Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fA B C. M A R T E S 16 DE ENERO DE 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 24. E n el mitin de orientación socíaí celebrado en la C o m e d i a se afirmó que los Sindicatos católicos defenderán Jos derechos de los obreros Y cómo estas fuerzas no prestan a l E s t a do una colaboración sistemática, el Estado no logra realizar una política continuada. N o se sabe s i es que estas clases medias no son fuerzas verdaderamente políticas, o si es que nunca se las ha ofrecido un programa que las pueda recoger. Habrá que reconocer que la política nacional no puede derivarse de la unanimidad de los criterios de los ciudadanos; pero tampoco es política nacional lo que se inspira en criterio de partidos de dase. ¿E n qué consistirá una política nacional? E n aquello cuyos métodos propugnan un progreso social, sobre todo particular, interés de partido, grupo, secta o profesión. Y esta es, Justamente, la política de la dase inedia. A h o r a bien, la política de la clase media de la anteguerra era sólo un capítulo en los programas de los hombres políticos. L a clase media- sólo se preocupaba de salvarse ante la lucha de las otras dos, pero hoy se encuentra ante las disyuntivas de perecer, bloqueada entre los dos bandos, o de imponer su política. E l porvenir, en el orden económico, es la miseria para la clase y el fracaso en el. moral el hombre científico no podrá investigar, ni el agricultor tendrá paz n i el pequeño comerciante tranquilidad. Todos estos obreros de calidad habrán visto desaparecer el ambiente necesario para su vida. L a clase media no debe resignarse a esperar unos tiempos mejores que no vendrán enviados por la Providencia. (Aplausos. Sé bien que la clase media no tiene sectores políticos a quienes satisfaga y, sin embargo, a ella le compete estimular las mejoras del obrero para levantarse económica y moralmente. ¿Cuántas veces tiene la clase media situaciones más dramáticas que la obrera? S i el obrero no está parado no pasará las necesidades del profesional, el cual tiene ante s, í también la alternativa del paro. Cuando yo me comunico con mis alumnos en la clase de la Universidad miro con dolor al numeroso contingente de jóvenes que no se sabe qué ocupación ha de encontrar; ¿Y qué hará esta juventud el día de mañana? Dejarse engañar con cualquiera de las ideas en circulación en el mundo, que reduzcan a la impotencia la circulación. L a clase media es profundamente pacifista, tanto como la obrera y no acompaña a la clase capitalista en los métodos belicosos. L a República n q logrará obtener incondieionalmente la clientela proletaria que se muestra indiferente para ella. ¡Qué le vamos a hacer! P o r falta de cctfvictióh somos muchos los que no creemos en las virtudes creadoras del marxismo. E l papel de los partidos de la derecha de la República es de freno y. sin ellos l a política contraria sería difícil de desenvolver. H a y que ir con la concordia inteligente de los partidos de izquierda, cUya política proclama el orador, anunciando una serie de actos sucesivos de propaganda, que no i n terrumpirá mientras encuentre ambiente favorable. Terminó el orador invocando l a necesidad de una reacción del espíritu republicano. Fué muy aplaudido. Madrid 15, 7 tarde. Organizado por e l Instituto Social Obrero se celebró ayer enl el teatro de la Comedia el acto inaugural del tercer curso. E l teatro estaba abarrotado de público. Presidió el acto el secretario del mencio- nado Instituto, D Tomás Cerro Corroerían Habló en primer término el antiguo alumno del Instituto. Social Obrero D Quintín! Pérez Liébanez. Calificó de absurdas las teorías marxistas, s i bien tuvo los máximos res petos para quienes las sustentan. L o s S i n d i catos Católicos- -dijo- -rechazan las luchas) de clases, que es l a teoría que aquéllos preconizan y entienden que condenados tales procedimentos, la única doctrina viable es la ¡social cristiana, y únicamente cabe llevar ai término la organización sindical católica. Seguidamente hizo uso de la palabra dori Anastasio Inchausti Murcia, ex alumno también y metalúrgico. Señala que la gran masa del país es católica y sostiene que la preponderancia de organismos socialistas es más que los abusos! del viejo liberalismo y del capitalismo. N o comprende que los patronos que se llaman católicos no practiquen las sanas doctrinas de Jesucristo. Luego habló el diputado obrero por Gra nada, linotipista de oficio, D Ramón R u i z Alonso. Dedicó un saludo a M a d r i d y pintó; con gran precisión le vida del trabajador, desde que nace hasta que muere. Cree qué el obrero tiene perfecto derecho a una existencia de paz y tranquilidad, sin inquiefu- 11 M 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla