Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
INFORMACIONES Y REPORTAJES EOS VANDAEOS H A N P A S A D O POR EA CASA DE CAMPO El drantático asesinados que operan la- guardería cuadro de los pobres árboles por el ímpetu, de los leñadores, tranquilamente, seguros de que escasa es prenda de su impunidad. campo público revela el grado de educación del pueblo que lo frecuenta habremos de deducir una desconsoladora conclusión de! lamentable aspecto que ofrece l a Casa de- Campo... ¡N o no es para envanecernos el grado de educación demostrado por nuestro pueblo! La fiebre destructiva E l exponente del grado de educación de un pueblo Apenas traspuesto el dintel, de la puerta, reclama mi atención un árbol, semejante a un Hermano de la Doctrina Cristiana en su, aspecto y en su m i sión pedagógica. Sobre la obscura austeridad de su ropaje, la mancha blanca de un papel, y en el papel, escrito con gruesos caracteres, la advertencia siguiente: R o m per botellas, tirar latas vacías, abandonar papeles y restos de comida cuando se merienda al aire libre es grave falta de cultura. E l aspecto d un campo público revela el grado de educación del pueblo que lo frecuenta Y a es ruborizante la frecuencia con que la A d m i n i s t r a c i ó n del Patrimonio ha creído útil repetir esa admonición; cada cien metros, aproximadamente, aparece el árbol aleccionador, recordando algo que debiera, ser superfluo recordar. Pero es m á s ruborizante aún que, pese a la profusión de Jos recordatorios, los andenes de los paseos y el césped de la Casa de Campo- -uno de los más bellos parqués de Europa- -aparezcan sembrados en siembra pródiga de botellas rotas, papeles grasicntos, latas vacías y restos de comidas. S i aceptamos la afirmación, insistentemente repetida; de que el aspecto de un F. n la Casa de Campo no había antes más que un- tipo de elemento destructor: el cazador furtivo. Y aun éste actuaba con la mínima eficacia a que le reducía una guardería suficiente. Ahora, además, ha hecho su aparición el leñador, y al Cío irreverente de su hacha se abaten los más hermosos L a a a m b r a d a g u g rodea el estanque ha. sufrido también- los efectos del inexplicable vandalismo que padece una parte de los visitantes de la Casa de Campo.
 // Cambio Nodo4-Sevilla