Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S i D E FEBRERO D E T i g 3 4 EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. 17. LA Y SITUACIÓN POLÍTICA PARLAMENTARIA U n a noticia de indudable interés. T r e s ministros radicales adoptan el acuerdo de no aceptar tutela de ninguna especie de los grupos de derecha que apoyan al G o b i e r n o M a d r i d I. Se supo ayer en la Cámara, muy a última hora, que después del Consejo de ministros de la mañana habían celebrado una reunión los Sres. Martínez Barrios, Lará y Guerra del Río. Se dijo, por los que al parecer estaban bien enterados, que en ese cambio de impresiones, posterior al del Gobierno, se había llegado a un acuerdo en orden a las relaciones que se debían mantener desde el Ministerio con las minorías parlamentarias de derechas, no adversas al régimen. ¡Según parece, los señores Martínez B a rrios, L a r a y Guerra del Río, examinaron l a situación política y convinieron en que el Gobierno no puede aceptar tutela de ninguna especie y desde luego de los grupos de derecha, que les prestan su apoyo. Se llegó también a l a conclusión de que al Gobierno le corresponde toda suerte de iniciativas y debe gobernar en republicano. Como el Sr. Martínez Barrios había de intervenir por l a tarde en el debate sobre los sucesos escolares, sé convino en que aprovechara l a oportunidad para exteriorizar este criterio. E l debate escolar quedó aplazado hasta hoy, porque se interpeló el de las Comisiones gestoras y el de la proposición del señor Lamamié de Clairac, pidiendo la celebración de las elecciones municipales y provinciales; pero al hablar el Sr. Martínez Barrio, para contestar al interpelante, manifestó que el Gobierno estaba decidido a mantener todas sus iniciativas y a gobernar sin tutela algun a y aun llegó a rechazar los votos de la minoría regibnalista en la cuestión de G a binete que planteó, porque fueron ofrecidos de Un modo condicional. Después del debate, y al salir a los pasillos el Sr. Martínez Barrios, habló con los periodista a quienes dijo, que, como podía verse, el Gobierno marca el rumbo político y estima cuál debe ser su política, sin que para ello necesitase asesores. -C l a r o está- -añadió- -que lo mismo que hace esto, dentro de las normas que se traza, matiza su posición para establecer la necesaria concordia con las fuerzas que lo apoyan, pero asumiendo la dirección política y parlamentaria. P o relio, -terminó- -el Gobierno no ha ácegtado l a oferta condicionada de los votos regíonalistas. el medio de que se hagáVefectiva aquella voluntad, siempre que- el obstáculo legal que a elJo se oponga, notoria y plenamente conocido por el Cuerpo Electoral, en nada efecte a la honorabilidad personal del electo. Cuando esa manifestación del sentir general, en una o varias demarcaciones electorales. merece también el. razonado asentimiento dé la mayoría de las Cortes, el Gobierno cumple un deber democrático dando, forma con su iniciativa a la demanda. A tal fin, dentro de los: cauces constitucionales, el ministro que suscribe tiene el honor de presentar a las Cortés, previo acuerdo, del Consejo de ministros, el siguiente proyecto de ley: Artículo único. Se concede amnistía a don Rafael Benjumea y. Búrín y a D José Calvo Sotelo, diputados a Cortes electos, por los delitos que han sido juzgados y. penados en sentencia de 7 de diciembre de 1932 por el Tribunal que designaron. las Cortes Constituyentes a propuesta de su comisión de Responsabilidades. Este proyecto pasará hoy a la comisión de Justicia para que emita dictamen. Seguramente, no podrá discutirse hasta mediada la semana próxima. E l presidente, Sr. Pascual León, facilita) una nota a la Prensa, en la que se dice que la comisión de Estatutos, ante las dudaa suscitadas con respecto a Álava, acordó emitir un dictamen proponiendo a las Cortesi que arbitre eí medio, dentro del texto constitucional, qué permita esclarecer l a voluntad de agüella provinicia, todo ello sin perjuicio de continuar, examinando las cuestiones pre vias y entrar en el fondo del texto estatuta rio en su día y como haya lugar. J Para el conde de Romanones el ambiente se ha despejado algo j E l conde de Romanones habló en. los pa sillos de la Cámara con los periodistas, ¡y se dedicó a comentar l a situación política. D i j o que, a- su juicio, el ambiente estábai mucho más despejado que anteayer, porque, a él le preocupaba la actitud d e l a minoría socialista en orden al proyecto de Jey de Términos municipales, y había visto, coa satisfacción, que existían corrientes de arme nía precursoras del término de la obstrucción, j Manifestó también que el peligro revolucionario se alejaba; a