Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 8 D E FEBRERO D E 1934. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 27. En caoroío los socialistas se declaran repu- i blicanos y se muestran enemigos de la. República y de España. (Aplausos de agrarios y populares. E n vuestras manos está que realicemos nuestro programa dentro del régimen, permitiendo nuestro acceso al Poder en el momento adecuado para servir al régimen y a España. (Nuevos aplausos. Si nos cerráis el camino como tales derechas la responsabilidad no sería nuestra. Si fuéramos nosotros a traer la lista de agravios, como el Sr. Prieto, para justificar una obra revolucionaria, no nos faltarían. Pero hemos de decir que no hemos de apoyar una política de abusos en el orden social. Si se cometen en nuestras filas arrojaremos ¿e ellas a los causantes. (Aplausos de los populares. Los socialistas han visto su fracaso por haber hecho una serie de leyes sociales basadas en el odio y han provocado con su conducta el paro forzoso y el hambre. ¿Por qué no hicisteis la revolución desde ¡él Poder, cuando el Sr. Azaña era un dócil instrumento vuestro? Votaremos con toda lealtad la proposición; deseamos que la vida del Gobierno sea larga y fecunda y que sea sucedido por una política que continúe la actual. Nuestro momento ha de llegar y no habremos de encontrar obstáculos. Si éstos se interponen para desviar una política de derechas, la responsabilidad de nuestro proceder no será nuestra. (Se prorrogan las horas de sesión. E l señor M a u r a (D M no v o tará la proposición de confianza E l Sr. M A U R A (D Miguel) dice que han quedado esclarecidas muchas cosas, pero falta una. E l Gobierno que se sienta ahí, ¿tiene autoridad bastante para hacer frente a lo que se anuncia desdé allí? (Rumores. No nos engañemos. A última hora ha surgido una cuestión que demuestra que no todo el Gobierno se sienta ahí con autoridad. Lo que tanto se anuncia no puede ser cosa baladí para mí, como español y como republicano. Un régimen popular no puede tener enfrente a toda la masa obrera. Rumores. Una política popular y democrática no 2 uede, vivir si tiene enfrente a él todo lo que hay en España de organizaciones obreras. (Voces: Todo, no. E l Sr. M A U R A No es cosa baladí que esas grandes organizaciones obreras se pongan en abierta lucha contra el régimen. Se dirige a los socialistas y les pregunta si se dan cuenta de lo que representa ese frente único que se quiere abrir frente a toda España. Busca el arreglo de la situación presente. Hay que examinar si el Gobierno tiene toda la autoridad moral y materia! para hacer frente a esa situación. Todos los datos expuestos por el Sr. Prieto no justifican, ni mucho menos, que llevéis a las masas fuera de la legalidad, aunque es de sospechar que son éíias las que os arrastran a vosotros. Si llegarais a eso seríais las primeras víctimas de la revolución. L a reacción de España no se haría esperar y en ella seríais exterminados. Renunciad a esos proyectos; no os dejéis arrastrar y decid a las masas que para ese intento descaoellado no cuenten con vosotros. Tiene la certeza de que en el Gobierno no hav un ápice de discrepancia. Pero es preciso demostrar que el Gobierno es totalmente solidario en sus actos; pero se da el caso de que precisamente el ministro de la Gobernación es el que merece los reproches de la minoría popular agraria, y tí voto de confianza parece dirigido alípre -i, sidente del Consejo y no al Sr. Martínez Barrios. Cree conocer perfectamente el criterio del Sr. Gil Robles, porque sigue la lectura del periódico afecto a su partido, y espera una aclaración del Sr. Martínez Barrios para saber si vota o no la proposición de confianza, porque este Gobierno en el momento actual no se la inspira. Ultimas palabras del señor M a r tínez Barrios E l ministro de la GOBERNACIÓN dice que no hay tal contradicción con el señor Lerroux, ya que éste ha ratificado todas las palabras del orador. E l problema del Gobierno y el mío íntimo es el de gobernar con plena dignidad, sin lucha con las ideas ajenas. E l numen de mi propia inspiración no lo busco más que en mi doctrina y en mi convicción. La base de las coincidencias conmigo han de ser la declaración de que no se ha de atentar contra la República. A todo rebelde, sea el que sea, se le aplicará la ley. Esta es la condición inexcusable de todo gobernante. Cuando hubo mayores masas que trataron de asaltar el Poder fueron contenidas con la ley y con la coacción del Poder público. Contestará oportunamente a imputaciones injustas hechas por el Sr. Prieto. A l Sr. Prieto dice que con el mismo sombrío ardimiento con que procuró en. momentos pasados someter a la ley a los rebeldes procederá el orador cuando el caso llegue, si llegara, con el dolor de tener que actuar así, pero seguro de que cumple con su deber. (Aprobación. E! v