Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 26 DE ENERO DE 1934. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. PAG. Román -en que se dirigían graves censuras a la comisión que redactó el dictamen, y censuras merecidas, porque lo más grave es llevar a las leyes tópicos que producen graves quebrantos en todos los órdenes. Nada más absurdo que decir eme con el reparto de las tierras se ha de remediar el paro obrero. Lee párrafos del decreto sobre cultivos intensivos, cuya aplicación- por el gobernador general de Extremadura con multas a ios periódicos y toda clase de arbitrariedades vino a provocar el aumento del p a r obrero. Se han realizado verdaderos actos de vandalismo, y el labrador se ve imposibilitado de cultivar sus tierras. Dada la arbitrariedad y l a incoherencia de la ley agraria, no puede haber progreso agrícola en España. (Aplausos. E l Sr. D Í A Z A M B R O N A radical, expone la enorme cantidad de delitos contra l a propiedad, cometidos en 1932 y 1933, en Extremadura y de que en este último año pasan de dos m i l los sumarios instruidos, los cuales sólo representan el 10 por 100 de los delitos. Expone datos comparativos entre la producción por unidad del suelo en Extremadura y en Bélgica. Estima que la anarquía social es la causa del empobrecimiento, y por tanto, afecta un remedio al interés de los socialistas. Dada la enorme pobreza de la tierra de Extremadura, el Gobierno debe procurar la transformación de sus cultivos en regadíos. Y termina diciendo que desea para esa región las mismos derechos y beneficios que las reatantes, sobre todo al pensar que E x tremadura no ha opuesto ninguna dificultad a la marcha del curso histórico de E s paña. (Aplausos. E l ministro de A G R I C U L T U R A dice que contestará oportunamente a todos los oradores. Doña M A R G A R I T A N E L K E N habla del advenimiento de la República y de quien la trajo. E l Sr. A L C A L Á E S P I N O S A N o la trajo el Comité de huelga. Él Sr. C A B A N E L L A S L a trajo la Dictadura. E l Sr. M A N G R A N E L a trajo el hambre de España. Otros diputados interrumpen; unos dicen l a trajeron los monárquicos y otros los socialistas. Durante largo rato s producen largos rumores por las opiniones contradictorias. Doña M N E L K E N dice que desde que se implantó la República se han dejado de cultivar muchas tierras por los propietarios de Extremadura, algunas tan fértiks como las tierras de barros. E n ios radicales: ¡Quién va a dejar de cultivar! a tierra de barros! Doña M N E L K E N Traeré las pruebas mañana, porque hoy no las tengo. Declara que en Badajoz hay muchas tierras abandonadas por sus propietarios, por S m o r de éstos a las expropiaciones. E l número de parados es de cuarenta y cinco m i l obreros en la provincia de B a dajoz. L a culpa de lo que ocurre es de las autoridades. E l Sr. A L C A L Á L a culpa es vuestra. E l Sr. S A L A Z A R A L O N S O E l noventa por ciento de los alcaldes es socialista. Doña M N E L K E N Los alcaldes no ejercen ninguna autoridad. E l S r S A L A Z A R A L O N S O Demostraré que no sólo ejercen autoridad abusiva, sino que son cómplices. (Muy bien en los radicales. Doña M N E L K E N arremete contra el Sr. Saiazar y le imputa haber aconsejado linchamiento. E l Sr. S A L A Z A R ¡Novelas! 0 LA -DON DIEGO REFORMA Y DEL GABINETE D E DÍA. FLORIDO: DE NOCHE... DON DIEGO Doña M N E L K E N se ocupa de los contratos trabajo en Almendralejo y de ¿u incumplimiento para dar ocupación a tres mil forasteros. Habla de que los obreros de la aceituna ganan jornales irrisorios, trabajando desde las seis de la mañana. E n los, radicales: ¡Pero si la aceituna no se puede empezar a recoger hasta las ocho y media, porque no hay l u z! Doña M N E L K E N habla de que los obreros son apaleados por la Guardia civil. E l P R E S I D E N T E N o se pueden envolver en acusaciones genéricas a instituciones del Estado. L a señora Nelken tiene derecho a formular acusaciones personales, pero no a arrojar sombras sobre un instituto del Estado. (Muy bien. Grandes aplausos del centro y derecha. Protestas e interrupciones airadas de los socialistas, principalmente del Sr. Giménez Asúa. Doña M N E L K E N M e asombra el señor presidente; pero respetaré sus observaciones. Las parejas de Fuentes de Cantos EL REGALO Mz L A S que B L A N C O Y N E G R O hace a sus lectores, bajo las condiciones que se detallan en el número del próximo domingo, es uno más de los muchos atractivos que encierra la gran revista B L A N C O Y N E G R O Puede que sea para usted ESEfAS apalean a los obreros y así ha ocurrido en ia plaza pública. E n los radicales: A los ladrones de aceitunas. (Protestas de los socialistas. E l Sr. M E N E N D E Z Aunque sean l a drones no hay derecho a apalearlos. Doña M N E L K E N habla de un párroco que dijo desde el pulpito, ante unos casos de robos de ovejas, que- el que roba para comer no comete pecado. (Rumores en I05 tradicionalistas. Habla de malos tratos de la Guardia c i v i l y de una finca que estaba invadida de langosta y que el propietario cedió a unos obreros para oue se la limpiaran del insecto. E l S r R O D R I G U E Z J U R A D O ¿Y por, qué no dice que ese ¡propietario tiene invadida violentamente por gentes extrañas ésa finca hace dos años sin haber recibido u a solo céntimo? Doña M N E L K E N se extiende en datos referentes a multitud de. pueblos extremeños para deducir que se persigue a los socialistas. Después pasa a Granada y luego a Castilla. (Se acuerda prorrogar las horas de sesión en vista de la extensión del discurso. Terminada la larga serie de fútiles denuncias, se dirige al ministro. de la Gobernación para preguntarle sobre la detención prolongada de un socialista, que ha sido absuelto por los Tribunales, el cual está culpado de poseer pésimos informes, y habla de otras detenciones gubernativas. E l Sr. S A L A Z A R A L O N S O E s a es 1 ley de Orden Público que aprobasteis vosotros. Doña M N E L K E N pregunta si ser socialista es un delito. K Sr. F U E N T E S P I L A ¿Y ser monárquico? (Risas y rumores. Doña M N E L K E N recuerda que Sagasta recomendó la persecución de los socialistas internacionales en sus más íntimas escondrijos, 7 Cánovas propuso la expulsión de todos ellos, aunque fueran inocentes, ¿e CR JU