Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC EN EL VATICANO Las glorias y E n el último mes del a ñ o transcurrido se celebraron dos acontecimientos: uno de carácter religioso, la i canonización de la beata Bernarda Soubirous de Lourdes, otro de carácter científico, Ta inauguración del. nuevo año en la Accademia delle Sciensc c nnozn los triunfos del Año Sanio. Lincci, revestida de mayor solemnidad por haber tenido lugar en la nueva aula que, gracias a la munificencia de Pío X I se ha cons- truído a un costado de! palacete de P í o I V De esta nueva aula, bastante capaz para los actos de la Academia, hemos hecho ya una especial descripción y no hemos de volve sobre el mismo tema. E l número enorme de peregrinos que t o m ó parte en las ceremonias de la canonización de la doncella de Lourdes, entre los que estaba ampliamente representada España, evocó otros espectáculos a que habíamos asistido durante el A ñ o Santo, pero cada episodio de este año i n comparable tiene su propia emoción y su propia belleza. M á s de sesenta mil fieles se aglomeraban en el mayor templo de la cristiandad, entonando al unísono el Tedeum de gracias a Dios por h a b e r dado a ia Iglesia una nueva santa. Y sobre la masa de plo. rantes se alzo la mano bendi c e n t e de P í o X I el gran P a pa que en su pontificado ha elevado va a los altares a toda una pléyade de santos y de beatos, y por dos v e c e s ha concedido el jubileo para traer al rhiin- do católico, en momentos tan graves, a las dulzuras de la fe y a la necesidad de la oración. -Dos acontecimientos tan diversos, y que, sin embargo, se compaginan admirablemente dentro del cuadro magnífico del jubileo, ya tan rico en otras manifestaciones que llegaron a verdaderas apoteosis. Y a hemos referido ia solemnidad de las ceremonias, que Roma ha presenciado en este período s a n t o, mientras el Pontífice se trasladaba de u n a patriarcal a otra para tomar parte en las funciones religiosas y dar solem nemente la apostólica bendición. Recordamos a h o r a una, hermosa, mañana de mayo, cuando el cort e j o papal pasaba por la nueva vía del Imperio, casi consagrándola, c o m o en siglos. lejanos l a cruz de Cristo bendijo los trofeos y los l á b a r o s del ejército romano después de! triunfo de Saxa Rubra. Y otra m a ñ a n a de ju nio volvemos a vei el mismo cortejo pe? La canonización ¡3 Bernarda Soub 4 r t Desfile de la yrí? diosa comitiva
 // Cambio Nodo4-Sevilla