Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Crónica de París. (Dibujos de Carlos S. de Te ¡ada H o y OS t o c a a vosotros, pequeños. trajes de bebé adquieren distinción y pierden el aspecto vulgar que tenían. Los cuerpos se unen a las faldas por medio de botones que forman un cinturón bonito y práctico a la vez, sin los inconver nientes del verdadero cinturón, que no sienta bien a las niñas pequeñas. Ahora me dirigiré a las semiseñorítas: sus faldas se han alargado visiblemente y el vuelo sigue siendo importante; nunca, jamás, les pongan ustedes formas rectas, aunque no se ciñan; los cuerpos que ahora se llevan sobre la falda son amplios. Los putt- over, que tenían el defecto de ceñirse demasiado, han sufrido una feliz transformación; en los hombros tienen varias jaretitas que dan anchura al delantero en forma muy graciosa. ¿Debo detenerme en los trajes prácticos? En verdad, no des; 9 G pequeños míos: no os he olvidado desde la última crónica que os dediqué. Pero debéis comprender que en mí hay dos mujeres: la que os quiere niucho y por vosotros haría lo indecible, y la periodista que no tiene frecuentes ocasiones para indicar a las madres los cambios operados en- vuestra moda. Hoy tampoco tenia intención de escribir para vosotros, pero he recibido una carta que ha cambiado mis propósitos: una lectora, en términos corteses, pero enérgicos, me llama al orden. Tiene varios hijos, le gusta vestirlos bien y espera de mí las indicaciones precisas que necesita. Temo que sufra una decepción al conocer las novedades que por fuerza he de darle a conocer. Si empezamos por los más chiquitos, es preciso asegurar que domina la sencillez; sin embargó, se bordan grecas a punto de cordón en la unión de cuerpo y falda, que realza el trajecito; el punto de aguja está en baja, mientras las telas de lanas triunfan, y esto constituye una novedad; no son tejidos planos, como la franela, sino rizados y del género de los matalassés, incluso con rayas; aplauda entusiasmada, porque los REFJDME,
 // Cambio Nodo4-Sevilla