Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 23 D E ENERO D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 24. tario del país. L o único que pido es que piensen que respondió a un impulso nobilísimo. Procuramos servir el interés nacional, y por! tanto, de la República. (Aplausos. A c t u a c i o n e s de los P o d e r e s m o d e r a d o legislativo y ejecutivo L a República se asienta sobre tres Poderes: moderado, legislativo y ejecutivo. ¿Qué son esos Poderes dentro de la República? E l primero Corresponde exactamente al im- pulso que le dio vida y responde a mandatos! de la Constitución y a la realidad. Nuestra elección no pudo ser más inteligente, pues el Poder moderador sigue siendo la confian- za, la esperanza y la tranquilidad de todos los españoles. Poder ejecutivo: un Gobierno, por las circunstancias actuales, no tiene una fuerza de mayoría; tiene grupos minoritarios y otras que condicionan su apoyo a lo que haga ese Gobierno. U n Gobierno minoritario es casi siemprd débil y encuentra dificultades a cada paso H a de superarse día por día, de forma qa í no defraude a sus adeptos ni irrite y siembre la desconfianza de quienes le apoyan. Hay, dos maneras de v i v i r pactar día por. día, pedir, soportar una tutela que dé l a sensación de. que él no gobierna. Otra manera de actuar: hacerse la ilusión de que detrás de él está la totalidad de la Cámara y en sus disposiciones ejecutivas cuenta con el asenso del país. Así busca una interpretación del sentimiento nacional y si un día no rima su criterio con el. país, entonces dimite. Los Gobiernos minoritarias que precisan recibir la benevolencia del adversario me dan lástima, tanta como ellos. Gobiernos mayoritarios que sólo procuraron servir a su clientela para poder actuar. (Aplausos. E l Gobierno actual rige dignamente el 4 s señoritos. Digamos lo que el apóstol: E l que no trabaje que no coma. Nada de violencias. Acabemos con las que están imperando en España hace dos años. E s violencia lo ocurrido con el hijo del general Sañjurjo, absuelto por los Tribunales, y llevado, no obstante, a V i l l a Cisneros. E s violencia los despojos de la propiedad. L o es la destrucción de los conventos. L o es declarar la huelga general en una ciudad como Bilbao ante el anuncio de una charla de fines puramente artísticos. (Ovación. íbamos a celebrar en el Escorial una manifestación, sin otro propósito que la de honrar la memoria de nuestros muertos, y no se nos permitió. A h o r a mismo, ante el anuncio de un acto nuestro, se ha respondido Con la organización de otro en el mismo sitio y a la mismo hora. Y como esto es un ardid de guerra, tened por seguro que el presidente de Acción Popular se levantará en el Congreso para llamar la lealtad de 115 diputados, para reclamar la correspondencia de la lealtad del Gobierno, pase lo que pase. (Grandes aplausos y vivas. Acción Popular, ojie es la minoría más importante del Parlamento, va a gobernar muy pronto. Estamos en pie de guerra, de guerra civil, es verdad, y estamos dispuestos en vista de lo ocurrido en estos dos años, a todo, porque se abre utta. época nueva, que hemos de encauzar nosotros con los nombres de España y de Dios en los labios. Pasaremos por encima de cuánto sea preciso, con un corazón dilatado y una generosidad a prueba de sacrificios. Queremos que todos sean para España y España sea para toaos. ¡V i v a España! (Grandes aplausos. Termina el acto en. medio del mayor entusiasmo, cantando los concurrentes el himno de Acción Popular. U n a conferencia del señor M a r tínez B a r r i o s sobre el momento político Madrid 22. E n el teatro Victoria dio ayer mañana su anunciada conferencia el ministro de, la Guerra, Sr. Martínez Barrios. L a sala apareció completamente llena. E n palcos, butacas y en el escenario se veía un buen número de diputados radicales. Se hallaban también los ministros de Ja Gobernación, Hacienda, Agricultura, Justicia, Obras Públicas, el alcalde d e M a d r i d y don Miguel Maura; A l aparecer en el escenario el Sr. Martínez Barrios fué saludado con una ovación. E l Sr. V e g a pronunció unas palabras previas, explicando por qué se había organizado el acto, y exaltó la figura del orador como gobernante. E l tema ¡desarrollar por el Sr. Martínez Barrios llevaba por enunciado: Propósitos y caminos Este discurso- -empezó diciendo- -es fruto de la meditación, y en algunos momentos estuve a punto de no pronunciarlo. N o se: me ocultarlos riesgos de un discurso político cuando se asume el Poder y se está dentro de él, en circunstancias singulares. H e preferido, -sin. embargo, estar en contacto con la masa nacional. E l peligro mayor de los gobernantes es el de aislarse de la opinión y encontrarse un día con que el monólogo interior no rima con el sentir general. Acabo de liquidar un período de Gobierno en el qué tuve- lVmáxima responsabilidad. N o quiero incurrir en pecado de vanidad, porque la vanidad degenera en soberbia cuando significa olvido de la obra de los demás, y es ponerse en contradicción con la opinión. M i obra de Gobierno la entrego al comen- El o r g a r v i s i r s o atormentado y debilitado por un resfriado cotarro o la gripe necesita una poderosa siempre defensa: la tenerla en casa. ASPIRINA. Coiwtene