Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 16 DE ENERO DE 1934. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 19. L a nota característica de ayer fué la desanimación. Durante todo el. día se advirtió, al igual que en las elecciones de noviembre, una abstención de los obreros eri las barriadas populares. L a táctica de la Esquerra fué facilitar la votación en los distritos de l a periferia, en los que de cualquier modo deben tener mayoría, para conocer el alcance de ésta y dificultar la votación d e m i l maL o s atropellos cometidos hacen decir a La V e u que los p r o c e d i- neras en los distritos del centro, en muchos de cuyos colegios se votaba aún a las siete mientos electorales puestos en práctica hacía más de treinta años que de la tarde. Vieron que durante su maniobra, las pérdidas experimentadas en éstos no les estaban desterrados. L a s monjas y los sacerdotes, apedreados y per- podían compensar la ganancia que por diversos procedimientos habían obtenido en- los seguidos c o n toda violencia. Significados elementos del partido d o- otros y ya: no tuvieron necesidad de seguir, provocando incidentes que, desde luego, resminante lanzan petardos a las colas de votantes para que se ausenten taron varios millares de votos a l a L l i g a i E N LAS ELECCIONES MUNICIPALES FICADAS EL DOMINGO EN MAYORÍA LA VERI- E n Barcelona hubo desanimación CATALUÑA OBTUVIERON ESQUERRA Y SUS A L I A D O S d e Jos colegios. L a fuerza pública, al servicio de un partido. Según los datos de la L l i g a las derechas aumentan sus votos. El triunfo electoral de la Esquerra en las elecciones municipales de Cataluña ni es rotundo ni es limpio. Hay muchas comarcas, también poblaciones importantes, donde las malas artes no han podido arrebatar el éxito a las derechas. Pero, sobre todo, la victoria izquierdista se ha producido a merced de dos factores evidentes: la abstención de veinticinca o treinta mil electores, (y el empleo de toda suerte de artimañas y atropellos. En Barcelona mismo, con el descaro y el impudor más insuperables, se ha apelado incluso a la derrama copiosa de explosivos, singularmente en los barrios donde domina la gente acomodada. Desde automóviles se lanzaban a puñados los petardos contra las colas de electores para amedrentarles y ponerles en fuga. Se ha recurrido a toda suerte de recursos de mala ley, entre los cuales ya se habían anunciado algunos, como el empleo de cédulas falsas para las rondas de volantes. Con todo, si hubiesen acudido a las urnas los electores que se han quedado en casa, incurriendo en errónea indiferencia o en punible egoísmo, la Lliga y sus aliados hubiesen triunfado par encima de todos los vejámenes, suplantaciones, coacciones y medios agresivos. dotes, lanzamientos de petardos de alarma frente a las colas que formabají las mujeres, y sobre todo, y especialmente, lo de votantes falsos en los distritos que debían serles favorables; pero en los que la masa obrera se abstenía, dificultando de m i l maneras la emisión del sufragio en los distritos del centro, en los que la L l i g a tiene una mayoría aplastante. Hubo señoras que h i cieron cola en estos últimos ocho y diez horas, pues se esperaba todavía a las siet de la tarde; pero otros muchos electores se marchaban aburridos. L o s pretextos para no dejar votar eran tan pueriles, que llegaban a lo indignante, y con respecto a los votos falsos emitidos por las turbas de mercenarios en las barriadas había bien, elocuentemente la sorpresa de los redactores de la Hoja Oficial, que en las primeras páginas del periódico señalan una gran desanimación y una acentuada abstención del Cuerpo electoral, para venirnos al final con unas cifras superiores a la alcanzadas en las elecciones últimas por las candidaturas en lucha. Había que ganar de cualquier modo y no se han omitido los modos más reprobables. Como la ley Electoral de Cataluña establece un sistema proporcionalista, con fuertes primas para la mayoría, resulta que en el Ayuntamiento de Barcelona, las izquierdas, con 160.000 votos, tendrán veinti- seis concejales, y l a L l i g a catalana con 130.000, diez concejales, mientras que a los radicales les corresponden cuatro concejales con 20.000 votos. E l l o supone que la Esquerra o l a coalición de izquierdas v a á gobernar la mayor parte de los Municipios catalanes; va a afirmar su posición en el Parlamento, sin tener, n i en, éste n i en aquéllos, una oposición peligrosa; es decir, que ahora toma el mando sin limitaciones, que cuando las cosas se producen desagradablemente, son también excusas a la hora de. la responsabilidad. L o s de la E s q u e r r a apedrearon a las monjas E n varios lugares grupos de esquerranos persiguieron a Jas monjas, llegando a apedrearlas, de forma que tenían que huir, protegidas por la fuerza. pública. También apedrearon el automóvil en que iba una señora cuyo nombre figuraba en la candidatura de la L l i g a E n los colegios del distrito del Centro los interventores de la Esquerra impidieron que votaran las mujeres con diversos pretextos, tan pueriles como, por ejemplo el de declarar tener tantos años y l a cédula decía unq menos. 