincias canarias. es diversos países tropicales, Java y Congo bel- su clima casi tropical en las proximidades ga principalmente, con el fin de estudiar los de Europa, que le permite enviar a ésta frucultivos de dichos países y tratar; de buscar tos frescos que no resistan el transporte de alguno que pudiera substituir al plátano de países. m á s alejados. Esta lia sido la causa Canarias. i de. la prosperidad de Canarias, en tanto que A l final de nuestro viaje; nos hemos de- los medios de transporte existentes no pertenido en la Guinea francesa, principal commitían introducir del África y América cenpetidor de Canarias, y en. la que fiemos po- trales los plátanos, que hoy, al hacerse los dido comprobar lo iqúe ya sabíamos que por transportes m á s rápidos y en mejores condiel Gobierno francés, se da toda dase de faciones, amenazan con destruir nuestra e c o cilidades para desarrollar el! cültiyo del plánomía. tano; que é s t e p r ó s p e r a en muy satisfactorias condiciones; que la producción por hec- Por ello nos parece problemático el pensar en exportar de Canarias productos transtárea! duplica: la- de Canarias; y que los gasformados del plátano, que resisten un largo tos, de cultivó son muy reducidos, puesto que transporte y que siempre será posible obel terreno- no cuesta nada, el agua es abuntenerlos m á s económicamente en países- medante y la mano de obra excepcionalmente jor dotados para la producción de! dicho frubarata (i,2- j francos el jornal) U n a flota de to que nuestras abruptas y reducidas islas. rápidos vapores con instalaciones frigoríficas Aparte que los productos industriales del transporta la fruta de Konakry a N antes en ocho días, y: el: Gobierno francés reparte plátano, harina, pan, vino, licor, etc. etc. a que hace mención el Sr. Mateo, son de una entre los exportadores de plátanos de l a G u i nea las primas cobradas a la importación de aceptación muy dudosa en el mercado, como lo prueban los ensayos efectuados durante plátanos extranjeros en Francia, variando la crisis sufrida durante l a guerra, y que la subvención recibida de 0,50 a un franco en el, mejior de los casos exigirían un largo por kilo. E n estas condiciones se extiende período y costosa propaganda para extenrápidamente e l cultivo del plátano, en dicha der su consumo. colonia, que en el año último ha exportado ya 20.000 toneladas métricas, y que, a nues L a solución, a nuestro entender, más firme tro entender, en un plazo no superior a- tres y durable, es buscar en nuevos cultivos un años llegará a producir fruta suficiente para substitutivo al excedente del plátano y siemel total abastecimiento de. Francia. pre un complemento al mismo. Nada hay. Este país consume en la actualidad la m i tad de la producción platanera, de Canarias, que asciende a 2O Ó. 000 toneladas métricas próximamente. A I encontrarse sin salida esas cien mil toneladas que consume Francia, fá ¡I Cruzada a Tierra Santa y Roma cil es comprender el problema que a CanaB E L 13 M A R Z O A L 9 A B R E 1934 rias se presenta y las consecuencias poco H a c i é n d o s e cruzado- cooperador del P a t r o tranquilizadoras que consigo llevarían. n a t o P r o- J e r u s a l é n p u e d e v i s i t a r los S a n t o s f u g a r e s p o r 2 50 pesetas. C o m p r a n d o u n a E n todo esto estamos completamente de p a p e l e t a de l a l o t e r í a que, a u t o r i z a d a p o r e l acuerdo con el Sr. Mateo Díaz, pero nos E s t a d o r e a l i z a p a r a 1. de f e b r e r o p u e d e permitimos discrepar de él en la elección del cener l a s u e r t e de i r p o r u n a peseta. D e t o medio a poner en práctica para conjurar el dos m o d o s no deje de p e d i r i n f o r m e s y e l peligro en ciernes. foljeto a l d i r e c t o r d e l P a t r o n a t o! P r o- J e r u s a l é n E s c u e l a s 18, V I T O R I A oja. D V a También estamos de acuerdo en que no l e n t í n C a d e r o t t i e n d a de objetos ¡r e l i g i o s o s hay más que tres caminos a seguir: primeB o r d a d o r e s 9, M A D R I D ro, buscar nuevos mercados a la fruta sobrante; segundo, transformación industrial de dicho sobrante, y tercero, substitución de cültiyo. i L a primera solución nos parece