Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 6 D E F E B R E R O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 26. encontrábamos el día de las elecciones. Y o sostuve que el partido agrario debía acatar con lealtad a l a República, que debía apoyar decididamente en el Parlamento al Gobierno actual y añadía que en el ca so de que lo exigieren los altos intereses nacionales se podía aceptar la gobernación directa en el Poder. Estudia la situación actual, que califica de crítica y dificultosa, señalando como uno de los mayores males la frondosidad burocrática, y al analizar la reforma agraria dijo que fracasó por el espíritu socialista que la informa. Sostuvo que una restauración no sería ahora, posible, porque nos llevaría a una guerra civil. Más conveniente, pues, es apoyar a los Gobiernos republicanos de centro derecha. H a fracasado la política republicana de izquierdas y tenemos el deber de esperar a ver s i es posible que se consolide el régimen de una República conservadora para que no se pueda achacar a las derechas el fracaso de los republicanos. Habla de la situación parlamentaria y expresa sus temores de que estas Cortes fracasen en su labor legislativa. S i esos veintiséis diputados agrarios se incorporan a la República, -no conseguirán nada efectivo, porque su número no varía la composición de las fuerzas políticas de l a Cámara y podrán caer envueltos en el fracaso. E n cambio, permaneciendo al margen los agrarios y las fuerzas de derecha pueden ser l a única esperanza paca salvar el régimen, evitando que venga una dictadura de izquierdas o de derechas. (Aplausos. M i posición es l a de acatamiento leal al régimen y colaboración parlamentaria con el Gobierno en todas las leyes de sentido derechista. E l Sr. Martínez de Velasco- -dice- -ofreció al Parlamento eso mismo y M a r tínez Barrios pidió que las derechas actuasen en la República. N o había, pues, necesidad de ofrecer más. (Aplausos. Sigo en m i puesto de agrario. S i otros han avanzado ellos son los que se separan. Y o estoy donde estaba el día de las elecciones, sin rectificar mi conducta. E l partido agrario que se ha creado no es el que yo he soñado. Y o aspiraba a que fuese una asociación superior a todos los partidos y a que no hubiera Gobierno alguno que pudiera prescindir de su concurso parlamentario. Terminó diciendo que en todo momento se someterá a l a voluntad de sus electores. Fué muy aplaudido. E n nombre de sus electores, D Manuel Diez Quijada agradeció la atención del señor Calderón y propuso un voto de confianza, que fué aprobado por unanimidad. Por la mañana, en el Cine Alcázar, tuvo lugar una asamblea, a l a que concurrieron representaciones de todos los Municipios de la provincia y de distintas poblaciones de la región, así como del resto de España. Con tal motivo vino de Madrid el diputado a Cortes D Rafael Sala zar Alonso, que presidió, en unión del gobernador civil de l a provincia, D L u i s Armiñán, y de varios miembros de la Asociación. Hicieron uso de la palabra los señores V i l l a y Ruiz de Bustamaute, el secretario del Ayuntamiento de Montilla, el Sr. Salazar Alonso, gobernador civil y alcalde interino, Sr. Garrido. Todos ensalzaron la labor de los funcionarios municipales y abogaron por las mejoras justísimas que deben concedérseles. Quedó reelegido para l a directiva el señor Villa. Luego se celebró uti banquete, en el que hablaron los Sres V i l l a Gógolas, el gobernador civil y el Sr. Salazar Alonso, expresando su deseo de que el Municipio reconquiste todas sus prerrogativas. Los oradores fueron muy aplaudidos. E n provincias E l diputado S r Calderón e x p l i ca su separacióa de la minoría agraria Patencia 5, 11 mañana. E n el Cinema E s paña se celebró ayer un acto en el que el d i putado D Abilio Calderón dio cuenta a sus electores de su resolución de separarse de l a minoría agraria, por haber- aceptado ésta el régimen republicano. El local estaba materialmente atestado de público, en el que predominaban representantes de los pueblos agrícolas. E l S r Calderón comenzó haciendo un ¡breve resumen de su actitud durante l a D i c tadura y durante el Gobierno del general ÍBerenguer, del que permaneció alejado. Resalta el advenimiento del régimen actual, d i ciendo que éste llegó por unas elecciones administrativas, por las que los pueblos eligieron a los monárquicos y las ciudades a los republicanos. E l Gobierno de aquel entonces creyó que ¡se había retirado l a confianza al que era ¡Rey, y aconsejó a éste l a entrega del régimen ¡sin condiciones. Y o no juzgo el hecho. L a Historia lo juzgará, pero sí he de hacer notar que aquel traspaso se hizo entregando el régimen sin condiciones, no a los republicanos, sino también a íos socialistas, quienes recientemente han confirmado que no son republicanos. Hace historia de los primeros momentos