Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PRIMEROS PLANOS F IRJÍIN Gémier, el gran á tor y director francés, falleció repentinamente, dejando sobre su mesa de trabajo el guión, terminado, -de El mercader de Ve necia Ahora, como homenaje a su memoria, Los amigos de Firmin Gémier van a lievar a la pantalla esta adaptación cinemática de la obra de Shakespeare, con el concurso de numerosos compañeros y discípulos del desaparecido artista, lo que permitirá completar el reparto, aun en sus papeles más insignificantes, con actores de primera categoría. Los exteriores del nuevo film serán rodados totalmente en auténticos escenarios venecianos. rompe este equilibrio y el crítico pretende sacar de su error al productor. Porque éste no quiere convencerse de lo que aquél no se cansa de repetir: Que el cinema dejará de ser una industria cuando deje de ser un arte. El crítico, al dar la voz de alarma, na hace más que defender los intereses del productor y del e. vhibidor. Porque el comerciante debe aspirar siempre a que su mercancía sea de la mejor calidad. Para no verse obligado a cerrar el establecimiento por falta de compradores. -A. B Las discrepancias empiezan cuando su se instinto monopolizador le todo el conti- Cl N E G R A M A S Alemania. -La primera película de Francisca (Paprika) Gaal para la Universal alemana será L a fruta verde, adaptación c i nemática del popular vodevil de Regís Gig- noux y Jacques T h é r y E l papel del galán ha sido confiado a Hermann Thiming. Francia. -Armand Bernard es el protagonista de El lío de Pekín, obra editada por L u n a- F i l m y que rueda en N i z a Jacques Darmont. A l lado del gran cómico francés trabajan en esta película Janine Merrey, G e m í a m e CTiarley, Claude M a y Alexandre Mihalesco, Marcel Vidal, Jean D a x y Fierre Brasseur. Inglaterra, -Víctor Saville ha terminado, el rodaje de Evergreen (Siempreviva) film de la Gaumont- British, con Jessie Matthews. Betty Balfour, Sonie Hale y H a r t í e y P o- wer al frente del reparto. Norteamérica. -Myrna L o y es la estrella de Calles de Nueva York, película que realiza W i l l i a m Welknan en los estudios de la Metro. I A última estrella descubierta por los americanos se llama, se llamará en el cinema Liya Joy. Porque hasta ahora no era más que bailarina, con el nombre de Joyselle. La señorita Joyselle ha ingresado en el escalafón de las mujeres fatales por el vampirismo derrochado en El signo de la cruz Citando pretende derretir el hielo de Marcia envolviéndola en un circulo de cálidas danzas. E LISSA Landi, la actriz italiana que ha triunfado en la escena inglesa y en la pantalla norteamericana, ha querido dar lina prueba de amor a su país natal, ofreciendo su concurso a Giovacchino Forzano, que prepara la realización de Julio César El. cable ha llevado a la gran actriz el agradecimiento de Forzano por su patriótico rasgo y el ruego de que señale la fecha en que será posible su incorporación a los- estudios italianos. ABC EN MÉJICO NE dame a la corbeille, dice, en Pour Vous Un lector me escribe su protesta por el doblaje de películas extranjeras. El prefiere las versiones originales, con rótulos en francés. Yo también Nosotros aportaremos siempre nuestro grano de arena a esta Cruzada contra el cine ventrílocuo. Por ejemplo: He visto he oído una. versión española de un film de Greta Garbo- -solloza un incondicional de la estrella sueca- -que ya conocía en su versión inglesa. Pues bien Greta, que para mí era siempre la excepción, me ha parecido ahora una actriz lamentable Tranquilícese. Y cuando haya pasado el tiempo, reconocerá usted su in justicia al confundir a la única con la pobre muchacha que le ha prestado su voz m esa película. Peliculerísmo yanqui Ahitos de explotar temas exóticos para ellos, cuales son los de la producción literaria europea, pensaron los empresarios de los Estados Unidos que la emoción truculenta para sus films cinematográficos pudieran hallarla mejor que en ningún otro en este país de aventuras y pasiones como ellos califican ensanchando y alargando a su gusto los episodios de la historia de Méjico. L a s escenas de la revolución mejicana, muy especialmente, han sido tema cautivador del país norteño, sobre l a que se ha escrito profusión grande de libros de todas clases y categorías, llenos de- fantásticas imaginaciones y del m á s absoluto desconocimiento de usos y costumbres de esta tierra, no obstante su vecindad tan próxima, a la manera que idealizan o fantasean grotescamente la mayor parte de los literatos franceses cuando pretenden escribir sus cspagnoladas. Méjico, además, ofrece a la cinematografía yanqui el atractivo de sus bellos paisajes y de la m á s hermosa arquitectura colonial de todo América y por añadidura l