l a mas urTrátesele mejoí sin igente a intentar. E s p a ñ a íes capaza de aumendarle drogas. Frótele i tar mucho su consumo de plátanos si se- abarata su precio v se hace una propagandaeficaz. Sería necesario para lo primero una reducción en- las tarifas de transporte, tanto 0 8 R A D E Q MODOS A LA V E Z por mar como por tierra, y dar facilidades- E L P O R V E N I R AGR 1 CO LA D E CANARIAS tan peligroso como el monocultivo para un país; que está siempre expuesto a sufrir eri, sis angustiosísimas, si el cultivo imperante quiebra. Como, ya hemos dicho, Canarias debe explotar su- clima, y situación- geográfica intentando enviar a los mercados de Europa productos de su- suelo, q u e n o resisten el transporte de otros países m á s lejanos. L a principal, exportación de Canarias es el plátano, y en mucha menor proporción el tomate; a ambos cultivos se! ha aterrado el agricultor canario tan rutinario como todo los agricultores. del mundo, que le parece no es posible pensar en producir otra cosa, pero sinceramente no comprendemos cómo al lado del plátano no se podían exportar papayas, que tan bien progresan en los terrenos de Canarias, aguacates, mangos y demás frutos tropicales, y, cuyo consumo. comienza a extenderse en Europa, pagándose por los, raros ejemplares que se presentan en los mercados precios fabulosos. L a s papayas están siendo llevadas a Inglaterra por avión desde el África del Sur, y se. pagan cuatro y cinco chelines por fruto. L o s aguacates, de cuyo fruto se están estableciendo extensas plantaciones en California para su consu; mo. en las capitales de los Estados Unidos, se han pagado el año pasado en. Nueva York a dólar la pieza. -Son; estos datos que prueban el porvenir que en Canarias pudiera alcanzar el cultivo de dichos frutos. De la misma forma creemos que al lado del tomate se podían exportar a Europa en períodos en que escasean en sus mercados, pimientos, berenjenas, espárragos, habichuelas, guisantes y demás hortalizas, que, sin duda, alcanzarían elevados precios. Naturalmente que todo ello hay que ensayarlo y! buscar- la forma de tuitivo m á s conveniente; embalajes apropiados, etc. etc. y ello h a b í a d e ser objeto! de estudio por par: te de los organismos; oficiales y Asociaciones agrícolas. Nosotros somos optimistas respecto al porvenir agrícola del archipiélago canario si los elementos interesados se dan cuenta de l a necesidad de organizarse y emprender el amplio camino que se abre delante de ellos. U n a gran posibilidad para Canarias la constituye también los terrenos situados entre, los 500 y 1.000 metros de altitud, de gran fertilidad, y hasta ahora dedicados al cultivo exclusivo de cereales y! patatas, y que son capaces de producir frutos europeos de i n mejorable calidad; peras, manzanas, melocotones, álbaricoques, ciruelas, etc. etc. que podrían, encontrar un buen mercado, tanto en el abastecimiento local y aprovisionamiento de barcos en tránsito como para l a exportación a Europa en épocas que existen en sus mercados. Otra planta que podía cultivarse en los terrenos indicados es la remolacha azucarera, que en ensayos realizados ha dado elevada producción de alta riqueza en sacarina, y que pudiera servir de base para el establecimiento de una fábrica azucarera, que sería de gran interés económico para el archipiélago. P a r a el establecimiento de dicha fábrica sería necesario conservar los actuales derechos de importación del azúcar y por cuya desaparición aboga el señor Mateo Díaz con el fin de favorecer el desarrollo de industrias secundarias del plátano, que, como hemos dicho m á s arriba, consideramos inaoropiadas a las especiales condiciones de Canarias. Repetímos que el porvenir agrícola de Canarias está en manos de sus habitantes, que es necesario se den cuenta del momento decisivo por que atravesamos y de la: necesidad de dejar aparte pequeñas discusiones y unirse, todos en apretado, bloque y con l a mejor voluntad para afrontar el problema er toda, su la gnitud y defender los intereses de todos, que son los de cada uno y con ellos los del archipiélago y los ds E s p a ñ a JORGE se YAPOPUB MENENDEZ agrónoma Ingeniero 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla