Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÍTICA Y N O T I C I A S D E LI Biografía de conquistadores de Ja Argentina de Roberto LeviJJier. Así son los obreros de Ja fe de Cristo de María Victoria Maura. Entre Ja noche y el mar de Concha Espina. Otros libros. firmas, con su revelación de rasgos característicos, corrobora los juicios. E l libro es de un raro interés, de un lúcido valor testimonial y de un aprecio singularísimo y sobresaliente para la bibliografía histórica de América. Es también, desde, luego, lo más completo y concienzudo que se ha escrito en punto a biografías cronológicas. que los Bancos aumentarían extraordinariamente sus operaciones, la industria recobraría vitalidad sorprendente, el tráfico mercantil correría la misma suerte, las E m presas de Seguros contra riesgos tendrían mayor campo de acción, etcétera. i 1 E X T RE LA NOCHE Y E L M A R -E n este l i- bro se nos muestra Concha Espina como poetisa; diríamos m á s bien como versificadora, porque la condición poética de la i n signe escritora está de manifiesto en muchos pasajes de casi todas sus obras. C o n cha Espina es, en efecto, un- ejemplo de fina y exquisita sensibilidad. S u percepción penetra hasta el alma de las cosas, y con frecuencia halla el variado motivo poético, que trasciende de lo somero sentimental a las más elevadas concepciones. E n sus novelas hay raudales de poesía. L o que acontece es A s í SON LOS OIT RE ROS DE LA F E DE CRISTO, que no suele ser poesía imaginativa, creapor M a r í a Victoria Maura. -Nuevo y sinción de numen, abstracciones de ideales, gular reportaje, como bien puede llamarse sino matices y reflejos sensitivos frente a la labor realizada por esta brillante escritora en este libro, que acaba de aparecer, la realidad, y en l a realidad, depurados a cerca de las vidas ignoradas y admirables través de su espíritu. de esos hombres y esas mujeres que conE l tomo que ahora da a la estampa, aunsagraron a Dios y a su servicio todos sus que voluminoso por las características de desvelos y trabajos en favor de los humilla edición, se limita a recoger tres docenas des y de las personas que sufren. de composiciones. L a intimidad de la refleM a r í a Victoria Maura ha elegido un xión inspira las menos; las más son como tema harto simpático, cual es la vida íntima expresiones espontáneas, que acusan el esde nuestros religiosos, sobre todo en estos tado sugestivo ante el espectáculo del mar, días, t a n mal estimada hasta por los que de perspectivas, de horizontes, de paisajes. se nombran católicos. L a autora del libro L a mirada del. artista- capta en l a retina las no se ha conformado con hacer relación sugerencias y el poeta las traduce en bellas de lo que hubiera podido aprender en obras imágenes y en notas de nostalgia, de placide esta naturaleza, sino que se ha interesadez o de exaltación. E s de notar el cuidado do por ¡os varios conventos, asilos y hosque Concha Espina ha puesto en la sencipitales españoles, refugios del dolor o. de llez y diafanidad del giro y de vocabulario, paz, unas veces, pero siempre crisol de to- huyendo- -ella que es tan opulenta de estidas las virtudes, templos (leí trabajo y l u lo- -de recargar figuras de pensamiento o d, i gares de abnegación para los que se remodos, demasiado escogidos y depurados. quiere el temple de alma de los hombres y Se clarea stt designio de que- estos versos, Don Roberto Levillier. el caudal, de esas mujeres, a quienes iguala todo ingenuidad y lisura, lleguen a la masa un mismo hálito y una vida común de pride público con la clara y cristalina facilidad vaciones, riesgos y sacrificios. de una confidencia llana y cordial. E n l a B l O J R A E Í A Ji CONQUISTADORES DE LA A f t clasificación de las composiciones y en l a G E X T i x A -D Roberto Levillier, una de los elegancia garbosa y fácil de las asonantamás ilustres diplomáticos argentinos, ha prodas, se confirma el propósito. L A