Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 23 D E E N E R O D E 19 4. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 3 f. CÍAS VARIAS D E M A D R I D M a d r i d ai día. A c a d e m i a de Bellas A r t e s U n soldado de Artillería aparece degollado en un barranco. U n muchacho destrozado p o r un tren. más dolorosa la pérdida de tan esclarecido académico. Por unanimidad se acordó levantar la síüsión en señal de duelo. V a r i o s sucesos U n soldado de Artillería aparece degollado en un barranco Madrid. E n un barranco denominado L a Catalana, del término municipal de Vicálvaro, fué descubierto el domingo último el cadáver de un hombi e semidesnucio, con una profunda herida en el cuello. E l muerto sóio vestía unos pantalones de soldado del Cuerpo de Artillería, apareciendo todas las demás prendas del uniforme junto al cadáver, bajo cuya cabeza se hallaba una navaja de grandes dimensiones. Los amigos Manuel la Plaza y Ramón Navarro, que habían salido de caza y que fueron los que descubrieron el cadáver, dieron inmediatamente cuenta del hallazgo a l a Guardia c i v i l y al Juzgado de Vicálvaro. Este comenzó a instruir las diligencias del caso, ordenando el traslado del cadáver al depósito judicial de dicho pueblo. También se personó en dicho lugar una pareja de la Guardia civil. Hechas las correspondientes pesquisas, se averiguó que el cadáver era el del soldados del regimiento primero ligero de Artillería, de guarnición en Getafe, Juan Alonso M o n talvilla, natural de Burgos, que se hallaba recluido por enfermo en el Hospital M i l i tar de Carabanchel. E n el bolsillo del pan- talón del soldado muerto se encontró un volante que confirma dicha filiación y expresa que su ingreso en el referido Hospital lo verificó el día 2 de enero del. año actual. E n la mañana de ayer, los médicos forenses de: Vicálvaro. D Antonio de Andrés y. D. Fernando González Sacristán, practicaron la autopsia al cadáver, y, según avance del dictamen entregado al juez, parece confirmarse la idea de que se trata de un suicidio. E l desgraciado J u a n Alonso padecía tuberculosis laríngea y habíase sometido en otra ocasión a una intervención quirúrgica en los oídos. E l cadáver presentaba un corte en el lado izquierdo del cuello, que llega hasta el ester- non, y otro corte extenso y profundo, también en el cuello, que secciona la tráquea y la yugular, faltando poco para que quedara separada la cabeza. del tronco. E n la mano derecha, cubierta de sangre, se destaca claramente la huella de la navaja con que el infeliz soldado llevó a cabo su fatal propósito, impulsado, según parece, por la desesperación que le causaba el carácter de su enfermedad. M a d r i d al día A c a d e m i a de Bellas A r i e s Tampoco esta vez ha podido dilucidarse cuál de los dos días ha sido el peor, si el Sesión necrológica domingo o él lunes. Si el primero fué de perros, el segundo lo ha sido de perras. Y que Madrid 23. Presidida por su director, perdone la rasa canina la comparación... conde de Romauqnes, celebró ayer sesión la Notas políticas de la fiesta dominical fueAcademia de Bellas Artes. ron im discurso del ministro de la Guerra, Naturalmente, desde que el acta de la reseñor Martínez Barrios; otro de la Juvenunión anterior después de leída por el setud de Acción Popular yqíro, en fin, de la ñor Sánchez Cantón fué aprobada, la sesión Confederación del Arte de Imprimir. Este se hizo necrológica, en honra del que fué ultimó con triquitraques, fórmuki Largo ilustre secretario de la Academia, D M a Caballero. nuel Zabala Gallardo. Sonó la música de bandurria en Sqnz FeE l primero en hacer uso de 3 a palabra fué rret y Elena Romero, en el Círculo de Beel director de la Escuela de Arquitectura, llas Artes. Sr. López Otero, que con frasésde profunda En el campo del Athletic, eít Vallecas, emoción hizo un verdadero panegírico del venció él equipo titular, a los irundarras, insigne finado, modelo de profesores, de cuando en la villa de Bidasoa los no jugacompañeros, de amigos, esclavo del pundodores intentaban hacer tantos, rematando de cabeza con paquetes postales... Precisamennor profesional y ejemplo de hombres mote en la citada barriada del puente de Vadestos y trabajadores. Recordó el paso del Uecas fué descubierto un crimen que se cre- Sr. Zabala por l a Escuela de Arquitectura, yó