Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C S Á B A D O 20 D E ENERO D E 1934. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 24. LA S I T U A C I Ó N POL 1 T 1 CA Y SOCIAL E N CUBA S e considera posible una ocupación provisional norteamericana Habana i g 10 mañana. Aunque en algunos Círculos se exterioriza gran entusiasmo por el hecho de que el señor Mendieta haya asumido l a presidencia, l a situación es aún muy confusa. Se opina en general que el S r Cafferry ha obrado acertadamente al provocar un cambio en l a situación, impidiendo así que el coronel Batista se proclamara dictador m i litar. E s probable que el S r Mendieta hubiera dado su apoyo al S r Hevia, pero en vista de informaciones procedentes de Washington, según las cuales el Gobierno de los Estados Unidos no reconocería nunca a! S r Hevia, el S r Mendieta le retiró dicho apoyo. Es posible que Cafferry preconice de nuevo el plan Welis para una reorganización del Ejército, mediante una ocupación provisional norteamericana, pero l a actitud del coronel Batista sigue siendo un enigma, pues ha anunciado que se opondrá a todo esfuerzo en tal sentido. buque Rimchomond, en donde viaja el secretario de Estado, M r H u l l con quien sostuvo detenida conferencia. Se iene entendido que M r Caffery i n formó ampliamente al secretario de Estado sobre l a situación de Cuba, siendo el resumen de sus informes favorables a l a presente situación y posiblemente a l reconocimiento del nuevo Gobierno del S r Mendieta. -United Press. lugar por todos los sectores el coronel Carloá Mendieta. presidetne provisional de l a República, que tomó posesión en medio del mayor, entusiasmo popular. -Pinto Márquez Terr ling, secretario de Estaáo. UNA BREVE C O N VER- S A C I O N C O N E L GENE- RAL SANfURJO E l ilustre laureado desmiente r o tundamente una falsa información Batista ofrece su dimisión Habana 19, 7 tarde. E l coronel Batista ha ofrecido l a dimisión de su cargo a l Presidente Mendieta, declarando que se pone a su completa disposición. L o s esfuerzos de) nuevo G o b i e r no encaminados a resolver Ja h u e l ga. A p o y o financiero y amnistía Habana 19, 12 mañana. Se cree que el nuevo presidente, S r Mendieta, tiene el propósito de constituir un Consejo legislativo compuesto de setenta miembros, entre los que habría representantes de todas las tendencias políticas, así como del capital y el trabajo. Todos los esfuerzos del nuevo Gobierno están encaminados a dar una solución a l a huelga antes de solicitar el reconocimiento de los Estados Unidos. E l S r Mendieta quiere obtener el apoyo financiero de dicho país, por medio de préstamos, para l a consolidación de l a deuda. También pretende que se conceda al azúcar cubana una cuota de dos millones de toneladas. Otro de los propósitos del muevo presidente es conceder una amplia amnistía política para poner en libertad a todos los presos políticos, a excepción de los machadistas, y se asegura que, bajo el nuevo Gobierno M e n dieta, se abolirá l a pena de muerte. -United Press, Catorce heridos en las manifestaciones Habana 19, 2 tarde. H a n resultado heridas catorce personas, entre ellas tres mujeres, a consecuencia de las salvas de entusiasmo, disparadas por los partidarios de Mendieta, o por los disparos hechos contra los miembros de l a organización A B C. Para preparar el reconocimiento Washington 19, 6 tarde. E n fuentes habitualmente bien informadas se indica que antes ie abordarse de u n modo oficial l a cuestión del reconocimiento del nuevo G o bierno de Cuba, habrá conversaciones entre los representantes diplomáticos de Estados Unidos y de algunos países suramericanos. -United Press. E l embajador norteamericano i n forma al ministro de E s t a d o de su país Keywest (Florida) 19, 6 tarde. E l embajador de Estados Unidos en l a Habana, M r Caffery, llegó procedente de Cuba y poco después, embarcó, subiendo a bordo ¿el Cádiz 19, 7 noche. Acudimos a l castilla de Santa Catalina a orar unos minutos antei el cadáver del infortunado teniente coroWashington 19, 8 noche. E l ex embajanel D Bonifacio Martínez Baños, y siempre, dor en Cuba S r Sumer W e l l ha estado hoy claro es, provistos de l a correspondiente SXLen l a Casa