Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 24 D E ENERO D E 1934. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 34. Cuenta cómo a mediados de julio visitó al ir. Casares para informarle de algunos asun. os y las advertencias y recomendaciones que el ministro hubo de hacerle... Insistía- -agrega- -en que estuviera prevenido, porque se tramaba algo que no debía sorprenderme... Yo ¡pregunté, porque deseaba que concretara sus temores; pero no conseguí que fuera m á s explícito... N o puedo, no puedo decirle a usted m á s aseguraba el señor Casares. Pues lo siento- -recuerdo que le dije- -porque las medidas que hubiese de adoptar no serían las mismas en uno u otro caso... É l Sr. Valera refiere después sus trabajos con motivo de la huelga general que los elementos comunistas, en relación con los sindicalistas, tenían planeada. Descubrimos l a organización que existía en Sevilla, con ramificaciones en Córdoba y Huelva, Nos apoderamos de documentos de importancia que nos permitieron realizar l a detención de algunos revolucionarios, y de nuevo solicité refuerzos, que me fueron negados. Refiere una conversación que mantuvo con él ministro acerca de las pesquisas realzadas y los resultados obtenidos... Y o estaba satisfecho, porque el servicio era importante y así hube de decirlo ante mi jefe. Pero éste, sin duda, no opinaba lo mismo, porque me preguntó que a qué me refer í a A las organizaciones comunistas, a los documentos hallados, a los nombres y a las detenciones practicadas... ¡B a h! Y o creí que se trataba de otra cosa exclamó el señor Casares. Nuevamente insistí para lograr, que me orientara, porque deseaba vivamente tener algún indicio que me pudiera colocar en condiciones de cumplir con mi deber; pero fué inútil mi insistencia. E l ministro no me dijo nada. Él 10 de agosto Y en estas circunstancias, dice, ignorando lo que se preparaba, pregunto a l a Dirección de Seguridad y me manifiestan que, según rumores, lo que se estaba preparando era un movimiento militar señalado para el día 25 J después para el 30 y por último el 10 de agosto. Describe l a situación de Sevilla- y l a llegada del general Sanjurjo... Recuerda que ordenó averiguar dónde había de alojarse aquél y llegaron a decirle que el general de. la división había pedido habitaciones en determinado hotel para Sanjurjo... Entonces su viaje- -pensé- -no es un secreto para el Gobierno... Después, sin embargo, pude cerciorarme de l a realidad, y a las cuatro de l a madrugada llamé por teléfono al ministro de l a Gobernación para manifestarle que el general Sanjurjo se hallaba en Casa Blanca... Pues disponga usted inmediatamente que destruyan el edificio a cañonazos ordenó el Sr. Casares Quiroga... Y a comprenderá el Tribunal que no lo hice, porque ni yo tenía autoridad para cumplimentar tales instrucciones, ni. me hubieran obedecido las fuerzas del Ejército. E l movimiento no era monárquico Agrega que desde el primer momento tuvo el convencimiento de que la rebelión no iba contra el régimen, sino contra el G o bierno y cuenta con minuciosidad su detención, intentada primero por un teniente coronel, a quien se resistió a obedecer. V e n go- -me dijo- -con esta orden escrita del general Sanjurjo; tengo, pues, que detenerle Pero ante mi actitud decidida y resuelta de- sistlój ¿No Há pensado usted que en je de llevarme a mí a presencia del general ha debido traer á éste detenido ante mi autoridad... P o r lo demás- -sigue diciendo- -nadie se puso al frente del movimiento. Y o esperaba que ciertos elementos harían resistencia, p r o t e s t a r í a n pero no fué así. Antes al contrario, al. conocer que la rebelión no iba contra el régimen, sino contra el Gobierno se unieron muchos paisanos a los militares. Habla también el Sr. Valera- de. los propósitos que le anunciaron respecto al G o bierno civil, cuyo edificio pensaron en cañonear si el gobernador seguía resistiéndose... De su conducción casi, a l a fuerza ante el general Sanjurjo; de l a orden de detención que éste dio, lamentando tener que obrar así con una persona a quien consideraba como buen amigo; de las protestas que nuevamente y en presencia suya hizo el general respecto a l a finalidad del movimiento, ya que no se proponía otra cosa que obligar a salir del Gobierno a los ministros socialistas. E l Sr. Valera termina su declaración quecomo se advierte, ha sido extensa y detallada, recordando los. hechos posteriores a la salida de Sevilla del general. Sanjurjo... L a s turbas en