Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 7 O E F E B R E R O D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 17 V de Clemenceau y dirigirse por l a avenida de los Campos Elíseos hacia la plaza de la Concordia, mostrando sus condecoraciones. Las juventudes patrióticas habían convocado a sus adheridos para las seis en los alrededores del Hotel de V i l l e y én las inmediaciones de la Cámara, en donde debían coincidir con las agrupaciones de la Acción Francesa. L a Federación de Contribuyentes había invitado a sus afiliados a adherirse a todos los movimientos que surgieran. Los grupos de estudiantes habían sido convocados a las ocho en el boulevard San Miguel. E l Comité de las Cruces de Fuego había mantenido secreto el lugar de su. reunión. Por otra parte la L i g a de los Patriotas había extendido convocatoria para que sus adherentes salieran a la calle. E l Gobierno, por su parte, además de la fuerza de la Policía, de Guardia móvil, regimientos de Guardia Republicana a pie y a caballo, regimiento de Bomberos, había acuartelado las tropas de la guarnición. A estos efectivos h abia añadido otros procedentes de las unidades de Cuerpos vecinos, que fueron trasladados a P a r í s E l ministro de la Guerra, Paul Bohcour, recibió a los coroneles con mando de. la legión de la Guardia Republicana y de la primera legión de la Guardia Republicana móvil. Se trataba ante todo de una protección especial en el exterior y en el interior de la Cámara de Diputados. A l comienzo de la tarde del lunes vióse pasar por cierta calle, de la orilla izquierda tropas de fuera de París, -que sé dirigían a determinados cuarteles. Los sbaix, la Caballería motorizada de Saint Germain, los tiradores senegaleses, de guarnición en Fontairiebleaü; fueron traídos como tropas de refuerzo. Se movilizó igualmente un material de combate; por el boulevard de Sebastopol pasó una sección de ametralladoras. Diversos carros de asalto estaban dispuestos a entrar en acción; También estaban dispuestos varios camiones cargados de bombas lacrimógenas. Las tropas de choque estaban constituidas, como hemos indicado, por. los guardias municipales a caballo, los guardias móviles y los guardias de la Paz, en total 14.000 hombres. Se decretó la neutralización de. ciertas zonas, entre ellas la plaza én donde está enclavado el ministerio del Interior, los a l rededores del Elíseo, los alrededores de la Cámara, los de la- plaza- del Hotel de V i l l e y l a zona de la plaza de la Opera. L a P o licía ordenó también retirar las verjas de los árboles, en el Boulevard, Palacio y plaza del Chatelet. E n los grandes boulevares, las verjas, arrancadas por los manifestantes de hace varios días, no habían, sido reemplazdas; en todos estos trayectos, los gerentes de los cafés y restaurantes retiraron los servicos de la terraza. Las bocas del Metro i n mediatas a la C á m a r a fueron cerradas. O t r a decisión importante adoptó el Gobierno: todos los vuelos de perfeccionamiento y de placer. fueron prohibidos ayer en todos los aeródromos de la región parisiense. S i n embargo, el servicio de lineas comerciales aéreas no interrumpió su servicio. i Q u é decir de la sesión de la C á m a r a? Apenas se oyeron discursos. Todos los diputados gritaron y gesticularon a un tiempo. T r a t ó exclusivamente el debate de una cuestión de procedimiento. Bien que la violencia impidiera oir la lectura que de l a declaración misisterial hizo Daladier. L a sesión fué cortada por numerosas suspensiones, las cuales motivaron la nerviosidad de la Cámara, y por dos escrutinios públicos reclamados por la oposición. Es uso que cuando un Gobierno nuevo LEA USTED se presenta ante la Cámara acepte l a dís- -i cusión inmediata de las interpelaciones que conciernan a su composición y a su política; general. E l Sr. Daladier se avino a l a tradición pero pretendió, para terminar pronto, selec- donar cuatro entre ellas. las dé I b á r n e g a r á y Franklin Bouillon, Dommange y la del c o- rriunista Thóréz. echándose sobre ellos la muchedumbre, que los desarmó y maltrató, no pudiendo acudir en su socorro los demás agentes. S e levanta una barricada y se incendian dos autobuses L o s coches particulares y escasos taxis que circulaban, fueron invitados a retirarse, y como algunos de los conductores se resistiesen a ello, fueron obligados a abandonar los coches, que incendió la muchedumbre L o mismo ocurrió con los dos autobuses, cuyos conductores se negaron a retirarse y que han quedado completamente destruidos por las llamas. -En la plaza de l a Concordia, entrada ya la noche, se organizó un ataque en toda regla, contra las fuerzas de Policía, siendo los agentes cercados por los revoltosos, viéndose obligados a defenderse a tiro limpio. Otros grupos, después de tener un encuentro con l a Policía en los boulevares, entre la plaza de l a Opería y l a de la Magdalena, en el que l a Policía fué realmente desbordada, los revoltosos desembocaron en l a calle R o ya! y se dirigieron a l a