Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
gran cuadro de Cossío del Pomar otra cosa que un trozo de pintura española del Siglo de Oro, no y a por su. técnica de infinitos m é ritos, sino por la emoción realista! y arrogante del personaje temático, que evoca figuras. del clasicismo hispano? E n la paz, también paradisíaca, de Día de mercado en Cusco, trasunto de paz tradicional- -y, ¡a y! inconcebible ahora- -de lugares y poblados de España, hay; con m á s el alegato en tal sentido, dé la factura, el sello inequívoco de aquellas lecciones eternas de cuadro de costumbre que han llenado las galerías del mundo con gloria para el arte español Y en Por los caminos del Inca. Untbamba los mismos cuadros genuinamente indios Vendedor de huacos, Alfa- rero, Tocador, de quena; etc. el asunto exótico está tratado con manera de clásico español, que sé identifica en la: orquestación, de colores, y, sobré todo, en la corrección insobornable- del. dibujo, rriode lador de la forma hasta un realismo que quiere salirse del lienzo con relie ve. y palpitación de. cosa viva. Pues ¿y los fondos? ¿N o es velazqueño puro todo él sentido y todo el acento, de esos fondos de lejanía, de atmósferas- transidasde aire y de luz, de distancias, plásticas auténticas, y, en fin, de horizonte grávido de sugerencias, que son como prolongación de las figuras y como sombras de ellas? H a y eiv esta Exposición emocio, nantede Cossío del Pomar un cuadro, Flor Sácelo, en c! cual, una figura que es un estudio étnico cabal y que es una lección de desnudo en pintura universal, tiene preciosamente un fondo que no, puede ser ríiás que español, con su barroquismo nervioso, con su ágil juego de colores, y- -para que también haya arte español impresionista o, si quieren, soróllista- -con su zarpazo de luz que hace reverberante un. cielo de nubes en zarabanda genial. Y los paisajes, como En la Puna, y las flores- -de una ejecución prer ciosista, de morosos pinceles y de paleta tranquila- todo en Cossío del Pomar exhala españolidad. 1 Pastor quechua vestido de qala N o N o hay ta! pintura indigenista peruana maestro juvenil de pintura española, que es decir de arte etefnu, en esta E x posición que yo acabo de contemplar con inefable deleite. Haber nacido en tierras próvidas, gayas de color, ricas en variedad decorativa- de tipos, indumentos y costum- bres, puede proporcionar- ocasión de hallar tenias entrañablemente sentidós ¡por el- artista. Es lo que acontece en Cossío del: Pomar. Pero, ¿y pintar? Pintar en español esos temas, es ser doblemente español, porque es añadir españolismo de técnica a l a eyoca; cióri cspañolista de los motivos temáticos. E s el caso de Cossío, del- Pomar, en; quiensaludamos, con emoción a un artista de la raza v en quien señalamos el ejemplo para tantos artistas compatriotas que de tumbo en tumbo por, los vericuetos del modernismo, aún nó han encontrado en sus almas el germen de la españolidad- oue ha dormido bajo sus ansias desconcertadas e inquietantes... Dio- de mercado en Cncco (Fotos Duque. Luis D E G A L I N SOGA
 // Cambio Nodo4-Sevilla