Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 18 D E E N E R O D E 1934. NUMERO PRADO S U E L T O 10 C E N T S UEPACCIÓN; DIARIO I L U S T R A DO. AÑO TRIGÉSIMO. NUMERO 9.573 SEVILLA P E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES X ANUNCIOS, M U S O Z O L I V E C E R C A N A A T E T U A N SITÚA C 1O N POLÍTICA Y PARLAMENTARIA L a s minorías monárquicas acuerdan presentar una proposición i n cidental sobre el caso C a l v o S o telo, después de una visita de sus jefes, los señores G o i c o e c h e a y R o d e z n o al presidente del C o n sejo M a d r i d 18. Puede decirse que durante la tarde de ayer no hubo otro tema de comentario en los pasillos de la Cámara que el acuerdo del Gobierno de aplazar la discusión del acta del ilustre ex ministro D José C a l yo Sotelo. Como estaba anunciado, a las tres y media se reunieron en una. de las secciones las minorías de Renovación Española y T r a d i cionalista. Deliberaron durante na hora, y jos señores Goicoechea y condes de Vauellano y Rodezno, en cumplimiento del acuerdo adoptado, se trasladaron al despacho de m i nistros para visitar al Sr. L e r r o u x y conocer el criterio del Gobierno en orden a la discusión del acta del Sr. Calvo Sotelo. L a r g o tiempo duró l a entrevista y a l a salida el Sr. Goicoechea se expresó en estos términos: -H e m o s expuesto al Sr. L e r r o u x nuestra preocupación por lo que supone el acuerdo del Gobierno en relación con la capacidad parlamentaria del Sr. Calvo Sotelo de tal forma que se considere cuestión de Gabinete que no se declarase a nuestro compañero en condiciones de ostentar el cargo de d i putado en tanto no se resolviesen las dificultades que lo impidiesen. E l Sr. L e r r o u x nos ha dicho que no existía tal cosa y que él se halla en buena disposición de ánimo para facilitar nuestro deseo, que es irse cuanto antes a la solución favorable del asunto. A h o r a que no podía precisarse el momento en que hubiera de resolverse. E n vista de ello, nosotros le hemos anunciado que las dos minorías conjuntamente recababan su libertad de acción para plantear en l a Cámara el problema con toda su amplitud. ¿Y cuándo será eso? -se preguntó al señor Goicoechea. -D e ver nosotros un trámite favorable se planteará el viernes y como límite el martes de la semana próxima. -C o m o quiera que el dictamen es favorable, ¿en qué forma podía el Gobierno oponerse? -P u e s aceptando uno de los dos votos particulares que hay presentados. Supimos que el Sr. G i l Robles había llamado esta mañana telefónicamente varias veces a l Sr. Goicoechea y suponiendo que se trataba del acta del Sr. Calvo Sotelo preguntamos al jefe de la minoría popular agraria, quien nos manifestó: -E n efecto, he intentado, sin conseguirlo, hablar con el Sr. Goicoechea; pero lo que iba a tratar no se relacionaba para nada con el asunto del que ustedes me hablan, sino para otros asuntos particulares, lo misino que lo hago con relativa frecuencia. F u é preguntado, el Sr. G i l Robles si habla- LA ría con el presidente del Consejo para tratar de este problema, y contestó que no pensaba hacerlo. Los señores G o i c o c h e a y G i l Robles, conferencian Poco después de celebrada la entrevista entre los jefes monárquicos y el Sr. L e rroux se encontraron en un pasillo de la Cámara los señores Goicoechea y G i l R o bles. Aquél dio cuenta a éste de la entrevista con el jefe del Gobierno, así cómo de la notificación que le hicieron de- que recababan su libertad de acción para plantear el asunto Calvo Sotelo en el salón de sesiones. Los periodistas preguntaron al señor G o i coechea: ¿Q u é le ha parecido al Sr. G i l Robles el trámite que se le da al asunto Calvo Sotelo? -Bien. -L a minoría popular agraria, ¿apoyará la proposición incidental en el salón de sesiones? -Creo, que sí. Los informadores solicitaron asimismo al señor G i l Robles que emitiera su opinión sobre el acuerdo de presentar la proposición incidental. -M e reservo el juicio- -dijo- -hasta conocer el texto de la proposición. ese resultado juzgaba imprescindible un plazo prudencial. E n resumidas cuentas, entendía que era preciso que la ley se cumpliera para que el problema pudiera ser resuelto sin quebran- tos ni detrimento