Blanca conferenciando con el Sr. Roosevelt acerca del reconocimiento del torización del comandante militar. A cumplir idéntica triste misión llegaron varios Gobierno del S r Mendieta. amigos del finado. U n a plegariajfué nuestro Este reconocimiento es seguro; pero parece probable que no será anunciado antes- postrer homenaje a l que fué en- vida bravo militar. del domingo o el lunes. Desde l a capilla ardiente salimos, al patio. L o s prisioneros formaban Disparos contra Jas tropas. L o s nos visitantes, comentandogruposlcon alguapesadumbrados comunistas atacan a M e n d i e t a la desgracia. U n o de estos grupos estaba formado por el general Sanjurjo, coronel Habana 19, 9 noche. Desde diferentes Cano Ortega, dos amigos y una señora j o lugares de l a población y desde algunas caven, vestida con hábito carmelita, con uní sas se han hecho disparos contra los solmonísimo niño rubio en brazos. L a dama de dados. hábito es l a esposa del general y el niñitq E l S r Mendieta es atacado violentamenrubio su hijo Pepito. I te por los comunistas, que le reprochan ser Después de los obligados comentarios déel instrumento del imperialismo norteamela inesperada y sentidísima muerte del te- ricano. niente coronel S r Miartínez Baños, y quizás E l coronel Batista ha declarado que el para hacer menos dolorosos los instantes, don. Ejército cubano tiene siempre l a intención José relató algunos episodios de su vida trasjí de conservar sus atribuciones particulares en beneficio del interés público. las altas tapias del penal del Dueso, opor- íj tunidad que aprovechó para hacer patenta Se espera que el S r Mendieta resolverá el problema de las clínicas españolas en fa- una vez más su ¡reconocimiento hacia aquellos vor de l a Asociación de Medicina. -Assoinfortunados compañeros de reclusión duran- j ciated Press. te diecisiete meses, que en lodo momento mostráronle respeto, consideraciones y afee- i to, atenciones que nunca podría olvidar. ¡j C o m u n i c a d o oficial Antes de separarnos del grupo, el general, L a Embajada de Cuba nos ruega l a puatendiendo amablemente a nuestro ruego, hi- blicación de l a siguiente nota: E l secretario de Estado de Cuba, en ca- zonos el honor de un aparte, que aproveí; chamos para preguntarle si había leído c i e r J blegrama de ayer 18, se sirve comunicar al tas palabras publicadas el último martes eri! señor embajador de su país en España lo el diario madrileño Ahora, que éste le atri- i siguiente: Aceptada renuncia Presidencia ingeniero Carlos Hevia, fué designado en su buía, pronunciadas momentos antes de aban- donar el cañonero Cánovas del Castillo, y aj la vista de una gasolinera ocupada por algu- j nos amigos suyos, entre los que se encontra ba el conde de Villamiranda. -S í las he leído, contestó el general, y ¡celebraría que tanto los periódicos locales, Paras suscribirse a como en los de Madrid, digan ustedes que jamás, tratándose de t a l caballero, pude y o pronunciar semejantes, palabras, para toan bueno y excelente amigo como el conde de Villamiranda, a l que sóío debo atenciones y pueden dirigirse a nuestras deferencias, y del que sobre todo en estos últimos tiempos recibí demostraciones de 3 a oficinas en l a calle MUÑOZ más alta consideración y afecto. Y a g r e g ó S i llegué a separarme unos pasos del lugar, OLIVE, 0 por teléfono a nuesdonde me encontraba a l divisar l a gasolitra administración, n. o 32689 nera amiga, jamás fué por desatención hacia sus ocupantes, sino muy contrariamente, por Precio de la suscripción: el sólo vehemente deseo de no perjudicarles! y producirles el más ligero contratiempo. E l 5 pesetas a l m e s conde de Villamiranda es una persona para mí querida, a l que, como he dicho a usted, incluidos los cuatro númesoy deudor de muy estimables atenciones. Y ahí queda expuesto lo conseguido en nues- ros extraordinarios de los tra última visita al castillo de Santa Catali- domingos, cuyo precio es de n a O r a r ante el cadáver de un bravo jefe del Ejército, y escuchar, de los propios l a céntimos bios de un ilustre general, un mentís a ciertas frases que se le. atribulan y que desde dT primer m o m e n t o noso. trj jiasjíam ¿sri) ttí falsas, E l reconocimiento parece seguro 1 A BC 1