Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IMPRESIONES DE ARTE CUADROS QUE NO ESTÁN EN LOS MUSEOS EBE pensarse qué los Museos han de ser, antes que nada, escuela y enseñanza. B i e n está que en ellos se alberguen obras maestras de lo más escogido; pero asimismo conviene que muestren cómo fueron formándose los artistas, que se pueda seguir lo progresivo de sus talentos, los tanteos, dudas e incertidumbres por que pasaron sus espíritus; las influencias de sus maestros y contemporáneos; en suma, l a vida entera de esos egregios hombres, que, al ser. solamente conocidos por sus producciones más reputadas, parecen haber alcanzado la perfección gracias a u n solo, esfuerzo y no, como sucede siempre, paso tras paso, con desalientos y amarguras que hacen el triunfo más codiciado. ¿Quién pinto esa taberna sevillana del siglo x v n P N o es preciso señalar el rancio españolismo de este cuadro. E l ambiente es tosco y rudo, seguramente copiado del natural, que reprodujo l a pared, encalada y sucia, sobre l a cual. cuelgan- las jarras de espeso barro y las tazas de turbio cristal. Junto al muro, se alza un tablero, donde yace un pellejo de vino atado con soguillas. Este, odre está siendo sangrado por el tabernero, que, cuidadosamente, va llenando? diversos recipientes sobre un barreño de loza vidriada. Pacientemente, una niña vestida con elegancia espera la llegue su vez, mientras sostiene. cuidadosa un botellón con un embudo. E s t a pequeña parroquiana está de espaldas al espectador y es un dechado de g r a c i a infantil. Su, traje, que toca, l a tierra, copia los de las señoras ya grandes, con su anchura de vuelos, sus adornos de galones y l a amplitud de sus mangas perdidas, que flotan a un lado y otro del cuerpecillo. U n cuello de. encaje blanco presta mayor opulencia a tan elegante atavío, y l a cabecita, cuidadosamente peinada, deja flotar los rizos sedosos y castaños de la cabellera. Una distinción insuperable y refinada rodea con su ambiente exquisito l a grácil figura de esta niña, que puede habitar alcázares sin mengua de su prosap a. Junto a tan deliciosa criatura, un mozallón cata el mosto, vestido C A R L O S 11 P O R C A con ropas grises, de un matiz que más tarde RREÑO será asombro de artistas, y otros dos hom; D Tiene usted la helleza cance de su mano al ale ELIZABETH A R D E N Ninguna crema puede transformar su cutis instantáneamente, pero un cuidado científico lo conservará con la limpieza, firmeza y suavidad natitrateó. E l cuidado correcto del cutis no se limita al hábil uso de cosméticos. La mujer no debe contentarse nunca con disimular sus defectos... Permita que Ellzabeth Arden le enseñe como corregirlos. Aprenda a limpiar debidamente su cutis... a suprimir los puntos negros y poros abiertos, a restaurar la vitalidad de los músculos, que han empezado a relajarse... a alimentar el cutis, que ha comenzado a arrugarse... Un cutis sano tiene siempre una suavidad y belleza radiantes. LIMPÍELO con Fenetian CUaiuing Cream (Crema Limpiadora Venetian) y librará a su cutis de impurezas, que son causa principal de asperezas y puntos negros. TONIFIQUELO con Ardena Skin Tonic (Tónico Ardena para el Cutis) que afirma los tejidos, dejando la piei limpia y juvenil. ALIMÉNTELO con P eneüan Orange Skin Tonic (Alimento de Naranja Venetian) para evitar las rayas o arrugas y dar a la cara la suavidad y belleza de un cutis bien cuidado. áiceJ ELIZABETH A R D E N LONDRES 25 OLD BOND STREET NUEVA Única YORK de E l i í a b e t k Arden PA R I 5 en E s p a ñ a para tratamiento! y BERLÍN consultas, E W- n o r Dove, Serrano, 9, ROMA teléfono 5 9 4 1 7- M a d r i d Delegada
 // Cambio Nodo4-Sevilla