1 M a n i o b r a s reprobables A l gunos automóviles, ocupados por significados elementos del partido que gobierna, recorrieron las calles céntricas, lanzando petardos de alarma junto a las colas- en que predominaban las señoras. Con ello consiguieron que en. algunos colegios que tienen quinientos votos sólo una mitad emitiera su voto. Estas reprobables maniobras se desarrollaron con mayor amplitud frente a los colegios de los distritos cuarto y sexto, en los que la L l i g a tiene notoriamente una abrumadora mayoría. E n un colegio de la calle de Minerva se presentó un apoderado de la Lliga, acompañando a votar a dos religioPosteriores informaciones nos irán entesas. A l salir, unos grupos se lanzaron sobre rando de episodios interesantes de la lucha, él, separándolo violentamente de las monque, de seguro, confirmarán la actitud y las jas, y le: metieron en un coche, -dándole órtrazas con que han actuado los elementos de denes al chofer de que emprendiera la marla conjunción izquierdista, bien protegidos cha. E n el colegio, instalado en la calle del por todos los recursos del Poder oficial desHospital un grupo apaleó al presidente, de la Generalitat. Y pnonto sabremos si la Francisco Redón, causándole lesiones leves Lliga acepta resignadamente el resultado de en diversas partes del cuerpo. Ninguno de, las violencias contra sus candidatos, o si, los autores de la agresión fué detenido. como anunciara el Sr. Cambó, para este caso, A primera hora de la mañana se presentó lleva a las Cortes- -no al Parlamento cataa votar una monja en el colegio establecido lán, a las Cortes- -el pleito de las elecciones en la calle de Sepúlveda. Con un pretexto de Cataluña. se le dijo que volviera por l a tarde, porque Desde luego lo ocurrido es la confirmatenían que aclararse algunos datos. Cuando ción del criterio eminentemente partidista volvió surgió una discusión sobre si podía con que los hombres que dominan en la Gevotar o no, y con este motivo Iqs interventoY no hemos de terminar esta ligera i m neralitat se proponen continuar su polílica, res llegaron a las manos, resultando lesiopresión sin subrayar una vez más el hecho, nados Marra Gurria, José Casáis y Enrique (un anuncio del peligro en que ese criterio, y verdaderamente picante, de que por los anese sectarismo y esos procedimientos de des- Jurado. teriores y recientes resultados electorales potismo y de violencia han de poner desde Hasta las cuatro habían sido detenidos venga a ser encargado de implantar y deshoy, más aún que hoy, au Estatuto. por diversos. motivos 25 individuos, de los arrollar la autonomía un partido, en el que cuales sólo cuatro fueron enviados al J u z se agrupan francamente separatistas; pero gado de guardia. O b t i e n e n el triunfo las izquierdas cuya inmensa mayoría de los componentes L o s elementos de izquierda lanzaron peson hombres, comenzando por el presidente tardos en las calles de la Diputación, en l a coaligadas de la Generalidad, que n i siquiera son catalade Claris, paseo de Gracia, Gerona, March, nistas. Se comprende la desesperación de los Barcelona 15, 3 tarde. H a n ganado las Caspe y M a r t i en donde por otra parte los directores de la L l i g a y se comprende tamelecciones en Barcelona, en otras capitales interventores de izquierda se negaban a que bién cuánta verdad había en las palabras de Cataluña y en una gran mayoría de povotasen las monjas. del Sr. Cambó, pronunciadas en vísperas de blaciones importantes, las izquierdas coaliE n la calle de Mallorca el presidente de las elecciones, según el cual, siguiendo las la mesa puso tales dificultades y- c o n pregadas. Eri Tarragona y en Lérida, por gran cosas por este camino, no había de combatir, textos tan insignificantes que las personas mayoría; en Gerona, gracias a una tapiñada, la autonomía el partido centralista, porque pues en las urnas las habían perdido; en que habían ido a votar por la mañana Í las aquélla se agotará y se extinguirá, en los cuatro de la tarde no lo habían hecho toBarcelona, recurriendo a todos los procedipechos dejos catelaa. es, mientos: persecución de las monjas y sacerdavía una cola enorme.