la calle; una Junta que se titulaba de Salvación Pública y que el declarante llamó de destrucción, puesto que se proponía quemar, arrasar, destruir... Y por último, refiere su conferencia con el ministro de lá Gobernación. Y o carecía- -dice- -de elementos para contenet a l a muchedumbre, ávida de botín. Así. se lo comuniqué ai Sr. Casares, quien hubo de preguntarme qué ocurría. E n este momento están quemando el Círculo de L a brador. es, Casa Blanca y el hotel del señor Luca de. Tena. E s e Círculo de Labradores- -interrumpa el ministro ¿es un sitio de recreo donde se reúnen los cavernícolas de Sevilla? S í es un Círculo -contesté. ¿Y que m á s dice usted que están quemando E l hotel de Luca de T e n a ¿A h s í? Pues está muy b i e n (Fuertes rumores en la Sala) Una- o dos notas m á s referentes a las felicitaciones de que fué objeto el Sr. Valera Valverde por su actitud y su comportamiento durante aquellos días, y la sesión termina. -MANUEL T E R C E R O LOS E S T A D O S U N I D O S HAN RECONOCIDO AL N U E V O GOBIERNO C U BANO 1 Acerca del reconocimiento delj Gobierno cubano. Manifestado- nes de) presidente Roosevelt y del ¡secretario de Estado. Una nota! de la Casa Blanca. Lo que dice el; embajador argentino Washington 23, 4 tarde. -Hoy se celebró; una conferencia, que d u r ó un cuarto de ho- ¡ra, en la Casa Blanca entre el presidenta Roosevelt. y los representantes diplomáticos de los países latinoamericanos. A l terminar, la entrevista, el secretario de Estado, señor, Cordel H u l l anunció a los periodistas que el Gobierno de los Estados Unidos es. tá, dispuesto a reconocer el Gobierno, de Cuba, en vista de que el Gobierno N o r t e a m é r i c a no cree que el nuevo Gobierno de Cuba tie ne el apoyo esencial del pueblo cubano, y, que está enteramente capacitado para man tener el orden y la ley Posteriormente l a Casa Blanca facilito una nota, en la que dice que el presidente; Rposevlt cree que el reconocimiento d e l G o bierno cubano se h a r á público probablemente antes del miércoles p r ó x i m o E l embajador argentino, Sr. Felipe Espit; después de l a conferencia en l a Casa B l a n ca dijo: E l Presidente ha examinado l a cuestión con todo detalle y es evidente que la hora para el reconocimiento del Gobierno cubano ha llegado. N o hay plan alguno para una acción: concertada entre los dife rentes países americanos. -United Press, 1 1 M Cáfferry entrega la carta de reconocimiento de Washington Habana 23, 6 tarde. -E l representante de los Estados Unidos, M r J Cáfferry, en tregó oficia rr. ente l a carta de reconocimiento del nuevo Gobierno, cubano en. nombre; del secretario de Estado, M n Cordell H u l L y con unas expresivas palabras del presidente Roosevelt, destacando la cordialidad con- que se apresuraba al reconocimiento. Aunque nada se. haya anunciado todavía oficialmente, es impresión general que pronto- pudiera M r Cáfferry ser nombrado. embajador de los Estados Unidos en esta capital. E n t r ó el Sr. Cáfferry en el ministerio dé Relaciones Exteriores a las cuatro de l á tarde, saliendo a las cuatro y quince y, a ¿las cuatro y- treinta, el acorazado Wyotning, surto en la bahía, enarboló lá bandera cQ baña, disparando las 21 salvas correspondientes, que fueron contestadas por las baterías del fuerte Cabanas. Los marineros y soldados cubanos, en señal de regocijo, disparaban al aire sus fusiles y revólveres, -United Press. provincia Madrid, -365 hectáreas. Zona tranquila. Casa, y vaquería para 250, cabezas. Produce libre anual 25.000 duros. Libre reforma agraria... Por no poderla atender su dueño, véndese urgente libre arriendo en el pjrecio baratísimo, de 395.000 pesetas, incluído g- anado, maquinaria y cosecha pendiente. Escribid: J. M. apartado 855. Madrid. E l jueves 25, tíesde las 6, un estreno sensacional R O B E K T WOOLSEY, B E R D WEEI ER y R A Q U E L TORRES en el gran film cómico i8 eK 5 U 1 CHSBS ATRAPÁNDOLO GOMO PUEDEN os horas de continua carcajada. Los huelguistas intentan incendiar un gran almacén Habana 23 ¡8 noche. E l personal femenino de un gran almacén de l a capital, que se. halla actualmente en huelga, ha intentado esta tarde prender fuego, al edificio de dichos almacenes. E l personal, después de romper, los cristales del edificio, a r r o j ó al interior botellas de gasolina. L a. Policía, r á pidamente, -y secundada por tropas, l o g r ó disolver a las manifestantes, sin, que síagl o g r a r á n sus prepósitos. Es simas agradable y el mejor de tos purgantes TE CHA!