misterioso, cuya víctima, un soldado de de la que fué secretario, y en l a que ha deArtillería, apareció degollado y despojado jado huella luminosa de su valer, como acuade prendas de vestir interiores. relista admirable. Dicho Centro posee cerno Se supuso que se trataba de un horrible modelos las acuarelas de Venecia, que hizo asesinato, pero esclarecido el suceso, parece en su época de pensionado en Roma. que se trata de un suicidio, sin quitarle por D e la semblanza moral de Zabala hizo una eso el calificativo de. horrible: fervorosa apología, coronada con frases de Y, vino el limes con su sol colgante para palpitante emoción. engaño de bobos y su ambiente de hielo a la E l Sr. M o y a dedicó también palabras conmayor gloria de las calefacciones central e movedoras al arquitecto insigne, al caballeindividual. Se celebró en el templo, de San ro intachable, al hombre bueno, modesto y Manuel y San Benito una misa por iniciatitrabajador infatigable. va de los que fueron discípulos del maestro También el Sr. Andagasti evocó rasgos Arbós en sufragio del alma del gran piameritísirnos de la integridad de carácter del nista. hombre que honró a su profesión, no sólo Lo- más nuevo de la jomada del lunes fué con la luz de su inteligencia, sino con las lo ocurrido en el Tribunal Supremo en la manifestaciones frecuentes de su honorabilivista del sumario instruido en Sevilla por los dad y su rectitud. sucesos del día 10 de agosto. Redimiente, la sesión no atrajo todo el publico que se esFinalmente, el director, conde de Romaperaba. Otra cosa hubiera ocurrido de prenones, dedicó muy elocuentes frases a desumirse el espectáculo que iba a surgir, el plorar las recientes y dolorosas pérdidas suinesperado e inadecuado proceder de uno de fridas por l a Academia, y al hacer el elolos encartados. Ello hizo que el acto se susgio del Sr. Zabala, tuvo para el ilustre pendiese momentáneamente y que más tarmuerto conceptos de sincero fervor y exprede volviese a suspenderse hasta el día de siva admiración, citándole como ejemplo de hoy al apreciar la presidencia de la Sala que hombres modestos y trabajadores. aquéllo no tenia remedio y que él declaranE n la última sesión a que asistió el señor te persistía en una actitud que implicaba Zabala, exclamó en voz casi imperceptible, algo extraño y de difícil solución por el antes de leer el acta: Estoy perdiendo la momento... vista por horas. N o sé si podré leer estos doDe las municipalerías del día fué la más cumentos. sonada la determinación del alcalde, D. PeDiríase que presentía el término de su dro Rico, de hacerse radical. Radicalismos labor de redactor de actas, trabajo dificilíasi con los que la historia... etc. etc. simo, si ha de ser bueno, y que Zabala hacía Otrosí que la Feria de Libros se traslada a las cercanías del Museo, entre la plaza de de manera sencillísima y prodigiosa. Por ser insubstituible en este trabajo, y Cánovas y la fuente de las Cuatro Estapor serle también en la presentación de su ciones. La Lotería tuvo desdenes para Madrid. amor al arte y su adhesión a la Academia, es Unas pocas pesetas y un gesto de indiferencia de ¡iaday, próbeza! De política, que ¡hoy sale, hoy! la lista g grande de altos cargos y la de votantes. El presidente dé las Cortes, Sr. Alba, enfermo gripal, en cama. llame usted a! teléfono de En el Cerro Negro un salteador de trenes de carbón resultó medio destrozado por la Administración, númeUn convoy. ro 32.689, de diez de la La noche casi echando las barbas a remojar, porque nieva en diferentes provinmañana a o c h o de la noche cias Á. M C U n muchacho destrozado p o r un tren Madrid 22. Julián Pardo Veláz quez, de diecisiete años, con domicilio en l a calle de Embajadores, 1 S 4, se dedicaba con otro individuo a substraer carbón de los trenes en el Cerro del Negro. Mientras Julián permanecía en el suelo, el otro individuo subía a los vagones y le arrojaba los sacos de carbón a su compañero. Pero éste, cuando intentó recoger uno. de los sacos se aproximó tanto al convoy, que le derribó, pasándole varias ruedas por encima del cuerpo. Julián resultó con las piernas destrozadas, siendo necesario amputárselas en el botiquín de urgencia de la estación. Trasladado después al Equipo Quirúrgico los médicos tuvieron que someterle ayer a dos nuevas amputaciones. ara suscribirse a ABC