iuzgar por las noticias que aparecían en la Prensa relativas a las actitudes dé algunos dirigentes y algunas! organizaciones obreras. Refiriéndose al. débate que acababa de presenciar, sobre las Comisiones- gestoras, dijo que el Sr. Martínez Barrios daba muestras, ¡cada día más, de ser un gran parlamentaria y saber mantenerse con gran dignidad en el banco azul. ¡L o que más llama la atención- -añadió- es el matiz da los aplausos que le dedican los radicales. E n los aplausos hay m itices, y en los que se tributan al Sr. Martínez Barrios hay verdadero calor, y, sobre todo, verdadera identificación, lo que es bien significativo. -Como un periodista le manifestara su ex trañeza por que no interviniera en ningún debate, teniendo tanta pasión por la política, contestó que el régimen parlamentario ac tuá l es de minorías y no de personalidades. Por eso es preciso incrustarse en una m i noría o formarla para tener una verdi lera representación y hablar en nombre de ella. -S i n embargo- -agregó sonriente- ya vendrá mi día... Se le preguntó si había aceptado o no el banquete homenaje que le dedica el antiguo partido liberal. -N o el partido- -rectificó- sino la ju- ventud del partido. N o he decidido aún y me inclino por no aceptarlo, ya que no he hecho nada de extraordinario para merecer ese homenaje. H e cumplido solamente coS un deber que en esta ocasión era elemental. L a Comisión de Responsabilidades entiende que el señor M a r c h no puede ser detenido sin concesión de suplicatorio Sé ha sabido que e l S r M a r c h salió de París para venir a España y. se detuvo en San Juan de L u z donde pensaba permanecer unos días. Esto se relacionó con l a noticia circulada de la posibilidad de que fuera decretada de nuevo su prisión por las autoridades gubernativas. A l g o de verdad debía haber en el. rumor, porque ayer se reunió en el Congreso la nueva comisión de Responsabilidades para conocer un oficio que le enviaba la D i rección de Seguridad, preguntándole si debía o no debía cumplimentarse la orden de detención dada contra el Sr. M a r c h por la Comisión que nombró el Parlamento constituyente. Los socialistas, por boca del Sr. Jiménez Asúa, mantuvieron la teoría de que el señor M a r c h debía ser detenido nuevamente, a lo que se opusieron todos los demás vocales, por entender que daba la orden de detención por la Comisión antigua el señor Márch h abía sido elegido diputado posteriormente y admitido por la Cámara, hallándose én pleno ejercicio de su función, rio pudiendo ser detenido de nuevo sino en virtud dé suplicatorio. Así se acordó contestar a la Dirección de Seguridad con el voto en contra de los socialistas. Manifestaciones del señor A l b a A l terminar la sesión de la Cámara el presidente, Sr. Alba, dijo que én la sesión dé hoy se discutirá la interpelación sobre los sucesos escolares, aplazada ayer por la extensión que tomó el debate acerca de laá Comisiones gestoras. Asistirán los ministros de Instrucción. Pública. y Gobernación. Seguidamente serán apoyadas una proposición de ley d é t S r Sálazar Alonso, estableciendo bases, para el Estatuto de Funcionarios de la Administración Local, y otra, del Sr. F e r nández Ladreda, sobre adquisición de El Re tabla del. Mar. Agregó el Sr. Alba que se reanudará lá discusión del dictamen sobre el proyecto de ley de. Intensificación de Cultivos en E x t r e madura. Terminará su voto particular el señor Martínez Hervás y empezará -a defen- der el suyo el Sr. Rodríguez Jurado. Cori; esto quedará terminada la discusión de la! totalidad. E l texto del proyecto de ley de amnistía para Jos señores C a l v o S o t e l o y Benjumea S e pedirá al Parlamento que arbitre un medio constitucional piara esclarecer la voluntad de Álava en relación con el Estatuto vasco E l pleito político provocado por l a actitud de numerosos Ayuntamientos alaveses, que no quieren figurar en el Estatuto vasco, fué examinado ayer de nuevo en el seno de lá comisión Ce Estatutos. E l proyecto de amnistía leído ayer en la Cámara oor el ministro de Justicia, dice así A las Cortes. Dentro del vigente régimen constitucional, todos los Poderes emanan del pueblo, y a éste corresponde la funTeléfonos de A B C en Sevilla ción legislativa que ejerce por medio de las Cortes. Dirección 3 a 188 L a forma más clara de exponer la v o h r Redacción 32.679 tad del pueblo es el sufragio. Cuanto de él emane, ha de merecer el general respeto. Administración 32.689 P o r eso, cuando una elección sin defecto, Oficina: C a l i M u ñ o z O l i v é (antigua coloca a un ciudadano en condiciones dé ser de Lombardos) 23.5 4 diputado, al Gobierno corresponde procurar i
 // Cambio Nodo4-Sevilla