para nadie. I Es de suponer que sus visitantes preten- dieran inquirir el por qué no se puede rea- i lizar ahora lo que es posible haicer dentro de unas semanas, y creíble que el Sr. L e- i rroux se reservara los motivos que a ello le inducían. L o s señores Goicoechea, conde de V a l l e- llano y conde de Rodezno debieron hablar de los precedentes y de cómo en el caso del i señor L e r r o u x el año o D Antonio M a u- -ra no sé negó a que ejerciera el cargo de diputado, sino que pidió que se presentara en España y el Gobierno lo indultaría en el acto. Como no se pudo llegar a un acuerdo entre el Sr. Lerroux y sus visitantes, éstos le anunciaron que llevarán el asunto a l salón de sesiones mediante una proposición i n c i dental. L a opinión del señor de V e l a s c o Martínez N u e v a reunión de Jas monárquicas minorías Volvieron a reunirse las minorías de Renovación Española y Tradicionalista para conocer los términos de la cotiferéncia de los señores Goicoechea y conde de Rodezno con el Sr. Lerroux. D o n Honorio M a u r a facilitó a la Prensa la siguiente nota oficiosa: S e han reunido las minorías de Renovación Española y Tradicionalista para cambiar impresiones conjuntamente con el fin de tratar del asunto de la amnistía y de l a discusión en el caso del Sr. Gálvp Sotelo. Sjs acordó que los jefes de ambas minorías visitaran al presidente del Consejo para conocer de sus labios el criterio que tiene sobre ambos asuntos. H a n visitado, en efecto, el Sr. Goicoechea y el Sr. conde de Rodezno al Sr. Lerroux, y como el criterio del jeíe dej Gobierno no está de acuerdo con el de l a pinión representada por estas minorías, han acordado presentar una proposición incidental el martes próximo para dar estado parlamentario al problema y que se conozca con precisión y amplitud los pareceres de todos los sectores de la Cámara. E l jefe de la minoría agraria, interrogado por los periodistas, se expresó de este modo: -L a personalidad del Sr. Calvo Sotelo tiene en la opinión él suficiente relieve para que no sea indiferente, sino por el contrario, necesaria su presencia en el P a r l a mento. Nadie tiene derecho a exigir a un G o bierno que conculque la ley, pero sí a requerirle para que en casos tan notorios! como éste y a semejanza de lo que se hizo en otros análogos, en los que fueron protagonistas el propio Sr. L e r r o u x y destacadas personalidades del socialismo, proceda en la, misma forma que en 1908 y 1917 se procedió, arbitrando los medios necesarios en ¡uso de sus facultades discrecionales para que quien fué elegido para representar al país y tiene una personalidad tan destacada pueda ejercer el mandato que le confiaron sus electores. La proposición incidental será presentada el martes próximo A última hora de la tarde quedó redactada la proposición incidental que el martes será presentada en la Cámara. Esta proposición no es de conminación ni amenaza al Gobierno; es simplemente de petición para que el caso del Sr. Calvo Sotelo pueda encontrar un cauce de solución, según nos manifestaron elementos destacados de Renovación Española y de los tradicionalistas. P o r eso la proposición se limitará a solicitar de la Cámara cjue adopte el acuerdo de ver con satisfacción que el Gobierno arbitre los medios necesarios para que el Sr. Calvo Sotelo pueda ejercer su cargo de diputado. Esta proposición será entregada para que la conozcan a los señores G l Robles y M a r tínez de Velasco. L a proposición será defendida en el salón de sesiones por el Sr. Peman, en p r i mer término, y luego por el jefe de Rea Ejipañola, Sr. Goicoechea. L a actitud del jefe del G o b i e r n o E r a interesante conocer la actitud del señor L e r r o u x en la entrevista con los jefes monárquicos. L a reserva de los reunidos impidió conocer con exactitud los términos de la conversación, pero parece lógico suponer que el Sr. Lerroux mantuviera los puntos de vista que expuso anteayer al señor G i l Robles. Debió de reconocer el Sr. L e r r o u x que no hay obstáculo alguno para que el Sr. Calvo Sotelo s. ga indultado por el Gobierno después de venir a España y acatar l a sentencia del Tribunal político que lo condenó. Debió también manifestar que para llegar a
 // Cambio Nodo4-Sevilla