o t o de confianza Es votada nominalmente la proposición de confianza al Gobierno y aprobada por 2 3 5 votos contra 54. Con los socialistas vetaron la Esquerra, el Sr. Maura, Acción Republicana y radicales- socialistas. Y se levanta la sesión a las diez menos diez. ATJTOCARS Y CAMIONES Acotaciones de un oyente Si tú no eres político, lector, lo que se llama un político no entenderás nada de; lo que se habló ayer en la Cámara. Si tü! eres sencillamente un hombre de buen sen- tido, que aspiras a que te dejen vivir de tu esfuerzo, lo que unos y otros vociferaron en; la aparatosa sesión, carecerá de sentido. I Tu situación es la de uno de esos indivi dúos que corre a contramarcha por la plataforma de la risa de las ferias de verano. Trabajas mucho y ganas poco. Tienes una seguridad personal, tan escasamente garan- j fizada, como si en vez de vivir en una vieja; nación europea, te hubiese llevado tu capri- j cho a atravesar el Senegal. L a inquietud de! continuas amenazas cohibe todos tus estí- mulos. Si eres un joven que prepara su vida, i la Universidad no te ofrece más que ven- tanas y tejados para disparar, en ciertas condiciones favorables, sobre los agentes de la autoridad. Si eres un hombre maduro que esperas recoger el fruto de tu labor, te en- cuentras con que el dinero se ha retraído como los cuernos de un caracol y se te es capan las pocas comodidades de la vida, que! ya habías creído ganar a fuerza de sacrifi- j dos. Si eres un hombre de negocios, la pers- ¡pectiva de desmanes, anunciados con la mis- l ma publicidad que las funciones de cine, té retraerán. Si manejas un comercio, más! pronto te visitarán los atracadores que los! clientes. Todo falla. Vas a dar una conferen cia contra el sinspmbrerismo y se lanzan convocatorias para romperte la cabeza. Vas! a un banquetej y los camareros deciden no! servirte, porque no piensan como tú. A l lado! de esto observas que el, egoísmo de los ricos no ha escarmentado y lloras sobre sucesos Jan tristes como ese del arrapiezo que se suh ckla, porque su único pantaloncito nueyo ha sido empeñado para transformarlo en pan. Tú piensas: Todo esto está mal regido; j me siento indefenso, ingobernado! solo; en- tregado a la anarquía. Pero un Congreso de Diputados no tiene concepciones tan sim- ¡plistas. Tú verás todo lo que se ha dicho a propósito de tan graves asuntos en la sesión; de ayer. 1 Representante: ARTURO Sí A M A S BVWUVA EMPRESA D E AUTOMÓVILES Servicio diario de viajeros Desde Sevilla a Arahal, Marchena, Puebla de Cazalla, Osuna, Aguadulce, Estepa, Herrera, Puente Genil, Lucena y Cabra, con salida de Sevilla a las 7,30 de la mañana. Desde Sevilla a Arahal, Marchena, Puebla de Cazalla y Osuna, con salida de Sevilla a las dos de la tarde. Desde Sevilla a Arahal, Puebla de Cazalla, Osuna, Aguadulce y Estepa, con salida de Sevilla a las cinco de la tarde. Desde Sevilla a Arahal, Paradas, Marchena y Puebla de Cazalla, con salida de Sevilla a las 5,30 de la tarde. Oficina y parada en Sevilla, Avenida de la Libertad, 70 (Puerta de Jerez) teléfono 25989. HAFAEL DÍAZ P A Z Para suscribirse a A B C llame usted al teléfono de la Administración, número 32.689, d e diez de a mañana a o c h o d e Ja n o c h e Un ministro, el de la Gobernación, aseguró algo que te conmoverá. Dijo que todos! los que forman el Gobierno están poseídos! de las mismas ideas. ¿Cuáles? Pues... eso? ideas políticas... Que las palabras, subversivas no brotan de un sector, sino de varios j: lo cual a ti no te importará, sino cuando! añadan que todos han sido por igual cas- tigados. Que tendrán que pedir medios especiales. para imponer contisgencia a los que! hablan y escriben incitando a la revolución; Y que necesitan que se les dé autoridad. Esto será para ti lo más extraño. Porque ¿a quién puede pedir un Gobierno autoridad, sino así mismo, ni qué mejor manera! puede hallar un Gobierno de tener autoridad, sino ejerciéndola? E l Sr. Martínez Barrios, al que nuestra imparcialidad alabó en otras! ocasiones, por motivos que desconocemos, no acertó ayer a decir nada que fuera suscribible ¡por un mediano sentido común. Luego, el Sr. Lerroux habló mucho tiempo. Dijo esto: Que el Gobierno dejaba de serlo u obraba con independencia moral. Que su primera obligación era restablecer el orden y someter a todos a la ley. Que para hacer frente a la situación había! que saber qué pensaban los imponderables y qué clase de asistencia le dispensaban éstos, y los otros sectores, y que no quería obtener ayudas si tenía que desdibujar su perfil. Y que no desea vivir ni de promesas. ni de misericordias, y que el republicanismo histórico y el liberalismo de toda la vida... Y que la situación no admite espera, y que no es que ellos, los ministros, no hayan sentido 3 a misma alarma que la opinión, pero, gue (para. ¡proceder; -activamente s e r a p r e c i s o 1