MOXTAÑF. SUCO MODELO, O E L ORGUfundizado en el estudio histórico de su país LLO VENCIDO, por Soledad Díaz Minche y de tocia América española, ampliándolo Entre la noche y el mar es un manojo de ro. -Una bonita novela, educadora y mocon labor personal y directa, en el campo recuerdos o de. sensaciones de un viaje. ral, es l a que nos ofrece doña Soledad Díaz de la investigación. Este trabajo subjetivo, E l buen arte de Concha Espina los transMinchci- Q con el título que encabeza estas de una honda y larga preparación, en que lineas. P a r a la mujer es un estímulo, y porta al lector con virtualidad y eficacia i n se sacrifica el lucimiento al fruto del hallazsuperables, de tal manera que nos sentimos como a ella- va consagrada, ni que decir tiego, le lia permitido documentarse de un mone que su contenido v a impregnado de un junto a ella en las horas y en los lugares do particular y- fehaciente en cuanto al siglo dulzor grato, entrañable y digno, que reve- que la inspiraron, x v i y rehacer aquella importantísima época la en su autora condiciones excepcionales siguiendo el hilo de cuarenta vidas, ni elede estudio y comprensión, poco frecuentes gidas ni traídas al azar, acólitos predestien los tiempos que corren. nados que elevaron en aquel siglo el Norte L a novela está muy bien escrita y merece argentino, secundando a gobernantes, a su vez sometidos al impulso espiritual de ar- plácemes muy sinceros. Para ser un debut en l a literatura de doña Soledad Díaz M i n quitectos de Chile, Charcas y Lima. chero, y a es bastante. De su lectura deduSe trata de biografías de conquistadores cimos la existencia de una escritora que de la Argentina. Sobre ellas, el autor marca realizará cosas más brillantes todavía. los períodos, con relieves de exacta y comprobada veracidad. N o oculta cómo en el primero fué catastrófica la exploración de FÓRMULA IMPULSORA. -En este libro eslas Antillas, Tierra Firme, etc. bajo el im- tudia D. Antonio Olías Rodríguez la crisis pulso de l a codicia. E l segundo, llevado por económica mundial, sus causas y sus efecpropósitos m á s elevados, abre sus alas en tos. E l estudio es a fondo, y comprende las deslumbrantes jomadas de Cortés, i m i todos los aspectos del problema. Los últimos tado luego por el arrojo de Pizarro, A l m a capítulos están dedicados a las soluciones. gro y otros. Son los veinte años de Méjico L a fórmula que el autor apadrina estriba y el P e r ú de los araucanos y de los guaen declarar obligatoria la circulación intenrantes. Los conquistadores han entrado para sa del dinero, poniéndolo en práctica mefundar nuevos reinos... diante el procedimiento de caducidad del E l Sr. Levillier, con una exquisita probivalor de l a moneda E l capital oro y el cadad de cronista, deshace l a falsedad de que pital moneda nacional, representativos ele los conquistadores fueron la hez de la pobla- un valor oro, actualmente en condiciones de circulación, serían canjeados al capitalista ción de España. P o r el contrario, señala copor pnpc. 1- moneda, especial para l a circulaiiio excepción los analfabetos y los desalmación interior. Las compras que se hubiedos. Casi todos los conquistadores eran genren de efectuar en el extranjero podrían te culta; muchos de buen origen. L o primero, está deducido de la consulta de manuscri- concertarse en la moneda oro del país restos, de epistolarios principalmente, que ha pectivo, y el Estado español las pagaría en oro, después de haber recibido del intehecho el propio autor. Y es curiosísimo el resado l a cantidad equivalente en papelestudio de conclusiones que hace agrupándomoneda de circulación interior. los en tres grupos: espíritus más cultos que guerreros: m á s guerreros r- ue cul os: incrlSupone. -el autor que las operaciones do IOÍ o muy viejes. Ur. a copiosa colección de Bolsa se multiplicarían hasta lo indecible, Doña. Concha Espina. iiniiiHmniwintM- -nnninii m imnm
 // Cambio Nodo4-Sevilla