Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRAD O A Ñ O TRIGÉSIMO. 10 CENTS. jff NUMERO DIARIO ILUSTRACENTS. D O A Ñ O TRIGES 3 MO. 10 NUMERO F U N D A D O E L i D E JUNIO D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A LOS DOS A B R I G O S E l Consejo de ministros ha acordado suministrar calefacción a las. escuelas de Madrid. ESPÍRITU NACIONAL LA REVOLUCIÓN Se incautaron a los revolucionarios 933 pistolas, 825 fusiles, 2.615 bombas y 21.077 cartuchos. Supliendo una culpable negligencia municipal, el Gobierno va a hacer posible el reingreso de ios escolares infantiles en sur clases. Aunque en esa época de la vida los Ahí está Cataluña; la de siempre, la nosentidos están más ávidos de emociones que ble, la española Cataluña. L a otra, la de la la inteligencia de conocimientos, los padres estrella solitaria, la de los odios inextinguide familia agradecerán al Si- Lerroux el que con una medida higiénica los haya de- bles hacia sus- hermanas de nacionalidad única, es una siniestra quimera. Por encima jado tranquilos unas horas. E l niño en casa del hecho diferencial, los agricultores cataimplica frecuentemente un estorbo y lina lanes hacen pública su solidaridad con los incomodidad. S i es demasiado sumiso, por- demás agricultores españoles. Y llevan esa que autoriza, con su apocamiento, el pcsiproclamación a extremos que meses ha namismo de sus padres sobre su porvenir en la sociedad, y si es revoltoso, porque fomen- die osara imaginar. No es a los diputados que se dicen catalanistas a quienes encota sus temores con la perspectiva de los pemiendan la defensa de sus intereses en el. ligros a que puede exponerle su ligereza. Parlamento de la República; sino a un diConviene, además, que los miembros de la putado por Madrid, por la capitalidad de la familia se dispersen en el curso, del día para nación y de la hermana Castilla, al Sr. R o que la convivencia sea tolerable: De una dríguez- Jurado. L a agricultura catalana, en manera general, todos Iqs cariños se hacen ese admirable gesto de repudio, ha confirm á s vivos con las separaciones. mado lo qué. hace mucho tiempo dije de los nacionalismos catalán y vasco; es, a saber, Pero una escuela sin calor en el invierque 110 son movimientos causados por un no es mi lugar de tortura. E l cuerpo, ateexceso de amor a las respectivas regiones, rido, paraliza la atención del espíritu, sin sino sistemas políticos que en su fondo llelo cual es imposible que éste se comunique con las cosas ni dé hospitalidad a las van la negación de todo afecto a la Cataluña y a la Vasconia históricas, y un arideas. E l niño, que es naturalmente rebelde dor morboso por una Anti- Cataluña y una a la enseñanza, como si presintisé confusaAnti- Vasconia concebidas en desvarios pamente que casi todo lo que aprendemos en la sionales. L o que los políticos deshicieron, infancia es de la misma utilidad que la múlos intereses permanente s de la región lo sica para convencer a los acreedores, necesita que se le facilite la adquisición pe- van a rehacer. Dios sea loado. dagógica con toda suerte de habilidades. Y entre tanto, Cambó, él primer culpaPrimeramente es menester que el ambiente ble de la espantosa situación a que ha líedel aula le sea grato: fresco en verano y gado el glorioso principado, víctima del E s templado en invierno; que el maestro se tatuto, se entretiene buscando el remedio haga perdonar su función a fuerza de boninaplazable en el régimen electoral sobre dad y que no transmita a los alumnos sino base de representación proporcional. ¿Será una mínima parte de sus prejuicios docencierto? ¿L a consolidación de la República tes. E l profesor que dogmatiza usurpa sus en España y la de la autonomía en Cataluatribuciones al carpintero, porque usa el ña dependerán, como ahora propala el framartillo en vez de la persuasión suave. casado político, de circunstancia tan adjeE s sensible que al restablecer la calefactiva como 1 a de una ley electoral? Cosas ción en las escuelas no se haya pensado sitan trascendentales para un país como su quiera en reponer el crucifijo en el testero forma de gobierno nacional o el ejercicio del aula. N o basta con abrigar el cuerpo. E s de la actividad autáríica, ¿estarán vinculadas preciso también que el espíritu no sienta a determinados procedimientos electorales? prematuramente el frío de la. vida. Ahora, L o que Cambó pretende con semejantes que todo conspira contra la fraternidad huniñerías es desviar la atención de las gentes, mana, no está demás que sepa el hombre y, en especial, la de- los patriotas agricultodesde niño que el Evangelio es una fuente res catalanes, de los resultados de su pernide resignación y una promesa de bienestar ciosa actuación política. Pero es el momento íntimo, y la presencia