Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Preparación de la torta que substituye al pan en los hatos, y que juega tan gran papel en la confección de los clásicos galianos. (Fotos A. Rebuelta. venta la hacemos entre tos, y lo mismo con la lana, de forma que no hay más que un dueño, aunque unos tengan m á s que otros, como siempre ha sío, es y será. Por eso yo tengo treinta y cinco ovejas; el ayudaor, treinta y tíos; los ayudantes, veintiocho, y los zagales, catorce, y las corderas en el mismo orden. ¡Pos güeno fuera! Y lo mismo digo de los gañanes, que tienen que seguir con un pinjar, su hatería y su soldá en lo que sea justo pa que una familia viva. 1! -S i n embargo, ahora parece que los aires van por otro lado... Se tiende a que desaparezca esa participación del obrero en la. labor y a que no haya gañanes fijos, sino que cada ocho o quince días se cambie de personal. -Pero ¡eso será en el moro! -N o en el moro; en algunos pueblos agrícolas de España. l ¡A m o s hombre, no me quiera usted tomar el poco pelo que me queda. ¿Cómo se va a entregar una yunta, que por poco vale i veinte mil ríales, ca ocho días a. unas manos distintas? ¿P o s s acabó Ía agricultura! i Y apañaos íbamos a estar tos! Los que digan esas cosas ni saben lo que es una labor ni están en sus cabales. 5 J! Mi En el recio solar mánchego la vida de los pastores se desliza sencilla. Resguardados del cierzo por un rústico cobijo de lona que llaman culata el mayoral y él zagal cuidan de sus fieles cotftpañerosi en tanto preparan la comida para todo el personal. Y añade muy serio el hermano F é l i x -N a que la H u m a n i d á se ha vuelto leca y esto va a dar el traquio con toas esas cosas nuevas. T o lo que no sea que los amos y los criaos tengan el mismo interés en el negocio, mediante una participación justa y quitativa, es tirarlo por alto. E n este momento de! diálogo vuelve de ver los ganados el dueño, que trae m á s frío que un gatejo huérfano. -Vamos, Félix, vamos a hacer la torta y a comer cuanto antes. -V e r á usted qué artista más enorme es F é l i x haciendo galianos. Sigo atentamente la operación. Sobre un pellejo ¿estezado, limpio como un espejo, coloca la harina de trigo, a la que t forma de un cono, perfectamente gcomr; trico, y con el nudillo del dedo índice va Cucharada y paso atrás así es el yantar en las gañanías, que tienen cotno fondo los campos que cubre la escarcha. (Foto debida a la atención de Información Cinema- hundiendo el vértice, girando en el sentido de las manecillas de un reloj hasta tográfica. convertir el cono en- una cazuela; en ella va