a economía en sueldos y jornales que, aquí pagan en cantidad miserable y además, y. sobre todo, así controlan el mercado cinematográ fico de habla española que, aun cuando hasta aquí ha merecido para las Empresas estadounidenses el m á s absoluto desdén aparente, ahora por las restricciones que varios países hispanos de América hacen a las películas en inglés empieza a preocuparles en U E N los. estudios de Joinville se prepara el rodaje de Música en el aire ver- sión francesa, que será interpretada por Henr. y Garat y- Lilian Harvey, aprovechando las primeras vacaciov. es de la popular estrella francoangloálemana. i OCAVÍA quedan descubridores del Mediterráneo. Ahora hay unos cuantos señores, empeñados en convencer a la gente de que el cinema es un arte, pero es también una industria. Cierto. Todo el que entra en el cinema después de haber saludado al taquillera, sabe que ha cambiado sus pesetas (esto es el negocio por irnos minutos de emoción reflejada en la pantalla (esto es el arte) El cincuenta por ciento de cada dosis. Término justo y comercial. T KÁULAK ALCALÁ, 4 F 0 T 0 GRAF, A nente. Y ha sido fáeil para algunas Empresas, de, California transportar c á m a r a s y proyec tores, operadores y managers a l a capitalmej icana y contratando actores teatrales- -que aquí abundan como bendición de Dios- -y aficionados a la celebridad fácil, aquí crearon un pequeño Hollywood, que, para que hubiese de tener el mayor ambiente posible, se hubo de completar con la i m portación de artistas de la peor ralea. H é t e nos ya en Méjico con dos o tres grandes íalleres cinematográficos en los que se han ejecutado con excelente éxito primero buenas cintas, como Santa, La llorona, Sobre las olas, El prisionero número 13, Él tigre de Yautepec y algunas otras cuyo color y di bujo mejicanistas, no sólo se han celebrado aquí, sino que h a b r á n de prestigiar esta tierra en el extranjero. Pero ha venido pronto el aspecto triste del caso. L a s Empresas americanas no han conceptuado suficiente atractivo l a presentación de tipos y paisajes mejicanos vistos a través de su literatura o de su leyenda propia, sino que han querido ser ellos mismos quienes hicieran esa leyenda y esa l i teratura, convertirse en intérpretes perso ñatísimos de la historia contemporánea y crear, a su manera, personajes y escenas de este país, a fin de llamar l a atención m á s grandemente de los públicos extranjeros, aun a costa del comentario denigrante que pudiera hacerse a la vis. ta de esas concepciones yanquis. Bussines are bussines han dicho estos fumadores, sin contar con que Méjico, hoy más preocupado que en otros tiempos del papel que debe hacer fuera de su territorio, vela por su prestigio y no pasa por que se empañe, aun a costa del negocio en inglés que pueda sobrevenirle con su desarrollo cinematográfico, y ha dado el grito de protesta el pueblo y l a Prensa entera al saber que en l a película ¡Viva Villa! que se está terminando en los estudios de esta capital, se desfigura, caricaturiza y denigra el tipo nacional, supeditado en l a acción de este argumento a los manejos del yanqui. Y por si ello fuera poco, un actor ele los importados, Lee Trancy, imaginándose haber transportado consigo un buen pedazo del ambiente californiano, ha tenido en plena ciudad méxica de los palacios, y a la plena luz del sol, los desahogos joligudianosmás deshonestos que pueden imaginarse, y que han- tenido que culminar con la intervención de la Policía. Desgraciadamente, el cine tiene en estos países una importancia extraordinaria, que ha derrumbado al teatro del alto puesto en que hasta hace pocos años había estado, y gran parte del numeroso público que llena los múltiples salones de toda esta República toma en serio lo que ve en l a pantalla, y esta historia reciente de las últimas revoluciones, que a ú n está por hacerse, llegará falseada por el comercialimso norteamericano a miles de espíritus propicios a cualquiera asimilación. Y veremos cómo, a través de esas interpretaciones desdeñosas, Se hace perder el espíritu de la raza, y, del mismo modo que el yanqui ha hecho odioso al bravo cow- boy de otros tiempos, h a r á del charro mejicano, tipo de bizarría española y de valor indígena, el repugnante matoide o el asaltador de caminos. Méjico tendrá que prescindir a la p ostre del peliculero norteño y crear una auténtica y genuina cinematografía nacional, para la que le sobran elementos, paisajes, asuntos, tipos y mercados, y h a b r á creado Una industria propia que, además de darle pingües beneficios, podrá darle buen provecho. U n poquito de energía e intolerancia para las películas que no estén habladas en castellano, y el problema estará resuelto y evitados muchos sinsabores. TEODORO KE. M. 1 REZ