de Cristo en la escuede recordarle una pregunta que le formulé la acostumbra al párvulo a la caricia de esas hace años en las Cortes. ¿P o r qué- -le inconsoladoras ilusiones. Dios, en abstracto, terpelé- -no pedís para Cataluña la restaupenetra sin dificultad en nuestra inteligenración- de sus gloriosos fueros? Cambó cia, pero nuestro corazón no- siente el calor dio por contestada mi pregunta con la conde lo divino si no irradia del hombre que tracción- facial con que recibe toda molestia descendió de las alturas celestes para hacera que no puede substraerse. Y es que para nos llevadera. esta. breve excursión, tan llena responder a ella debidamente hubiese tenido de sinsabores, entre dos misterios. ¿Q u é que confesar que los fueron son el bien de perdería la República restableciendo a Crisuna región, y la autonomía, el bien de un to en la escuela? ¿Q u é rivalidad puede tepartido político. mer la pedagogía laica de la doctrina del Evangelio? Bien miradas Jas cosas, el régiE L lo apeteció para el suyo; pero otros men ganaría con ello, porcme como el crismás audaces le arrebataron el. botín. Por tianismo es una cátedra de paciencia, nos eso no es Cambó emien puede alzar la voz ayudaría a soportar a estos hombres, que contra la ignominiosa situación social de defienden su incompetencia política con su Cataluña. Sólo el glorioso principado por jacobinismo. Descristianizar a la infancia sus organjsmos naturales permanentes tiees. predisponerla a la rebeldía, y quién sabe ne autoridad para maldecir y repudiar, como si a empresas peores... ha repudiado por el Instituto Agrícola Catalán. v t Por aclamación se acordó que la agricultura catalana actúe de acuerdo con todas las entidades agropecuarias de España. (El Instituto Agrícola Catalán, según la Prensa de ayer. N o queremos enterarnos. L a Cámara estaba p e d i o vacía cuando el Sr. R i c o A v e 11o leía sus cifras: 14 muertos y 59 heridos en la fuerza pública; 75 paisanos muertos, y 101 heridos, incluyendo las víctimas del descarrilamiento. Es el balance del último conato; el último hasta ahora. E l Sr Besteiro, pasmado de la cuantía de los- pertrechos, preguntó al ministro si sabía quién había financiado la revolución. Se olvidó, por lo visto, de las cotizaciones de los S i n dicatos, que importan millones; de los robos de explosivos en los polvorines y, de los atracos realizados por cuenta de los Sindicatos, que no han cesado a l a hora actual. N o han cesado los atracos. Cada uno de ellos es un poquito de revolución. L o que produce se dedica a l a causa una vez descontada la paga del pistolero. L a continuación de los atracos es la del terrorismo revolucionario. ¿P o r qué contin ú a n? Acerca de este asunto publicó, no hace muchas semanas, extensas declaraciones el subsecretario de Gobernación, don Justino de Azcárate. A l señor subsecretario le parecía inexplicable y aun suicida la tolerancia que se viene guardando con la m á s importante de las organizaciones revolucionarias. Sus palabras se perdieron en la vorágine de los sucesos insignificantes. Pero ¿por qué esa tolerancia con la revolución? Esto no se lo preguntaba el señor Azcárate ni se lo ha preguntado su jefe, el Sr. Rico Aveilo. L a respuesta es, sin embargo, clara. L a revolución es una, y los Sres. Rico Aveilo y Azcárate están en ella porque la revolución tiene su avanzada, su vanguardia, su centro y su retaguardia. L a avanzada dice: A h o r a la vanguardia: E n nuestro tiempo el centro: Todos los días un poquito y la retaguardia: Todavía n o A veces la retaguardia se ve. obligada a pelear con la avanzada y aun con la vanguardia. Pero el hombre cuyo lema es, Todavía no tal vez consiga refrenar, pero nunca vencer, -al que dice A h o r a Está vencido de antemano. N o necesita esforzarse el Sr. Rico Avello para demostrar que ha procedido con blandura. E l l o está en la índole misma de su posición ideológica. L a intransigencia no podrá ser suya, sino del hombre del Ahora N o sólo la intransigencia, sino la razón. Poique si S Í aceptan las premisas revolucionarias, a qué aguardar a los bisnietos para que el conde de Romanoncs reparta sus bienes? Sólo cuando uno se pregunta si- ha habido pueblo alguno en que la revolución- ha hecho mejorar- la condición del pueblo, su moralidad o su bienestar, es cuando al A h o r a de las avanzadas se opone un N u n c a bien fundado. Y entonces se encuentran los Gobiernos con la agradabilísima sorpresa de que es casi innecesario él empleo de la violencia para mantener el orden. Porque las mismas gentes que se sublevan contra el T o d a v í a no se aquietan y amansan como corderos cuando el Gobierno les dice un Nunca respaldado por la inquebrantable voluntad de mantenerlo. RAMIRO DE M A E Z T 1 7 MANUEL BUENO 1 VICTOK PRADERA