plaza de l a Concordia. Fuerzas de Policía salieron a su encuentro, y los revoltosos trataron de hacerles frente tras una barricada levantada con restos de coches y árboles, pues el arbolado de los Campos Elíseos, entre l a plaza de l a Concordia y el Gran Palais, ha quedado destruido, así como los jardines que había en los Campos Elíseos, a la entrada de l a plaza. N u m e r o s o s muertos y h e r i d o s L o s revoltosos de la plaza de l a Concordia llegaron a l a r u é del Faubourg, Saint H o n o r é para sumarse a los manifestantes que había en l a calle de Rívoli, L a C á m a r a de Diputados había sido cerrada a primera hora, y fuertes destacamentos de Policía la defendían contra los i n tentos de asalto. Las bajas a consecuencia de los sucesos hasta las nueve de l a noche, se dice que son dé quince muertos, entre ellos, cuatro agentes fle la autoridad. Los heridos son innumerables, y entre ellos hay algunos graves, habiendo sido hospitalizados en diversos Centros. G r a n d e s daños materiales. A l m a cenes saqueados P a r í s 7, 3 madrugada. Los daños materiales a consecuencia de los desórdenes dé la jornada se cifran- en unos tres millones; de francos. Los perturbadores han i n cendiado, según los informes oficiales, 57; automóviles, 10 autobuses y tranvías y 40 quioscos de periódicos Algunos almacenes de comestibles fueron saqueados. A la una y veinte de l a madru- gádá, los veteranos dicen que r e a n u d a r á n sus manifestaciones hoy, miércoles, por l a noche. Él ministerio, del Interior ha ordenado reforzar la guardia del Elíseo. L a Policía calcula que en total hubo eri la capital unos 70.000, manifestantes, de los cuales, en los alrededores, de l a plaza de la Concordia, participaron 30.000. É n la calle d é Arras, 200 manifestantes, que grita- bán ¡Los diputados son ladrones H füéroh dispersados por la Poj ¿cía E l Sr, Daládiér conferenció en Palacio con él Presidente, Sr. Lebrun. a la una y quince, suponiéndose qué existe la posibilidad de que sé declare el estado de sitio y la vigencia de la. ley Marcial, si continuarán los. desórdenes. Varias ambulancias se dedicaron a recoger heridos, improvisándose puestos de socorro, y así, en un- restaurante, varios c i r u janos atendían á los heridos. -United Press. M a n i f e s t a c i o n e s en varias dades ciu- P a r í s 6, 11 noche. Según noticias recibidas de los departamentos, manifestaciones análogas a 4 as de París y. organizadas por grupos de. la. extrema, derecha y de la extrema izquierda y ex combatientes, sé han registrado en diferentes poblaciones, especialmente en Lyón, Rouen y L i l l e E n los hospitales. D i p u t a d o s heridos -P a r í s 7, 1 madrugada. E n el Hospital Beaujon, que es donde han ingresado l a mayor parte de los heridos, dicen que, a las once y treinta de la noche, habían ingresado m á s de 150 heridos, l a mayor parte por disparos de revólver. E n los demás hospitales de P a r í s especialmente en el de la C a r i dad, hay también numerosos heridos, algunos de los cuales se hallan en estado grave. E n los boulevares, a las once y treinta de l a noche, los guardianes de a caballo y los agentes fueron silbados e insultados por un numeroso grupo de manifestantes. Con este motivo, la Guardia cargó y resultaron algunos heridos. Los incidentes siguen, y parece que no han terminado todavía, en l a plaza de l a Concordia y en el Qua D Orsay. E l diputado por el departamento del Sena Juan Goy ha recibido un golpe de porra, en el Faubourg Saint- Hoñoré, cuando desfilaba al frente de una delegación de ex combatientes, dirigiéndose al Elíseo. P a r í s 7, 3 madrugada. Las diversas columnas de manifestantes se organizaron a s í Gran Palacio y avenida de Víctor M a nuel I I I L a salida del cortejo estaba prefijada a las ocho y treinta. L o s antiguos combatientes debían desfilar. ante l a esjatua EL TRIBUNAL RANTÍAS DE GA- La sesión de ayer Madrid. Sé reunió, a las once de! a mañana, bajo la présidéfacia del Sr. Albornoz. Leída y aprobada el acta, el Sr. Pradera pidió aclaración sobre la misma, por entender que lo aprobado en el día anterior resp e c t ó l a la presentación de. enmiendas fué que éstas se formulasen para e l comienzo de la sesión y en el acta constaba que habían de presentarse con veinticuatro horas de antelación. Después de unas palabras de los señores Silió y Beceña quedó determinado que, las- enmiendas deberían. presentarse dentro del día anterior a l a discusión a que se refieren, pero no con la antelación de veinticuatro horas. Se puso, a discusión el proyecto dé R e glamento para que. los señores vocales consumiesen los tres turnos en pro y tres en contra acordados. Intervinieron los señores Pradera, Beceña, Pedregal, Martín Alvarez, Traviesas- y Gasset. v tras resumir el debate el presidente del Tribuna! se acordó aceptar 1 mi pro 1 puesta, del Sr. Beceña, que consiste en i n corporar al Reglamento de régimen interior todo lo aceptable del de Gobkrrio, formando así S? Í 2 E 8 bosy r BLAMCO Y NEGRO