de l a República y de la política sectaria que le siguió por el Gobierno azañista desintegrando a España con el Estatuto de Cataluña, el cual ha tenido resultados tan perniciosos, que han llevado a l a ruina a aquella hermosa región, en l a que se cometen tales accesos contra el españolismo: en ocasión del entierro del presidente de l a Generalidad, los representantes del Gobierno español han tenido que soportar l a presencia de l a bandera con la estrella solitaria, sonrojo por que pasamos los castellanos que ven ultrajada la unidad nacional y toda nuestra Historia. A h o r a tenemos otro Estatuto, el de las Vascongadas, tan separatista como el catalán, y se nos anuncian otros, todo como consecuencia del pacto de San Sebastián. Después de aludir a cómo se hicieron las ultimas elecciones elogió al Sr. Lerroux, a quien se debe l a convocatoria de aquéllas, que fueron sincerísimas Se refiere a los trabajos del Comité de Enlace del que formó parte y estimando que l a hora exigía llevar elementos derechistas al Parlamento y no amigos personales no llevó un solo diputado por él propuesto. Se verificaron las elecciones y la minoría agraria que comenzó- -según informes del ministro de la Gobernación- -con ochenta diputados ha quedado reducida a veintiséis. Esto es debido a una falta de organización de las grandes fuerzas difusas que representaban al país agricultor y que sirvieron de denominador común para los de Renovación Española, tradicionalistas y otros elementos. P o r esta razón l a minoría pensó en organizar un partido genuinamente agrario que debiera ser el menos político de los partidos, dando la preferencia a las cuestiones económicas y estando dispuesto a apoyar a los Gobiernos que se comprometieran a aceptar las demandas de los agricultores. Dice que formó parte de la ponencia de programa, que el Partido A g r a r i o E s pañol ha publicado y él redactó parte por lo que lo acepta, exceptuando el punto de aceptación de la. Reública. Fuimos invitados a altas horas de la noche a una reunión en la que se nos presentó como, premisa si el nuevo partido debía ingresar en l a República o quedar en l a misma situación en gue nos M i t i n fascista en Cáceres Cáceres 5, 11 mañana. Con una gran ex pectación se celebró ayer un acto de afirmación de las doctrinas de Falange Española, organizado por el comité de mando de esta provincia. Ocupaban l a presidencia el jefe provincial, D Alfonso Bardaji Buitrago, que tenía a derecha e izquierda a los señores Ruiz de A l d a y D José Antonio P r i m o de Rivera. E l presidente, Sr. Bardaji, dijo que comenzaba el acto con l a lectura de los nombres de los que ya han sacrificado su vida poí el ideal de Falange Española. Teminada la lectura de esta gloriosa lista, el Sr. Bardaji ocupó la tribuna, para hacer un brillante discurso, en el que presentó a los oradores. E n él, además, expuso los puntos iniciales y el programa que se ha trazado Falange Española para legrar tina España nueva. E l Sr. Sánchez Mazas comenzó su discurso con un vibrante elogio a Extremadura, anunciando que no vienen a traer una política de Madrid, pues eso es un juego de ios partidos políticos que se vienen sucediendo desde hace siglos, sin que ninguno de esos partidos haya llegado a lo profundo de la Historia nacional sino para destruirla. E l orador, después de otras frases vibran- tes y alentadoras sobre las proezas de lai raza, terminó con el vibrante grito de ¡A r r i ba España. acogido con una formidable; ovación. A l levantarse el Sr. Ruiz de Alda, el- puf blico prorumpió en vivas al glorioso aero- i nauta, calificándole de único superviviente del Plus Ultra. Comenzó diciendo que es hombre de ac ción y no de palabras. Añade que se propone más que hacer un discurso explicar dos conceptos: el primero, que es necesario rehacer esa España, que se encuentra por completó desorganizada; el segundo concepto, va exclusivamente dirigido a los labradores; a esos hombres que sólo y únicamente deben ser labradores y españoles. Y v a dirigido a ellos porque a su costa viven muchas pandillas de caciquiles. Y es necesario terminar con ellas. E s preciso encontrar al labrador en sus Sindicatos, que formados por hombres anejos a su tierra, pondrán todo el sentimiento de los que saben sudar sobre ella. E l teatro en pleno y de pie aplaudió y v i toreó a D José Antonio Primo de R i v e r a no bien éste hizo intención de lenvanta -se. Los aplausos se prolongaron durante varios minutos. E l Sr. Primo de Rivera agradeció el homenaje de cariño y. simpatía que el pueblo de 5 1 Varios actos de la Asociación de Funcionarios M u n i c i p a l e s de Córdoba Córdoba 5, 10 mañana. Ayer se celebraron en esta capital varios actos, organizados por la Asociación de Empleados y Obreros Municipales, que revistieron gran importancia. BOCA, GARGANTA. TOSES
 // Cambio Nodo4-Sevilla